FINAL FOUR 2018: CSKA-REAL MADRID


                            CSKA-REAL MADRID

Resultado de imagen de cska real madrid



El campeón de 2016 contra el de 2015, el líder de la fase regular de esta temporada contar el de la anterior, los dos equipos con más títulos de la historia de la Copa de Europa...no cabe duda que la segunda semifinal de la final four de Belgrado promete emociones fuertes. Probablemente los dos clubes que mejor conjugan peso histórico y pujanza actual, Cska y Real Madrid pueden presumir además de llegar abrazados a un estilo de juego netamente ofensivo. Incrementado este año en el caso de los moscovitas y algo menos exuberante en el de los madridistas. Castigados los de Laso duramente durante el año por las lesiones, el estado físico puede ser uno de los grandes termómetros en una semifinal a la que el Cska llega con dudas sobre el estado físico de Hines y De Colo mientras que el Madrid mira de reojo al estado de recuperación de Llull o a la presencia de Campazzo. Con una plantilla, en lo efectivo, algo más corta que otros años, el Cska ha logrado incrementar en cambio su respuesta física, lo que unido a la madurez en la dirección de Itoudis debería ser un aval para dejar atrás los recurrentes fantasmas mentales de ediciones anteriores. Sostenido durante muchos meses por un Luka Doncic algo saturado en estos momentos, el conjunto de Laso se presenta a su vez con un juego interior que teóricamente debería ser el mejor y más largo de Europa pero que no ha acabado de funcionar al unísono. De su capacidad para aportar, de la  (complicada en cuanto rol) mezcla entre el recuperado Llull y Doncic y de encontrar referencias exteriores dependerá la suerte de un Madrid irregular por momentos pero que supo aferrarse a su núcleo duro en los momentos clave. Del otro lado, el morbo de ver a Sergio Rodríguez ante su ex y ante Llull tras una temporada excelsa y el crecimiento de Higgins aparecen como los asideros de un Cska que de tener a De Colo y a Hines al 100% sería favorito pero que en esta tesitura, recuperados o no, no lo será tanto...aunque quien sabe si eso les conviene. Sea como sea, por estilo, tradición y jugadores lo que si sería una sorpresa es que el partido no fuera espectacular.



Horario: 18 de Mayo 21:00



Precedentes:



Esta temporada: 1-1
En Final four: 2-0 Cska (ambas en partido de consolación)
Historia copa de Europa: 29-17 Cska
Otras competiciones europeas: Inédito



Pese a la larga historia que les contempla, esta será solo la tercera ocasión en la que Real Madrid y Cska se enfrenten en una final four y la primera con algo realmente importante en juego, ya que los dos precedentes anteriores, ambos con triunfos moscovitas, se dieron en el partido por el tercer y cuarto puesto. A cambio, Cska y Real Madrid si saben lo que es enfrentarse en finales de la antigua copa de Europa, llegando a enfrentarse hasta tres veces por el título (1963, 63 y 1969). Las tres están reflejadas en el apartado histórico al principio de esta misma guía. En la actual época “uleb” el balance favorece al Cska por 15 triunfos a 6. Su primer enfrentamiento bajo el paraguas de la actual euroliga data de la 01/02 con sendos triunfos visitantes y grandes actuaciones de la pareja Giricek-Turckan. Este año, ambos se han vuelto a repartir los triunfos y de manera similar con sólidas victorias locales.





                                 CSKA MOSCÚ

Resultado de imagen de nando de colo


Campeón de Europa: 7 (1961, 1963, 1969, 1971, 2006 , 2008 y 2016)
Subcampeón de Europa: 6 (1965, 1970, 1973 , 2007, 09 y 12)
Final four: 17 (1996, 2001, 2003, 2004, 2005, 2006, 2007, 2008,2009 , 2010 ,12 ,13,14 15 , 16 , 17 y 18)
Otros títulos europeos: -
Ligas:53 (24 Urss, 20 Rusia , 8 Vtb y 1 NEBL)
Copas: 8 (3 URSS, 4 Rusia 1 VTB)



ESTA TEMPORADA:



Primera fase: 1º fase regular 24-6
Play-off : 3-1 ante Khimki
Total: 27-7



Fiel a su cita con la final four, 16 de las 18 disputadas este siglo siendo ya el equipo con más presencias, el Cska llega a Belgrado tras ser el mejor equipo de la fase regular y superar, con algunos apuros, al Khimki en los cuartos de final. Pendiente del estado físico de Nando de Colo y Kyle Hines, la gran duda sobre el conjunto moscovita vuelve a estar situada en torno a su capacidad mental para competir en los momentos clave. Si el título de hace dos años parecía despejar la presión, que no las dudas tras la remontada turca, la eliminación del año pasado de nuevo ante el Olympiacos vuelve a poner en tela de juicio la respuesta de un equipo impecable en el día a día pero al que hasta la fecha le ha faltado resolución. Mejor encaminados en lo psicológico, al menos a tenor de las declaraciones previas, la gran duda para el cuadro ruso es la presencia y el estado real de un Nando De Colo que ha vuelto a firmar una temporada maravillosa. Y es que, a poco que el francés llegue medio bien, el Cska puede ver multiplicadas sus opciones de triunfo. Quizás porque se ha normalizado su gran rendimiento o por estar muy bien rodeado, ha pasado un tanto desapercibida una temporada con un r rendimiento y dominio como hacía años que no se veía. Indirectamente, la presencia de Nando ha afectado a jugadores como Westerman (increíble tras su vuelta de la lesión y fatal en la serie ante el Khimki).  Al margen del factor De Colo,la llegada de Clyburn y Hunter ha dado un punto más físico a un Cska que se ha encontrado con un rendimiento notable de ambos, en especial del ex del Darussafaka. Con Cory Higgins subiendo otra vez, su rendimiento hasta el punto de convertirse probablemente en el mejor estadounidense hoy en día en Europa, el otro gran vértice de este Cska lo encarna Sergio Rodríguez. Sin llegar al nivel excelso de las dos últimas temporadas de Teodosic,  el canario no ha andado lejos de ese nivel firmando un año fantástico, gozando de plena libertad y desatando la mejor versión de su juego.. Pero por encima de todo eso (y de la presencia de un Rudd que pudiera ser la sorpresa) quizás el salto de calidad puede llegar desde el banquillo. Con un Itoudis que ha madurado un montón en la dirección de partido, el Cska parece mejor preparado para gestionar los momentos duros de partido. El técnico griego mantiene su buena preparación de partido y su apuesta de juego pero ha dado síntomas de gestionar mejor los problemas y de saber acortar las rotaciones o alargarlas según el momento. En el lado opuesto queda la duda del bloque nacional con Khryapa ya en el ocaso, Fridzon contando poco y Kourbanov teniendo menos protagonismo directo que el año pasado...aunque rindiendo bien. A cambio Antonov está aportando al nivel que había mostrado en el NN,  así que la clave bien pudiera ser el papel de Vorontsevich. Irregular y flojo en muchos momentos de temporada, a cambio ha dejado dos o tres partidos en los que ha sacado a pasear su mano. Ofensivamente a un nivel como pocas veces se ha visto en Europa, con un caudal de generación de juego estable y muy complicado de seguir, el conjunto rojo ha funcionado a tirones en el aspecto defensivo con picos extraordinarios, en especial cuando ha adoptado configuraciones pequeñas. En definitiva, el Cska tiene jugadores, juego y bagaje para ser campeón, de su capacidad para ponerlas en orden, sumar algún efectivo interior y recuperar a De Colo y Hines puede ser la clave para que lo consiga.



