Michigan State, Texas Tech y UNC sobreviven a la locura

La NCAA continúa en estado de excepción. A un mes del Selection Sunday el baloncesto universitario no entiende ni de cordura ni de jerarquías, y si no, que se lo digan a Duke, Purdue o Kentucky. Otra semana con las sorpresas como rutina.

Los Tar Heels rompen con el status-quo  Tobacco Road

Siguiendo líneas argumentales muy diferentes en lo que va de campaña, el destino de Tar Heels y Blue Devils se volvía a cruzar una vez más, pero con un toque especial, el récord V-D estaba igualado y lo mismo ocurría con la diferencia de puntos histórica entre ambos equipos.

Para romper esta demostración de constancia y de rivalidad de estas que marcan lo que la NCAA conoce como ”Rivalry Week’‘, los de Roy Williams salieron con una condición de underdogs impropia de un programa de su caché, ensombrecidos por los recruits de Duke, el grupo de Tar Heels estaba decidido a dar un upset. Desde los primeros compases, el encuentro ya prometía dar la intriga propia de un duelo entre estos dos titanes, Duke empezaba muy fuerte y de la mano de Bagley y de un inesperado Bolden, intentaban romper el marcador desde bien temprano, sin embargo, los Tar Heels no se rendirían y bien comandados por su senior, Joel Berry, apagaban las alarmas y se iban solamente 4 abajo al descanso.

Un partido nuevo a 20 minutos fue lo que necesitaron los veteranos de UNC para darle la vuelta al marcador en su derbi, tanto la anotación de Joel Berry como los intangibles del siempre infravalorado Theo Pinson (sin olvidar a Cam Johnson y Kenny Williams) , fueron vitales para que los locales pudieran dar la vuelta a un marcador que se les había mostrado muy adverso en varias ocasiones del encuentro. Con el upset y el liderazgo histórico en el bolsillo, los de Roy Williams consiguen lograr una gran victoria que les impulsará a afrontar con más energía este fin de ACC.

Los Spartans vuelven al ruedo

Romper el equilibrio ofensivo de Purdue es uno de los mayores retos de este curso. Pero la contienda de la Big Ten se libraba en East Lansing y ante unos Spartans dispuestos a recuperar su condición de favorito. Sin embargo, los de Tom Izzo tenían mucho que demostrar.

Empezando por Miles Bridges. Había renunciado a la NBA para encuentros como este y no falló a su cita. Su liderazgo resistió el primer golpe de los Boilermakers y marcó el camino para la remontada. Los visitantes encontraron en Isaac Haas a su principal arma, pero para cuando quisieron buscar alternativas, su rival ya había aislado al gigante en la pintura. Michigan State creció desde atrás y esperó a la salida de los vestuarios para cambiar las tornas.

Aunque Bridges nunca desapareció del mapa, los Spartans exprimieron  detalles que decantarían la balanza. Minimizaron pérdidas (su mayor grieta), exhibieron profundidad con Schilling, Goins y McQuaid desde el banquillo y encomendaron la dirección de juego a Cassius Winston. En un encuentro de posesiones largas y ataques conservadores, el base sobresalió en la distribución  y controló los tiempos.

Aunque a Purdue  le faltaban argumentos ofensivos, se aferraron al partido desde la defensa. Carsen Edwards ofrecía su ayuda a un Haas que respondía a cada acometida local. El resultado fue una igualdad feroz que dejaba el partido listo para bailar sobre el alambre. Era momento de héroes y los Spartans tuvieron el suyo. En una de las posesiones más importantes de  su carrera universitaria, Miles Bridges salió a la palestra y decidió con un triple para el recuerdo. Triunfo, drama y tensión que anticipan un torneo de emociones fuertes.

La regularidad de Texas Tech les deja líderes de la Big XII

En una conferencia tan loca como está siendo la Big 12, la regularidad es lo que más se premia para no bajar de los primeros puestos y desde luego los Red Raiders lo están consiguiendo.

Bien asentados en el TOP 10 de la nación, las 6 victorias que encadenan en Texas Tech saben a gloria debido al extraño estado que atraviesa la misma últimamente, mientras que West Virginia parece estar flojeando en los últimos compases de la campaña y que Kansas sigue concediendo upsets por doquier, en Texas solo piensan en conseguir el seed 1 para el torneo de conferencia.

Todo esto se debe como siempre a una defensa muy ordenada y con pocas grietas que resulta un auténtico quebradero de cabeza para los equipos rivales sumado al buen hacer de un Keenan Evans que poco a poco va consiguiendo el reconocimiento que se merece a nivel nacional. Esta semana pasada  su resumen se basa en dos victorias (ISU y Kansas St) y listos para recibir a Oklahoma y visitar Baylor en estos próximos 7 días.

