Especulación, expectativas y realidad: repaso temprano al Draft 2018

Como todos los años cuando Marzo apremia su llegada en nuestros calendarios, la NCAA da sus últimos campanazos y los jugadores comienzan a oir cantos de sirena para presentarse al Draft de la NBA con la esperanza de ser escogido por alguno de los 30 equipos que conforman la liga.

Durante esta época, vemos como múltiples nombres de jugadores van saliendo a la palestra, cada uno con un sobrenombre que responde a unas preguntas nacidas de las propias expectativas que mueven el negocio que ha día de hoy conforman tanto la NCAA como la NBA, acercándolas a la temática actual, encontramos cosas como: ¿Es Trae Young el nuevo Stephen Curry? ¿Tiene Marvin Bagley capacidad de ser la nueva gran estrella de la NBA? ¿Cuánto talento tiene DeAndre Ayton en su haber?

Con la caída libre que están sufriendo los Sooners de Oklahoma, el nombre de Trae Young ocupa aún más portadas de las que se podían ver cuando su equipo se encontraba en la cresta de la ola. Con Young hay un debate interno que tiene encendida a toda la comunidad de la NCAA y de la NBA, sus números son titánicos y  liderar la nación tanto en puntos como asistencias no es tarea fácil (eso no se puede negar) pero esas estadísticas ocultan muchas cosas. Es cierto que la comparación con Curry tiene una base sólida ya que su rango de tiro es sumamente parecido, pero si algo tenía Curry en su etapa en Davidson era la versatilidad de alternar entre dominar el balón y saber convivir sin el esférico naranja en sus manos.

Para mí, las posibilidades de meter a Young en la pugna de ser top 3 del draft a día de hoy me parece una cábala dantesca, su talento es innegable pero su obsesión por dominar el balón, el poco cuidado que tiene para cuidar del mismo(traducido en una cantidad elevada de pérdidas) y la negligencia defensiva que Lon Kruger ha sabido ocultar con el ritmo endiablado de los Sooners forman un conjunto de debilidades muy gordas para ser ignoradas en posiciones tan altas. Por ofrecer otros paralelismos con jugadores de NBA, el corte de Young podría acercarse a un jugador de gran aceptación en la liga como George Hill (si mejora en defensa, claro está).

El mercado de hombres altos es la mejor carta de presentación que posee esta clase de NCAA, el dúo formado por Ayton y Bagley  podrían copar las primeras posiciones del Draft. El dominio de Ayton es una carta de presentación más que válida para asegurar que será el primero en ser llamado por Adam Silver en Junio, con unas cualidades que recuerdan a un joven Kevin Garnett o LaMarcus Aldridge, su versatilidad será bien premiada.

Resultado de imagen de jaren jackson michigan state

Bagley por su parte, es miembro de la escuela de ‘’tweeners’’ fomentada por grandes figuras de culto como Anthony Bennett o su presidente en exclusividad y jugador favorito del pueblo, Michael ‘’B-Easy’’ Beasley. A día de hoy ser un híbrido de las posiciones de frontcourt en la NBA es un obsequio natural bien valorado en las grandes ligas, MBIII tiene un abanico enorme de recursos, ya sea jugando de espaldas o encarando el aro, además de tener un tiro que con trabajo y constancia podría llegar a resultar amenazante, siguiendo el molde de un PF moderno. En otro contexto, estaría bien remarcar como opciones muy arriesgadas tanto a Mo Bamba como a Jaren Jackson haciendo uso de ese término tan utilizado en América, ‘’Boom or Bust’’.

Ambos tienen un talento fuera de serie, pero es innegable que todavía están muy verdes como para considerarlos maduros, aunque Bamba tenga más fácil el poder tener un impacto inmediato por sus capacidades defensivas y físicas, no hay que olvidar a Jackson que quizá sea más versátil.

Por último y para hacer un llamamiento a aquellos olvidados por los grandes focos de gigantes mediáticos como ESPN, la NCAA suele tener mil y un tesoros bien guardados a aquellos seguidores que solo se centren en las principales conferencias, en este pequeño apartado, el primer nombre que quiero sacar a relucir es el de Chandler Hutchinson de Boise State. Aunque la participación de los Broncos en el torneo final a día de hoy, el escolta es uno de los mejores jugadores de la conferencia y del país, donde destaca por su habilidad como playmaker y como anotador, sobretodo con un buen tiro de 3, muy recomendable ver su encuentro ante SDSU donde anotó 44 puntos. Junto a Hutchinson el otro gran secreto de la nación tiene cierto aroma oriental y es nada más y nada menos que Rui Hachimura.

El japonés de los Zags está explotando esta temporada tras tener un buen verano con la selección nipona, su talento anotador y su físico privilegiado son unas credenciales que deberían ser valoradas por cualquier equipo de la lotería sin ser algo para nada descabellado, estamos ante uno de los secretos mejor guardados de toda la nación.

Aunque todavía es pronto para hacer cábalas, el tiempo de torneos apremia en la NCAA y con ello aumentan las especulaciones de cara al gran día, así que os dejo una lista de jugadores que merecen tener un tiempo invertido en sus partidos, aparte de los ya nombrados.

  • Jalen McDaniels (SDSU)
  • Tony Carr (PSU)
  • Keenan Evans (Texas Tech)
  • Jordan Poole (Michigan)
  • Lonnie Walker IV (Miami)
  • Keita Bates-Diop (OSU)
  • Jaylen Hands (UCLA)
  • Grant Williams (Tennessee)
  • De’Anthony Melton (USC)
  • Troy Brown (Oregon)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.