                       LOS JUGADORES

Imagen relacionada


Tras un año agridulce en los Sixers y pocas perspectivas de encontrar un proyecto estable en Nba,Sergio Rodríguezestá viviendo en Moscú uno de los mejores momentos de su carrera deportiva. Tentado en verano por distintas ofertas europeas (solo Valencia presentó algo concreto en acb), el base canario acaba firmando por el Cska no solo por el tema económico, jugoso eso si, sino por la promesa de Itoudis de que iba a gozar de libertad total para explotar su juego. Sin miedo al legado dejado por un genio como Teodosic, Sergio ha heredado la libertad de la que gozaba el serbio sin por ello tener que renunciar a nada en su juego. En esa tesitura, el “chacho” ha dibujado una temporada sobresaliente con un tramo final excepcional. Mejorando con el paso de los meses en su relación en pista con De Colo, Rodríguez ha explotado su buen momento físico para lucir en el tiro exterior, dar ritmo al ataque moscovita y explotar su lectura del pick n roll y sus asociaciones con jugadores como Hunter o Antonov. Con libertad para tirar llegando, generandose tras paso atrás o para mezclar ritmos, Sergio alcanza Belgrado además tras un buen año a nivel defensivo para sus posibilidades y sin ninguna duda como uno de los jugadores a seguir. Tras un notable año en Zalgiris, Leo Westermannno ha acabado de cogerle el punto a la dirección del Cska, en parte debido a una lesión que le apartó durante 16 partidos y en parte debido a su estilo pausado en el juego. Más cómodo cuando ha podido coincidir en pista con su compatriota De Cola, el base francés se ha prodigado poco en el tiro pero con una buena selección del mismo. Cerebral y con dotes de mando, si  no le tiembla el pulso su capacidad de dirección pueden dar un contrapunto al Cska. De presencia testimonial hasta la fecha (34 minutos en 6 partidos), parece complicado que Mikhail Kulagin disponga de minutos en Belgrado. Por consolidar físicamente, el pequeño de los Kulagin tiene chispa en el juego y en la Vtb ha evidenciado cierta facilidad ofensiva y asentamiento en su tiro exterior y una mejor predisposición defensiva.



Sin duda alguna buena parte de la atención de la final four va a recaer en el estado físico de Nando De Colo. Mvp hace dos años tanto de la temporada regular como de la final four, el jugador galo parece que llegará a Belgrado pero queda ver en qué condiciones y con qué grado de chispa en el juego para un jugador que en ocasiones anteriores ha necesitado cierto rodaje para ofrecer su mejor versión. Aún más decisivo que en años anteriores, De Colo ha mejorado con el paso de las semanas su sintonía en el juego con Sergio Rodríguez acercándose a la simbiosis que tenía con Milos Teodosic. Segundo máximo anotador y tercer mejor valorado del torneo, los números se quedan cortos para explicar las sensaciones que desprende el jugador francés en la pista, aunando la rara capacidad de ofrecer deleite estético y solidez competitiva. Escolta pero con capacidad y ocasiones para ejercer de base, De Colo vive un idilio con el aro multiplicado por su innata facilidad para acudir a la línea. Parte fundamental de un Cska que ha ahondado en sus fortalezas para ser un equipo acusadamente perimetral, el ex de Cholet significa un soplo de aire fresco entre la rutinaria colección de especialistas que pululan por las canchas europeas. Fiable en el tiro exterior a pies parados, pero sin alma ni capacidad de especialista puro, De Colo ha hecho un arte de lo excepcional con una gama de recursos en la media distancia más propios de otros tiempos. De excelsa lectura del pick n roll y sobresaliente tacto, el escolta francés encuentra vías para anotar en territorios poco explorados en el baloncesto actual. Técnicamente irreprochable, su talla y su buen uso del cuerpo le permiten atacar el aro mostrando a la par fiabilidad y elegancia en sus entradas a canasta. Notable en la visión de juego, capaz de destellos en el pase, De Colo irradia elegancia y clase en su tránsito sobre la pista. Más cuestionable en el aspecto defensivo, tiene piernas, inteligencia y cuerpo para minimizar lo que sin duda dista de ser una de sus fortalezas. Prodigio de aparente sencillez, De Colo destila clase y talento mientras desprende una sensación de falsa lentitud que termina por desbordar a un rival a menudo atónito con la facilidad del escolta galo. Acusando, de nuevo,  la gran temporada del galo, y el paso de Higgins a jugar varios minutos como 2, Vitaly Fridzon sigue sin encontrar acomodo claro en las preferencias de un Itoudis que no siempre ha sido capaz de sacar todo el partido posible al escolta ruso que ha vuelto a perder otro punto más de protagonismo por segundo año consecutivo. Con todo, Fridzon posee capacidad para ejercer de revulsivo ofensivo y no da muestras de desapego por su papel. Notable triplista, Fridzon ha ido ganado repertorio de tiro tanto en la media distancia como en el 6´75 siendo además un buen defensor. Con alguna dificultad para generarse sus tiros, al ex del khimki le falta un punto de sosiego para transformar su buena capacidad de pase en una mayor fuente de generación de juego. De su frialdad y capacidad para seguir rindiendo en rotaciones cortas y exigentes, puede depender su papel en Belgrado, aunque su pobre serie ante el Khimki aún sin De Colo en pista no parece el mejor augurio.



