La otra NBA: los agentes se cabrean con la extensión de contrato de Lou Williams

- "La otra NBA" es un conjunto de reflexiones, unas más largas, otras más 
cortas, acerca de aspectos influyentes en la liga fuera del ámbito 
puramente deportivo: contratos, negociaciones, agentes, normas, entresijos 
del convenio... un montón de elementos más allá del 
simple juego tienen cabida en este espacio -

Ups, parece que Lou Williams ha cabreado a unas cuantas personas con su extensión de contrato con Los Angeles Clippers. Y no me refiero solo a aquellas franquicias que estaban deseando hacerse con sus servicios antes del trade deadline, no. Me refiero a aquellos que se ganan la vida trabajando para que los jugadores, a su vez, se ganen las suyas: los agentes.

Según revela Brian Windhorst en el último podcast de Zach Lowe, la extensión de contrato de Lou ha sentado tan mal al gremio de los agentes que, en palabras textuales, están “cabreados”. Y lo están porque esta negociación ha marcado lo que va a ser el tono del próximo mercado de agentes libres: una sangría para los jugadores en comparación con los pasados tres años.

El verano pasado ya vimos cómo el límite salarial se quedó bastante por debajo de las proyecciones iniciales, y para el próximo mes de julio apenas se proyecta una subida de un par de millones. En ESPN ya le han dedicado dos detallados artículos a este asunto: uno el año pasado con la firma de Tim MacMahon, y otro más reciente con la de Brian Windhorst, asistidos ambos por las cuentas de Bobby Marks. Si en julio de 2017 ya vimos jugadores que no entendieron el cambio del mercado y no comprendían por qué ellos iban a cobrar menos que los agentes libres del año anterior (Nerlens Noel rechazando $70 millones), este año nadie puede decir que no se lo esperaba.

La renovación de Williams es el aviso más claro que han recibido. El próximo ganador al mejor sexto hombre de esta temporada está promediando 23.3 puntos, 5.3 asistencias, un 44% en tiros de campo, un 38% en triples, ha mantenido prácticamente él solo a los Clippers en la lucha por los Playoffs, se ha quedado a las puertas de ser All Star, y solo ha podido sacar una extensión de tres años por $8 millones anuales en la que la mayor parte del tercer año es no garantizado. Lou Williams y su agente Wallace Prather han interpretado las señales y el mensaje es claro: mejor asegurar el dinero que arriesgarnos a lo que pueda pasar en verano.

Williams podría haber aspirado a más. ESPN solo proyecta a siete equipos que esperen que vayan a tener más de $10 millones libres, pero incluso una excepción media de equipos por encima del límite y por debajo del lujo habría sido algo superior a esos $8 millones. No ha importado. Y aunque tarde o temprano iba a llegar este momento, eso es lo que no ha gustado a los agentes: la extensión de contrato de Lou Williams manda un mensaje de pánico al resto de compañeros que habían estado tratando de controlar para que sus clientes mantuvieran la calma.

Cabe esperar que en julio el mercado se convierta en una carrera por ver quién se asegura el dinero antes. En comparación con los años en los que había más espacio salarial y un agente libre podía esperar algo y tantear varias opciones para presionar y un mejor acuerdo, podemos esperar que el espacio salarial vuele en los primeros días y la mayoría se agarren a la primera oferta de contrato decente que les caiga.

Y, a la vista del rumbo de los Clippers y de sus últimos movimientos, también podemos esperar que Lou Williams no siga jugando en Los Angeles dentro de un año, por cierto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.