Del caos de la SEC a la carrera por la American

Empieza la cuenta atrás. Cada partido está bajo la lupa del comité y apenas queda margen de error. La recta final de la temporada regular ha comenzado y mientras algunos, como los Sooners, se desinflan, otros, como los Tar Heels, salen a la palestra. La Southeastern Conference acaparó todo el caos.

Nuevo terremoto en la SEC

No hay quien entienda la Southeastern Conference. Estábamos listos para establecer jerarquías hasta que el sábado rompió con todos los planes. La singularidad de la conferencia también exige métodos singulares, así que vamos a repasar lo ocurrido de forma diferente.

AUBURN. La obra maestra de Bruce Pearl sigue adelante, pero no sin tropiezos. Aunque los Tigers se han consolidado como una de las grandes sensaciones de la temporada, no han sido ajenos a las sorpresas. Una South Carolina en plena caída (arrastraban 6 derrotas consecutivas) sacó a relucir las vergüenzas defensivas de Auburn para protagonizar uno de los upsets de la semana. La lesión de Anfernee McLemore puede marcar un punto de inflexión.

KENTUCKY. Era ganar o ganar, no había margen de error. Tras caer en cuatro partidos consecutivos tenían ante Alabama el mayor examen de la temporada. Y respondieron. El Rupp Arena se volcó con su camada de freshmen y los chicos demostraron tanta madurez como determinación para sacar el partido adelante. Con Gilgeous Alexander y Quade Green juntos en pista, Kentucky engrasó la maquinaria para superar a un rival tan talentoso como imprevisible. La irrupción final de Kevin Knox y la contundencia de PJ  Washington terminaron por reenganchar a los suyos a la parte alta de la tabla.

TENNESSEE. Otra de las grandes historias del curso, y otro de los upsets del Super Saturday. Los Volunteers se atascaron en el feudo de Georgia y dieron alas a un equipo que ya venía de sorprender a Florida. Aunque el Madness puede quedar lejos para los Bulldogs, Mark Fox ha demostrado que a un partido pueden derrotas a cualquiera. Tennessee sigue a dos partidos del liderato de la SEC.

ARKANSAS. Cuando parecía que Texas A&M empezaba a carburar llegaron los Razorbacks para bajarles de la nube. Pese al dominio que empieza a habituar Robert Williams, Arkansas exhibió todo el potencial de su núcleo duro. Daniel Gafford, Daryl Macon y Jaylen Barford son argumentos suficientes para estar en el Gran Baile.

FLORIDA. Cuesta sacar conclusiones positivas con los Gators. Su irregularidad les convierte en un equipo capaz de lo mejor y de lo peor y esta semana ha tocado lo segundo. Sus derrotas ante Georgia y Vanderbilt dejan dudas sobre el recorrido que pueden tener los de Mike White en marzo. Su ataque últimamente no ha estado a la altura.

MISSOURI. La temprana lesión de Michael Porter Jr. les alejó de los focos pero los Tigers se han ganado por meritos propios el estar en la pomada. Si bien cayeron ante LSU, han dejado en la estacada a Kentucky y Texas A&M en las últimas fechas. El gran nivel de Kassius Robertson es uno de las razones.

La Big XII encuentra la vacuna contra el virus Trae Young

West Virginia mostró el camino y parece que el resto de equipos que conforman la Big XII aprendieron la lección y la grabaron con fuego en sus pizarras.

Resultado de imagen de trae young oklahoma texas

Los Sooners no atraviesan su mejor momento de la temporada y los resultados son el mejor espejo para señalar esta mala situación que viven los de Lon Kruger. Son 5 derrotas seguidas las que ha recibido el equipo de Oklahoma y pese a que dos de ellas han sido contra equipos de calibre como WVU o Texas Tech, un equipo con pretensiones de Madness no se puede permitir caer ante una Texas (2 veces) venida  menos y una Iowa State que dista mucho de aquella que tenía a Fred Hoiberg como su inquilino en el banquillo. La tónica de estas derrotas parece siempre la misma, los equipos han decidido utilizar una defensa altamente centrada en anular a Trae Young aprovechando sus desventajas físicas y forzando que un grupo de secundarios aparezca en Oklahoma, sin éxito.  Con un Manek desaparecido y un Kameron McGusty que ha estado entrando y saliendo de la rotación, el aislamiento de Young se ha traducido en derrotas para unos Sooners que necesitarán dar la vuelta a la tortilla si quieren seguir vivos de cara al torneo final.

Han llegado los Tar Heels

Su triunfo ante Duke no fue ningún espejismo. La evolución de North Carolina es una realidad y el vigente campeón está listo para ser uno de los tapados de la ACC. Tras un mes de enero para olvidar (balance de 4-5), los Tar Heels han afianzado su gran estado de forma con una victoria sin contemplaciones en Louisville.

Aunque falten piezas que fueron determinantes en la consecución del título, hay cosas que no cambian, como el dominio del rebote. Roy Williams ha vuelto a hacer de los tableros su santo y seña hasta a convertir a su equipo en el mejor del país en ese apartado (43.3 rechaces por encuentro). Porque sin el rebote tampoco se puede entender su ataque. North Carolina apuesta por alternativas y ritmos altos. Joel Berry sigue a los mandos, Luke Maye ya no es un simple producto de marzo y tanto Kenny Williams como Cam Johnson se han asentado como escuderos de lujo. Ambos aportan puntos y versatilidad, virtud en la que sigue destacando un Theo Pinson comprometido con su rol.