Lejos de la presencia y el reconocimiento de Sony Weems, Cory Higginsllegaba hace dos temporadas a Moscú culminando un trayecto que partía como excelso anotador en la Vtb con el Triumph para acabar de crecer como jugador total a las órdenes de Jure Zdovc el curso siguiente en el Royal Halil turco. Fundamental en el título de 2016, este año no solo ha confirmado su condición de jugador de equipo “grande” sino que ha logrado subir su aportación, especialmente en defensa donde su impacto ha sido tremendo hasta el punto de convertirse en uno de los mejores defensores exteriores de Europa. Serio y concentrado en el juego, Higgins alterna posiciones exteriores saliendo del banquillo y aportando casi al instante. Buen manejador de balón y con instinto para buscar el aro, el ex de Colorado  ha ganado lectura de juego en estático y en la parte final del torneo se ha destapado como generador de juego acumulando a partes iguales balón y acierto. Más anotador que tirador, su buena selección de tiro le permite grandes porcentajes en el triple aunque sigue destacando por su facilidad para sacar tiros cortos por encima de sus pares o buscar el aro. Alero de forma natural, la llegada de Clyburn le ha llevado a tener más minutos como escolta cumpliendo sin mayores problemas y volviendo a hacer gala de una regularidad pasmosa (solo tres partidos por debajo de los 8 puntos). Pese a un ligero bajón en el tramo final de la temporada, puede decirse que la adaptación de Will Clyburnal primer escalón europeo ha sido notable. Tras pasar por Ratiopharm, Holon y Darussafaka, el alero de Detroit ha firmado una primera temporada en el Cska notable. Impagable en campo abierto, su despliegue físico y su presencia en el rebote han elevado el listón de un Cska no pocas veces romo en ese aspecto en el pasado. Muy concentrado en el juego y dando minutos en ocasiones como falso cuatro, su papel en las defensas adelantadas como punta de lanza ha acabado por resultar muy importante ante los riesgos planteados por Itoudis. Irregular tirador por naturaleza, los espacios de los que goza y su mejora en los tiros estáticos o tras bote han evitado que sea penalizado. A poco que recupere la chispa física, debería ser muy importante en la final four.  Algo menos acertado de cara al aro que el curso anterior, Nikita Kurbanovha dado un paso más en su asentamiento en la élite gracias a su capacidad de adaptación al juego de Itoudis aunque paradójicamente ha perdido rol ofensivo por el impacto de Clyburn en el ataque moscovita. Importante en el rebote, su papel como tres titular (33 de sus 34 partidos) se redobla con su gran rendimiento defensivo, llegando incluso en ocasiones a usarse como comodín ante bases o escoltas. Maduro en el juego y mejorado en la visión del mismo, su capacidad para jugar al poste y su amenaza en los tiros abiertos pese a no ser un especialista (preocupante 0/7 en triples en los cuartos de final) hacen que puntualmente pueda sumarse al juego ofensivo de un equipo que, no obstante, le necesita más en la intendencia.



Titular en tan solo nueve partidos durante el curso y con sus peores medias anotadoras de los últimos cuatro años,Andrey Vorontsevich llega a Belgrado con necesidad de reivindicarse tras un año francamente complicado. Algo falto de confianza, sin demasiada continuidad y obligado en ocasiones a oficiar como cinco, el jugador ruso cuenta al menos con el aval de su gran rendimiento en el último partido de la serie ante el Khimki o ante el Fenerbahce en el tramo final de la fase regular. Más irregular que de costumbre en el triple mantiene un interesante 40% pero la mitad de todos sus triples han llegado en tres partidos. Buen pasador, en especial desde el poste alto,  en muchos momentos de la temporada ha dejado la sensación de que su peso real en el juego ha disminuido. Coordinado y con facilidad para el tapón, peca en ocasiones de falta de concentración defensiva pero pasa por ser una de las claves del actual Cska y un engranaje fundamental en la temperatura de un juego interior mucho menos exuberante que el perimetral. De su capacidad para sentirse importante o coger la racha triplista puede depender el equilibrio de los de Itoudis. En el lado contrario de la balanza, Semen Antonovalcanza la cita clave del año en su mejor momento de forma desde que llegó al Cska. Aprovechando el hueco provocado por las lesiones y la irregularidad del propio Vorontsevich, el ex del NN ha ido ganando peso en el juego hasta recordar al de etapas anteriores...en un escenario mucho más complicado. Listo en el poste y con buena visión de juego, a lo largo de su carrera siempre se ha caracterizado por dar su mejor versión en los momentos clave por lo que podría ser uno de los tapados de la final four. De aspecto algo robótico y tosco, se muestra muy eficaz en el triple si dispone de espacio y tiempo de ejecución algo que su buena conexión con un Sergio Rodríguez que tiende a buscarle cada vez se da de forma más habitual. Prácticamente testimonial, Victor Khryapaparece haber entrado definitivamente en el ocaso de su carrera. Poseedor del récord de participaciones en la final four, el ala pivot ruso ha perdido explosividad y con ella la confianza de Itoudis. Con todo, su calidad y su lectura de juego podrían aún reservarle algún espacio.  Protagonista del palmeo que cambió la historia reciente del club, Khryapa aparece ahora con cuentagotas pero sigue dejando destellos de calidad incuestionables. Aun con condiciones para ser importante en defensa y en el rebote, no está fino en el tiro exterior aunque, paradójicamente sí parece con buenas sensaciones en el resto de acciones de cara al aro. Su tranquilidad y la pausa con la que lee el juego le convierten en muchas ocasiones en un segundo base para el equipo. Desde el poste alto Khryapa es capaz de tirar, amenazar y sobre todo crear a través de una excelente visión de juego, una certera (y rápida) capacidad de pase y un excelente uso de las fintas, lo que en un equipo como este Cska en ocasiones tan directo es un plus para momentos clave. Llegado como parche durante las lesiones, Victor Ruddha conseguido prolongar su contrato hasta final de temporada. Imprevisible y con tendencia a coger peso, el estadounidense ha pasado a ser un 3-4 a casi un 4-5. Lejos de encontrar un sitio estable en la rotación de Itoudis, su desparpajo, capacidad para correr la pista o tirar sin demasiados remilgos pueden abrirle la puerta a ser un especialista ofensivo que sirva como revulsivo.



