Los Cavs se lucen en Atlanta en una noche de homenajes

Los Cleveland Cavaliers se llevaron la victoria de la cancha de los Hawks en un partido repleto de anécdotas y homenajes. Primeramente porque el encuentro suponía el primer regreso de Kyle Korver al Philips Center, la que fue su casa durante las últimas cuatro temporadas y media, y la franquicia local quiso dedicarle un emotivo vídeo:

 

Pero no acabaron ahí los momentos para el recuerdo en Atlanta porque la franquicia de Georgia dedicó el tiempo de descanso a rendir homenaje, incluyendo la retirada de su dorsal número 44, al mítico Pete Maravich. Un acto que estuvo conducido por su viuda y su hijo, además de otras dos leyendas de los Hawks cuyos dorsales también cuelgan en lo alto del Philips Arena como Dominique Wilkins y Dikembe Mutombo. Pistol jugó en Atlanta sus primeros cuatro años en la NBA (1970 a 1974), disputando 302 partidos en los que promedió 24,3 puntos y 5,6 asistencias. El inicio de una gran carrera que duraría 10 años en los que fue cinco veces allstar y en una ocasión (1977) máximo anotador de la temporada. El homenaje se trasladó además a la cancha durante todo el partido porque los locales vistieron un uniforme vintage conmemorativo para rendirle tributo.

 

Pero más allá de todos estos actos, Atlanta Hawks disputaban un importante partido ante los incontestables líderes del Este. Unos Cleveland Cavaliers que volvieron a dar muestra de su superioridad actual imponiéndose en un partido de tanteo escandaloso, 135-130, a pesar de la exhibición del reserva Tim Hardaway Jr. que se fue hasta los 36 puntos y del buen hacer en la pintura de la pareja Millsap-Howard. Nada de esto pudo frenar sin embargo a los Cavs, que se sobrepusieron a las bajas apoyándose a su estelar pareja LeBron James y Kyrie Irving, quienes se combinaron para aportar la friolera de 81 puntos. El base lideró la anotación 43 puntos, a los que acompañó de 9 asistencias y 3 robos, mientras que LeBron se quedó en 38, a los que sumó 13 rebotes y 8 asistencias. Pero más allá de las apabullantes cifras de sus dos principales estrellas, los Cavs igualaron anoche otro récord colectivo al conseguir anotar 25 triples (en 46 intentos), un récord personal que ya habían alcanzado en los pasados playoffs e igualmente ante los Hawks.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.