La PAC 12 no se aclara

La PAC 12 insiste en recordarnos su caos semana tras semana. Esta vez la culpa es de UCLA. Capaces de lo mejor y de lo peor, los Bruins han hecho de su dinamismo un quebradero de cabeza.

Especialmente para Arizona. Parecía el momento idóneo para que los Wildcats consolidaran su liderato, pero acabaron siendo víctimas de Washington primero y de los angelinos después. En lo que parecía una temporada de transición, los Huskies (y sobre todo su entrenador Mike Hopkins) la han convertido en una candidatura al March Madness.

Resultado de imagen de ucla arizona aaron holiday

Tampoco se advertía un gran recorrido a UCLA, pero los de Steve Alford han dado un golpe sobre la mesa. Cuando mas atrapados parecían en la burbuja más rápido han mostrado razones para salir de ella. Su triunfo ante los Trojans no fue ningún espejismo y en el feudo de Arizona exhibieron todo su potencial. No sorprendió la solvencia de Aaron Holiday, posiblemente uno de los bases más infravalorados del país, pero sí la irrupción de un Gyorgy Goloman que hizo el mejor partido de su vida en el mejor momento.

Volvieron las grietas defensivas en los Wildcats y lo pagaron ante el descaro de los Bruins, que pese a sus dos protagonistas, consiguieron que todo su quinteto titular superara las dobles figuras. Argumento de peso para la victoria, al igual que la defensa sobre Ayton. UCLA se cerró en la pintura y apostó por el desacierto rival desde el perímetro. Acertaron.  La inspiración visitante desde la línea de tres hizo el resto.

Mientras Sean Miller busca soluciones para su defensa, Arizona tuvo una oportunidad para redimirse. USC volvió a hacer de saco de boxeo tras su caída frente a UCLA y recibió la ira de los Wildcats. Rawle Alkins se echo el equipo a las espaldas para alejar del peligro la primera posición en la conferencia.

Los Trojans están en caída, Arizona State resurge, Oregon se reengancha a la parte alta y Utah no la pierde de vista.  La PAC 12 va a seguir comprometida con el caos.

GONZAGA BULLDOGS: La derrota ante St. Marys puso todos los focos sobre su rival, pero los Zags han necesitado muy poco para recuperarlos. Aunque la sombra del año pasado es alargada, Gonzaga ha demostrado que tiene argumentos para volver a hacer ruido en marzo. El paso delante de Rai Hachimura ha dado alas a los suyos para conquistar Moraga y volver a lo más alto de la WCC. Mucho tendrán que cambiar las cosas para que no se vuelvan a ver las caras en la final del torneo de conferencia.

KENTUCKY WILDCATS: No es la primera vez que los vemos por estos lares, la cuestión es si

será la última. Por primera vez desde que Calipari está en el banquillo Kentucky ha sufrido tres derrotas consecutivas, dato que profundiza los problemas de un equipo tan joven como inconsistente. Tienen recursos y recorrido para sacar la situación adelante, pero la dificultad del calendario no les acompaña.

  • Rui Hachimura (Gonzaga): El joven japonés de los Bulldogs está teniendo una progresión increíble esta temporada y sus méritos no pueden pasar desapercibidos por ninguno. Esta semana, consiguió uno de sus mejores partidos en lo que va de campaña ante el máximo rival de equipo, St Mary’s, sus 21 puntos son vitales para que, con esta victoria, los Bulldogs aseguren el meterse la WCC en el bolsillo.

Resultado de imagen de shamorie ponds villanova

  • Shamorie Ponds (St John’s): Los Red Storm están empeñados en acabar la temporada a base de upsets y el base neoyorquino está siendo su mayor exponente en tal cruzada. 33 puntos ante Duke, 26 para tumbar a la número 1 del país, Villanova y por último career-high con 44 puntos ante Marquette. 3 victorias seguidas para los Johnnies que se cuentan por exhibiciones de su estrella.

 

  • Miles Bridges (Michigan State): Parece ser que los Spartans podrían alcanzar el número 1 de la nación después de las derrotas sufridas tanto por Virginia como por Villanova esta semana. El momento de forma del alero es brutal, su canasta en el último segundo para tumbar a Purdue es uno de los mejores momentos de la temporada y un broche inmejorable para un partidazo como ese y sus números se están disparando durante esta racha positiva que atraviesan los  chicos de Izzo. Una vez más, el olor de Marzo apremia y los Spartans sacan sus garras para asaltar su conferencia y el torneo final, cuidado con ellos.

  • Así decidió el partido Miles Bridges ante Purdue.

  • Ademas de una de las sensaciones del curso, Daniel Gafford ha dejado una de las secuencias más espectaculares de la temporada.

  • Faltaba menos de un minuto y Bucknell estaba diez abajo. Su remontada es puro baloncesto universitario.

  • Tayler Parsons lo ha vuelto a hacer. Tercer game winner del jugador de Ball State en lo que llevamos de temporada. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.