Elegido de nuevo como mejor jugador defensivo del torneo, Kyle Hines es, junto a De Colo, la otra gran duda del Cska de cara a la final four. Doble campeón con Olympiacos  e importante en el título moscovita en Berlín hace dos temporadas, el ex del Brose está viviendo un curso dulce favorecido por el estilo abierto del equipo. Duro en el poste e inteligente en los cambios defensivos, su excelente uso del cuerpo y su depurada técnica de salto le permiten competir en la zona con plenas garantías. Más peligroso en el rebote ofensivo, la capacidad de aguantar los contactos y su buena lectura del pick n´roll son su principal vía ofensiva junto a su facilidad para conducir en ocasiones la transición. Buen taponador y una auténtica roca cuando gana la posición ha dado otro paso más en su mejora en el pase y en la seguridad en tiros cortos frontales. Fundamental en la serie de cuartos ante el Khimki con la baja de Hines, Othello Huntervivirá en Belgrado su tercera final four con otros tantos equipos. Perfectamente adaptado a su rol desde el primer día, Hunter ha destilado actividad, ha sido un martillo pilón en el rebote ofensivo y ha contribuido a mantener el nivel defensivo. Rápido en pista abierta y de buena lectura en el pick n´roll, su buena conexión con Sergio Rodríguez le está permitiendo anotar con cierta continuidad. Muy castigado por las lesiones Pavel Korobkovsolo ha podido disputar cuatro partidos en la presente euroliga aunque de cumplir los plazos previstos, podría reaparecer en la final four. Segundo año ya en el que apenas juega por sus problemas físicos, Korobkov es un jugador muy del gusto de Itoudis y con una mayor facilidad ofensiva de la que aparenta. Procedente del siempre excitante Saratov, Alan Makievapenas ha disputado unos segundos en la presente euroliga ante el Valencia basket en un fugaz paso por el torneo marcado por sus faltas. Lejos del nivel para hacerse un hueco en este Cska, Makiev es no obstante un jugador interesante si dispone de cierto rol.



                        EL ENTRENADOR



Asistente durante casi una década de Zeljko Obradovic, Dimitris Itoudis ya puede presumir de una carrera meteórica como primer espada. Tras vivir hace cinco años su primera experiencia en un Banvit donde por momentos realizó un notable baloncesto, el técnico heleno llega a su cuarta final four habiendo dibujado una trayectoria en el conjunto moscovita efectiva y por momentos brillante. Con una plantilla ligeramente más corta y decantada al exterior, Itoudis dispone de un conjunto hecho a su medida. Notable en la preparación de partidos, exigente y apasionado, el técnico griego sigue teniendo problemas para manejar las rotaciones largas y para mantener la calma en los momentos complicados, aunque este curso se ha mostrado más flexible con las primeras y más maduro en lo segundo. Tendente al barroquismo en sus gestos y decisiones en los tramos finales, los problemas físicos de Hines y De Colo y la mayor definición de la plantilla le simplifican una de las cuestiones. Con una apuesta de juego encomiable y apetecible para el espectador, Itoudis se muestra cómodo jugando con estructuras diferentes según el rival y este año se ha atrevido con más alternativas defensivas.







Resultado de imagen de semen antonov cska



               ATAQUE



NÚMEROS: Máximo anotador del torneo con casi cuatro puntos más de media que el segundo clasificado, el Cska ha firmado esta temporada la cuarta mayor media anotadora de la historia de la actual euroliga.
RITMO Y ESTILO: Sin ser un equipo estrictamente rápido, el Cska se ha vuelto a caracterizar por un alto de partido. Su poco peso en la pintura y la configuración interior facilitan un estilo más basado en los primeros pases que en la transición pura. Donde si destaca por su ritmo ofensivo, es en el ataque estático, donde rara vez descansan y aunque tienden a la simplificación (aclarados para De Colo o generación de Sergio lo hacen siempre intentando no arañar segundos. Salvando las distancias, su facilidad para generar juego y multiplicar opciones ofensivas recuerda a equipos míticos como la Benetton que dirigía D´Antoni en la 2001-02.



DIRECTO: De ser el segundo equipo que más asistencias repartía el curso pasado, el Cska ha pasado a ser el octavo. Por un lado la salida de Teodosic ha minimizado ese aspecto y por otro Itoudis ha dado otro punto más de libertad a los jugadores. Buen uso de los espacios y del pase si, pero mucha mayor capacidad de romper o decidir en el 1x1.