Nadie contaba con ellos y avistándose el torneo ya suman cinco triunfos consecutivos. Pese a que la defensa despierta dudas y la plantilla carece de profundidad, los Tar Heels ya han presentado sus credenciales para hacer ruido.

Los Shockers hacen de la American una batalla a tres bandas

Cuando hablábamos de la racha que llevaban los Bearcats siempre parabamos a hacer un pequeño hincapié en que todavía no habían tenido sus duelos con los Cougars de Houston ni habían vivido la serie de encuentros con los Shockers de Wichita State y esto parece haber hecho mella en los de Mick Cronin.

Resultado de imagen de wichita state cincinnati basketball

Este duelo de titanes venía con unos Shockers lanzados a conseguir una victoria importante dentro de la conferencia y recortar partidos a los Bearcats y a los Cougars, quienes estaban por encima de los de Marshall. Los de Wichita asaltaron el feudo de Ohio con valor, haciendo un juego muy divertido y siguiendo un ritmo acelerado incomodaron a los locales, muestra de ello son los 42 puntos que habían endosado los Shockers al descanso.

Con un gran Landry Shamet, que anotó 19 puntos y un Shaquille Morris trabajador como siempre, los visitantes lograron asaltar una de las canchas más difíciles del país y acabaron con una de las mayores rachas del país, además de haber dado vida a la American.

SYRACUSE ORANGEMEN: Se acerca el Madness y lo que parecía una temporada de transición en Syracuse puede ser una de los cuentos de hadas más bonitos de toda la campaña. Tras una gran semana, los neoyorquinos arrastran un momento de forma óptimo que les volvió a levantar hasta el 7-7 en la ACC consiguiendo una victoria importantísima y de gran calibre contra Miami Hurricanes en Miami. Gracias al nuevo método de selección del comité, esta victoria es muy importante de cara al resumé final de los Orange, que con un buen torneo y alguna victoria más antes de que acabe la temporada les pueda colar en el Madness.

NORTHWESTERN WILDCATS: La que fuera una de las Cenicientas de la temporada pasada se ha convertido en una de las grandes decepciones de este curso. Tras acabar con su maldición, todo indicaba a un nuevo viaje al Gran Baile, pero los Wildcats hace tiempo que dejaron de tener alguna opción. Los de Chris Collins han tocado fondo esta semana, dejándose remontar hasta 27 puntos ante Michigan State. El reflejo de una temporada para el olvido.

 

  • Tony Carr (Penn State): Hace tiempo que dejó de ser un secreto y ahora no hay quien le pueda quitar la condición de estrella. Su liderazgo ha llevado a los Nittany Lions a tener opciones para el Madness, prueba de ello fueron 30 puntos para tumbar a Ohio State y meter a los suyos en la burbuja. Versatilidad, recursos y temple en los minutos finales. Uno de los mejores jugadores de la Big Ten.

 

  • Mikal Bridges (Villanova): Otro caso similar. Bridges ha protagonizado una de las transformaciones más asombrosas del baloncesto universitario hasta convertirse en el eje de uno de los aspirantes más serios al título. Tras las dudas que empezaban a rodear a los Wildcats se echo el equipo a las espaldas para disiparlas todas frente a Xavier con 25 puntos.

Resultado de imagen de tony carr penn state ohio state

  • Trevon Bluiett (Xavier): La derrota ante Villanova no puede esconder la irrupción de uno de los artilleros más prolíficos de la NCAA. Firmó 25 tantos ante su gran rival, pero unos días antes explotó frente a Seton Hall con 37 puntos (8/12 en TC) y 7 rebotes para asegurar el liderato de la Big East. Los Musketeers opositan a tener un seed 1 en el Gran Baile.

 

  • Andy Kennedy (Ole Miss): Hace apenas una semana Ole Miss anunció que el periplo de Andy Kennedy terminaría al final de temporada, pero ha sido el propio técnico quien confirmó hace unos días que no iba a existir tal espera. A través de una carta, Andy Kennedy dejaba el puesto de manera inmediata tras 12 temporadas al cargo de los Runnin Rebels.

Nuestros representantes al otro lado del charco siguen inmersos en el frenesí del final de temporada. En esta ocasión el protagonismo se lo lleva Jaume Sorolla, que ha firmado una de sus mejores semanas en lo que llevamos de curso. A punto estuvo de dar la sorpresa Valparaiso ante Loyola Chicago, gracias en buena parte a los 12 puntos, 5 rebotes y 3 tapones del pívot de Tortosa, actuación que refrendó con 8 puntos y 4 tapones en el triunfo de los Crusaders ante Bradley.

Tampoco ha pasado desapercibido Francis Alonso. Si bien no estuvo acertado en el cómodo triunfo de UNC Greensboro ante The Citadel, volvió a despuntar en las grandes citas. Sus 18 puntos, sin embargo, no pudieron ayudar a que los Spartans se llevaran el triunfo frente a Mercer. Semana más discreta  de Yankuba Sima, que en su partido más destacado registró 3 puntos y 3 rebotes en la visita de TCU a Stillwater. Parecido fue el caso de Joshua Tomaic, que aportó 3 puntos en la victoria de Maryland en la cancha de Rutgers.

Por último, destacar los 3 puntos y 2 rebotes de Andrew Ramírez en el triunfo de Hartford ante Maine, así como una nueva participación de Javier Langarica con George Washington, sumando 2 rebotes en apenas un minuto de juego frente a VCU.

  • Espectacular póster de James Palmer Jr. (Nebraska) ante Maryland

  • Cam Johnson (North Carolina) no se quedó atrás frente a Notre Dame

  • Joe Toye (Vanderbilt) también quiso estampar su firma esta semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.