REFERENTES: Tras tener el año pasado en la pareja Nando & Milos al combo más productivo de la historia de la euroliga (35´8 puntos y 11 asistencias por noche) el Cska ha multiplicado este año sus referentes. El francés ha bajado algo sus números ofensivos y Sergio no alcanza a los que ofrecía Teodosic, pero a cambio el nuevo paso adelante de Higgins y la irrupción de Clyburn permiten al Cska tener a cuatro jugadores entre los 12 y los 17 puntos de media.



TIRO EXTERIOR: Un año más vuelve a ser una de las claves del conjunto ruso. Con muchos focos de amenaza, cuatros que basan su juego en el triple y una buena circulación el Cska puede encadenar rachas de tiro letales.



                        DEFENSA:



FÍSICO: Factor a mejorar en años anteriores este curso el Cska ha dado un salto en ese aspecto. Con Hines elegido de nuevo como mejor defensor del año, Hunter ofrece un relevo de garantía, Higgins pasa por ser una lapa en el 1x1 y Clyburn ha dotado de muchas alternativas mientras que Kurbanov aporta tamaño y versatilidad.



ALTERNATIVAS: Otra de las novedades de este Cska, es que ha buscado más alternativas defensivas. Presiones más adelantadas o incluso defensas zonales. En ese sentido, de nuevo conviene resaltar el papel de Clyburn excepcional cuando el Cska apuesta por una defensa de ajustes. Su papel en la cabeza de la zona, llegando a cada rincón sube el termómetro para los de Itoudis.



CONTINUIDAD:En muchos momentos del curso el Cska ha basado su juego en su facilidad ofensiva para acabar “rompiendo” los partidos con picos puntuales de agresividad. Con la exigencia de la final four, lograr una mayor continuidad de esa agresividad, proteger a los jugadores más vulnerables y mantener la concentración puede ser fundamental.



SORPRESAS: Más habituado a castigar debilidades defensivas en el rival, Itoudis también ha planteado alguna sorpresa defensiva en momentos concretos. La posibilidad de juntar a dos cuatros por dentro o jugando con Clyburn de 4, los jugadores cambiando de par defensivo en ataques alternos o Kurbanov trabajando sobre el base rival alguno de los factores que ya han testado.



APUNTE HISTÓRICO

Resultado de imagen de sergei belov cska



TROPIEZOS PRETÉRITOS



Hablar hoy en día del CSKA de Moscú conlleva referirse a uno de los equipos más potentes del viejo continente, sus tres euroligas y su continua presencia en la final four así lo atestiguan. Con una estructura altamente profesionalizada y un poderío económico casi sin parangón el actual equipo moscovita poco tiene ya que ver con lo que fue en sus orígenes. Relajados, al fin, tras recuperar el título europeo, los últimos años ha visto como su casi continuada presencia en la final four ha tenido, en muchas ocasiones, suerte esquiva. Las derrotas ante el anfitrión en 2003 y 2004 para luego caer con un 10/38 en tiros libres cuando al fin la final four llegaba a Moscú. La horrible primera parte en Berlín 2009, la remontada del Olympiacos en 2012, la pérdida de Khryapa ante el Maccabi, los triples de Spanoulis en el palacio...toda una galería de horrores propios y ajenos que no obstante llegan con la permanencia en la élite. Y es que con la salvedad de la 2001/02 (pese al gran papel de Giriceck and Turckan) y del año de Vujosevic (¿qué pasaría en aquella gira Usa?) el actual Cska siempre ha estado en primera línea. Algo que no siempre ha sido así...incluso con alguna derrota “local”.



Creado en los años 20 será después de la segunda guerra mundial cuando adopte el nombre de CDKA (Casa Central de la Armada Roja). Con los sucesivos cambios de nombres ligados a sus distintas adscripciones, los moscovitas lograban el título de 1954 pero sería a principios de los años 60 cuando, bajo las órdenes de Yevgeni Alexev, logren romper la hegemonía del Ask Riga de Gomelsky o del Dinamo de Tbilisi. Pronto, el histórico TSKA también logra dominar Europa, logrando cuatro títulos europeos entre 1963 y 1971, que bien podrían haber sido más de no mediar un par de decisiones políticas: Por un lado las autoridades soviéticas daban absoluta prioridad al baloncesto olímpico y cada cuatro años sus equipos no participaban en competición internacional alguna. La otra, más dañina para los intereses del TSKA, llega en 1966. Buscando dar mayor protagonismo a los jóvenes valores, la federación soviética decide limitar la presencia de los mayores de 25 años por lo que, de un plumazo, los moscovitas se ven obligados a prescindir de Zubkov, Korneev y Borodin. ¿Tenía razón el TSKA para quejarse? Evidentemente no, pues si alguien había favorecido la legislación era al equipo del ejército.



El Tska de Moscú, era oficialmente el equipo del ejército, por lo que, apoyándose en esa condición, comenzó a realizar su particular draft. Desde 1954 y hasta 1987, los técnicos del TSKA reclutaban a los mejores jugadores del país para que realizaran su servicio militar en el equipo rojo. De Semenov en 1954 a Goborov en 1987,con excepción de las lituanas, casi todas las grandes estrellas de la URSS pasaron por el TSKA mediante este procedimiento (Belov, Volnov, Edeshko, Tarakanov...), labrando una hegemonía local tan brutal, que entre 1960 y 1984, los moscovitas solo dejaran de ganar el torneo en dos ocasiones ,en el 68 ante el Dinamo de Tbilisi y en 1975 ante el Spartak de Leningrado de Alexander Belov, que por una vez dejaba de lado su condición de Poulidor del basket soviético (7 subcampeonatos en la década de los 70). Con Kurtinaitis como excepción de la ausencia de lituanos (los detalles y un millón de cosas más en las magníficas “Crónicas lituanas” de Juan Carlos Gallegohttp://www.basketme.com/noticia.php?id=37800) , el basket en la república báltica se convertía en algo más que un mero acontecimiento deportivo para definir uno de los símbolos de la identidad lituana…entra la que el Zalgiris se erigía, con algún breve interludio como el del 79 del Statyba, como principal referente. Fundado en 1944 bajo la denominación de Skif Kaunas, el club de la segunda ciudad de Lituania tardaría tan solo tres años en llevarse su primera liga soviética de la mano de Mykolas Zimiskas, llegando la segunda cuatro años más tarde ya bajo la denominación de Zalgiris. Pese a ese espectacular arranque, el club de Kaunas pasaría su particular travesía del desierto alejándose de manera paulatina de los puestos de cabeza. Con el excepcional Modestas Paulaskas a la cabeza, en los finales de los años 60 y los 70 el club va recobrando su status alcanzando en diversas ocasiones el tercer puesto, aunque la falta de jugadores interiores de garantías acaba por limitar a un equipo preciosista pero falto de contundencia. La irrupción del Civilis y la consolidación de Iovaisha como una estrella llevan al Zalgiris al subcampeonato en el año 80 y preparan el asalto al trono de un Cska que empieza a mirar de reojo la imparable ascensión de un gigantón de la propia Kaunas, de nombre Arvydas. Con Sabonis y Civilis cubriendo el juego interior, la falta de un base puro se suple con la dinamita de Homicius, Kurtinaitis o Iovaisha. El club sigue creciendo, y con la llegada de los play-off cede en las finales del 83 y del 84 ante un Cska símbolo del poder central de Moscú y ya obsesión absoluta de un grupo que cada día esta más cerca. La temporada 84/85 se ve en Kaunas como la de la definitiva ascensión algo que la propia competición va confirmando de tal manera que el Zalgiris cierra la primera fase liguera con un balance de 20-2 (cayendo solamente por 74-73 ante el Spartak y 100-92 ante el Vef Riga de Valters) , con doble victoria ante el Cska (98-88 en Kaunas y 78-80 en Moscú) y con registros anotadores espectaculares hasta el punto de superar los 110 puntos en 8 ocasiones. La segunda fase de los de Garastas , es aún mejor cerrándola invictos y venciendo de nuevo al Cska esta vez (la segunda vuelta la jugaban los ocho primeros a una sola vuelta) por 88-78. Las previsiones se cumplen y lituanos y moscovitas alcanzan la final con ventaja de campo para los primeros pero con la particularidad de que el equipo peor clasificado juega primero como local. Lejos de acusar la presión, el Zalgiris asalta Moscú por 71-86 con 26 puntos de Homicius, 19 de Kurtinaitis y 15 de Sabonis, mientras que Tkachenko con 12 se queda como el mejor realizador del Tska. Con todo a favor el segundo partido resulta ser mucho más trabado con la buena defensa de los de Gomelsky minimizando a Sabonis y obligando al Zalgiris a jugar a un ritmo menor al acostumbrado. Tensión, dureza, nervios…y empate a 69 que da paso a una prórroga donde un triple de Iovaisha certifica el triunfo del Zalgiris cortando la racha moscovita y llevando al delirio al público que abarrotaba el viejo pabellón. La euforia de la victoria y la baja de un Iovaisha al límite condicionan a un Zalgiris que días después pierde la final de la Recopa ante el Barcelona. Esa derrota y la del año siguiente en la final de Copa de Europa ante la Cibona impiden un mayor reconocimiento internacional, pero los verdes con el triunfo ante el Cska ya se habían convertido en inmortales… y más aún cuando conseguían repetir título ante el mismo rival en el 86 y el 87, con mención especial a esta última con un tercer partido épico y que probablemente se encuentre entre los mejores de esa década. Un año después, y con Sabonis lesionado, el Cska conseguía vencer en el cuarto cara a cara consecutivo, mientras que los de Kaunas, en el último baile de su quinteto mágico, serían de nuevo subcampeones en el 89 cayendo en una polémica final (al igual que Livorno o Partizan ese mismo año) ante el Budivelnyk de Volkov…tras superar al Cska en semifinales, cerrando siete años de enfrentamientos al más alto nivel. Con un Zalgiris ya sin sus cuatro grandes (aunque aun así los de Kaunas rondan la eliminación del Real Madrid en las semis europeas) el Cska recupera el título en la 89/90 superando a sus vecinos del Dinamo. Un año más tarde, será un ex jugador moscovita el protagonista liguero un Titt Sokk que se convierte en el alma del Kalev Tallin. Junto a Sokk el Kalev logra reunir a Pehka, base sobrio y excelente defensor, al pivot Sergei Babenko , plata con la URSS en el eurobasket 87, y al joven Pert Kullamae. Sin embargo, el gran impulso llega de la mano de un jugador que habría de ligar su carrera a la de nuestro protagonista: Aivar Kuusma, escolta de físico un tanto endeble, pero con una capacidad de tiro espectacular. Kuusma se había formado en el Tallin, pero a finales del año 90 había dado el salto al Youngstown pride, equipo de la WBL, donde formando pareja exterior con Mario Elie (que posteriormente ganaría tres anillos de la NBA), logra hacerse con el título. Con su reincorporación el Kalev gana en amenaza exterior y poco a poco va creciendo en su juego, logrando encarar los play-off en una forma envidiable. Una vez en las eliminatorias el equipo sigue su ascensión y en una final vibrante, derrotan al Spartak de San Petersburgo y dan a Estonia el primer título de su historia. Ya en el 92, y mientras el Spartak logra el título en una versión menor de la liga sovietica, el Cska se alza con el primer título liguero de la recién creada liga rusa, estableciendo un patrón que hasta nuestros días ya solo conseguirían romper el Ural Great en la 2000/01 y la 01/02 y el Khimki en la VTB 2010/11.



                   PERFIL

Resultado de imagen de sergio rodríguez cska



EL PERFIL



Rendirse al canto de las sirenas



Ir y quedarse, y con quedar partirse,
partir sin alma, y ir con alma ajena,
oír la dulce voz de una sirena
y no poder del árbol desasirse; “



(Lope de Vega-”Ir y quedarse”)



Para protegerse del canto de las sirenas, Ulises tapó sus oídos con cera y se hizo encadenar al mástil de la nave...
Sin embargo, las sirenas poseen un arma mucho más terrible que el canto: su silencio”



(Franz Kafka, “El silencio de las sirenas”)



En esta época, es triste, hay que llamar triunfo a un acto de justicia. ... “
(Juan Carlos Onetti- “El astillero”)



Figura sugerente en distintas mitologías, la literatura en torno a las sirenas y sus encantos es tan variada como constante en el tiempo. De la dualidad amor/razón del poema de Lope a las vuelta de tuerca de Kafka, muchos autores han puesto sus ojos en una figura sin duda sugerente y que ha aparecido desde la antigua Grecia hasta tierras celtas, China o el medio Oriente. Sea como fuere, en la mayor parte de estas leyendas, subyace un afán moralizante y retrógrado, dejando intuir la enésima demonización de lo femenino y del concepto del placer sin contrapunto. Ver hoy al actual Cska es, sin duda ,una experiencia placentera porque resulta innegable que el equipo que dirige Dimos Itoudis es uno de los más atractivos del viejo continente. Y todo ello, pese a haber perdido al magnetismo (el lujo, la calma y la voluptuosidad…) de Milos Teodosic. Buena parte del mérito de mantener ese magnetismo lo tiene un Sergio Rodríguez desatado en los últimos meses. De la sonrisa del chaval rapado del europeo junior de Zaragoza, el que maravillaba en Magariños o el del quiebro a Ilievski, al jugador total cuya barba pasaba a ser referencial. Un problema de tiroides, una lumbalgia, distintos problemas físicos y un Madrid con una propuesta ligeramente menos directa o su regreso a la nba parecieron haber difuminado un tanto aquella ola de entusiasmo generado en aquel mágico 2014 en torno a su figura. Y sin embargo, la belleza sigue ahí, en el mismo sitio donde ha estado siempre, disfrutando de los espacios, clavando triples inverosímiles, buscando a los compañeros más calientes, en el pase sin mirar a la esquina, en la finta debajo de canasta para finalizar como sin gana. Y ahora fluye libre. Porque siempre lo ha sido, pero ahora además es alentado a serlo aún más y eso que ganamos los estetas de “hesto”.  Firma habitualmente el gran Imanol Martínez, con una cita de Wilde “La belleza es superior al genio, porque no necesita explicación” y, como siempre, acierta de pleno. Habrá quien quiera que este juego vuelva a ser de las pizarras, del estudio y de la falta de riesgo pero mientras queden tipos como el Chacho, los turistas de los precipicios podremos sonreír y seguir recordando porque nos enganchamos a este juego.



Reza el tópico, que cuando uno disfruta vuelve a su niñez, pero, si me lo permiten, un servidor sufre el fenómeno contrario cuando contempla el devenir de Rodríguez por la pista. Demente casi de cuna, aquella frase de Woody Allen en la que afirmaba no querer madurar porque lo siguiente era la putrefacción, la lleva grabada en la cabeza. Fiel a una inmadurez que permite disfrutar de los prejuicios como antaño. Quien esto escribe no puede negar su felicidad cuando a Alberto Herreros se le escapaba cualquier título, ni tampoco obviar la desesperación que produce ver como Felipe Reyes en lugar de envejecer rejuvenece cual Dorian Gray. Y sin embargo, con Sergio Rodríguez, con el puto Sergio Rodríguez, un servidor tuvo que hacer ímprobos esfuerzos para contener la admiración, para no aplaudir ante la genialidad...para no sonreír pensando que esto es lo que nos había enamorado pese a vestir la camiseta maldita. A base de talento, el maldito barbudo que revolucionaba la zona de Goya, iba sacudiendo uno a unos los prejuicios. No es difícil imaginar que si había sido capaz de enamorar desde la némesis, ahora desde la trinchera amiga cada partido es un lujo, una oportunidad un disfrute sin remordimientos o ataduras. Es pues, el Chacho, un placer adulto para un servidor, un placer mayúsculo. Volviendo a Woody Allen: “Is sex dirty? Only when it’s being done right”. Porque Sergio es sexo del sucio, es un trago largo y seco de Tullamore Drew, es el blues de Garfield Arkers o el calor en las venas de un buen chute. Sergio es lo que cualquier buen aficionado a este juego debería querer. Háganme caso, maduren y disfruten del placer adulto de un jugador pornográfico en estos tiempos de transversalidad y mensajes planos. O, si lo prefieren, sean niños pensando que no hay final, que la magia existe y que el de la barba va a acabar enterando por siempre las cenizas de los infaustos 90. Escojan madurar o volver a la niñez, pero, por favor, escojan la luz y el juego de los espejos. Ni se pongan cera en los oídos, ni se aten a un poste, escuchen el canto de las sirenas y entréguese sin reservas...les merecerá la pena.



PD: Un debut simbólico...el inmaduro que hay en mi no tiene más remedio que traer a colación a su Estudiantes. Del paso por el club de Serrano 127 de Sergio Rodríguez hay lo suficiente escrito. De su debut en la acb con una canasta costa a costa también. Pero permitan, detener la imagen unos segundos antes: Sergio va a debutar ni más ni menos que en un quinto partido de una final. Una final decidida ya en ese momento pero igualmente histórica para un Estudiantes que ha rozado el milagro. Sergio va a debutar en lo que habría de ser un funeral de sensaciones. Debutar porque Corey Brewer está eliminado por faltas y el otro base, Don Ignacio Azofra De la Cuesta acaba de cometer también su quinta falta. Azofra le va a dar la alternativa, el relevo...pero lejos de la frustración que uno se imagina en esos momentos, el 13 se va hacia el banco despreocupado, haciendo girar la pelota en su dedo índice. Se va jugando. Es posible que Sergio ni siquiera se percibiera del detalle. A decir verdad su estilo y su carácter diferente ya estaban ahí, y que evidentemente ese nimio detalle nada ha tenido que ver en una carrera que, tópicos aparte, Rodríguez ha construido con toneladas de trabajo. Pero la imagen es tan potente como bonita. Insisto, abran las ventanas, escuchen a las sirenas...






                  REAL MADRID

Resultado de imagen de luka doncic real madrid


Campeón de Europa: 9 (1963–64, 65, 67, 68, 74, 78, 80 , 95 y 2015)
Subcampeón de Europa: 8 (1962-63, 63, 69, 75, 76 , 85 , 2013 y 2014)
Final four: 9 (1993, 95, 96 ,2011,2013, 2014, 2015 , 2017 y 2018)
Otros títulos europeos: 4 Recopas (84, 89, 92 y 97) 1 Korac (88) 1 Uleb (2007)
Ligas: 29
Copas:27



ESTA TEMPORADA:



Primera fase: 5º fase regular 19-11
Play-off: 1-3 ante Panathinaikos
Total: 22-12



Tras un año muy complicado en el aspecto físico en el que a las lesiones de larga duración de Sergio llull y Ognjen Kuzmic se unían multitud de problemas físicos, lesiones “menores”y algún que otro problema interno, el Real Madrid llega a Belgrado con buena parte de su equip recuperado y cierta sensación de liberación tras levantar una eliminatoria de cuartos de final muy complicada ante el Panathinaikos. Quinta final four en los últimos seis años, el Real Madrid llega a Belgrado tras una nueva prueba de dureza mental ante el conjunto griego apuntalada en buena parte con el núcleo más veterano del grupo. Irregular en el inicio de temporada donde tras un buen arranque llegaba a encadenar seis derrotas en siete partidos, el conjunto de Laso se ha sustentado en buena parte del año en la extraordinaria precocidad de un Doncic multiplicado en la ausencia de Llull. Un tanto saturado en el último tramo de la temporada, de la capacidad de regeneración del esloveno y de su acomodo a la vuelta de Llull pueden depender buena parte de las opciones del conjunto blanco. Con un Rudy más frescos que en los últimos años y Carroll mejorando en lo decisivo, Causeur ofrece regularidad y Taylor prestancia defensiva, dibujando un perímetro completo pero que quizás no de la exuberancia ofensiva de años anteriores, lo que ha acabado redundando en un estilo igualmente ofensivo pero un punto por debajo de versiones anteriores. Por dentro, el conjunto madrileño, presenta sobre el papel el que probablemente sea el juego interior más largo y completo de la euroliga, pero entre las lesiones, el estilo y la irregularidad esa condición ha sido muchas veces más teórica que real. Con cierta presión por haber completado por primera vez un año natural en blanco en la era Laso (euroliga y liga 17 y supercopa y copa 18), el Real Madrid tiene argumentos para no renunciar a nada en una Belgrado que habitualmente le ha sido muy propicia.



                           LOS JUGADORES
Resultado de imagen de fabian causeur real madrid



Tras ocho meses de recuperación, Sergio LLullllega a Belgrado lejos de su mejor nivel pero con buenas sensaciones dadas las circunstancias. Mvp de la temporada pasada y a gran nivel pero muy solo en la final four de Estambul (en parte por el planteamiento de un Obradovic que prefirió focalizar la defensa en otros objetivos), el balear ya supuso un estímulo psicológico para su equipo en la serie ante el Panathinaikos. Maduro en su juego sin por ello haber perdido su habitual toque impulsivo, su recuperación física parece total pero a su vez aún lejos de su habitual exuberancia. Valiente en la toma de decisiones aunque un tanto excesivo en ocasiones en su selección de tiro, debe estar en condiciones de dar oxígeno ofensivo y jerarquía al ataque blanco. Muy cómodo el año pasado tras la salida de Sergio Rodríguez, de su mezcla con el actual Luka Doncicpuede depender parte de las opciones madridistas. Elegido por segundo año consecutivo como rising star del torneo, jugador más valorado y claro candidato al mvp de la temporada, el esloveno ha sustentado y liderado al Madrid durante muchos meses firmando un año excepcional dejando de lado su increíble precocidad. Mvp de la final junior del torneo en 2015, tras su mal sabor de boca del año anterior, Doncic aspira a despedirse de la euroliga por la puerta grande. Algo saturado física y psicológicamente en el último tramo del curso, queda ver si recupera la frescura antes de la cita clave. En una época en la que los europeos de formación han pasado a una periodicidad anual y los mundiales bianual, el grueso de jugadores que llegan a la élite tiende a hacerlo con un amplio bagaje competitivo veraniego. Inédito en torneos oficiales de formación con Eslovenia, el debut de Doncic se daba en todo un eurobasket senior, con mucho protagonismo y oro incluido. Ese esfuerzo, sumado a un mayor rol por la ausencia de Llull, ligeros problemas físicos, el run run en torno al draft y su no excesiva tendencia al trabajo físico, han acabado por formar un cóctel de circunstancias que, aún manteniendo un gran nivel, han bajado unos puntos su juego. Inteligente en pista, dominador con el balón y a través de una notable visión de juego su presencia en el rebote o su facilidad para sacar partido a su físico cerca del aro le convierten en un elegido. En el lado contrario, cierta irregularidad en el tiro y cierta falta de desborde en el 1x1 aparecen como nubarrones más preocupantes en un futuro nba que en su presente. Con margen para trabajar el reparto de roles, si la vuelta de Llull le libera un punto de responsabilidad, Doncic bien pudiera volver al nivel de la primera parte de la temporada y ser decisivo. Duda hasta última hora, Facundo Campazzobusca llegar a tiempo a la final four tras firmar una temporada notable en la que ha despejado las dudas sobre su capacidad de adaptarse a un equipo grande. Valiente en el juego, veloz y decidido, el argentino se abraza al tópico sobre su baloncesto destilando actividad en cada segundo en pista. Irregular en el tiro exterior pero con frialdad en los momentos clave, su facilidad para generar juego y su creatividad se unen a una buena actitud defensiva que ayuda a paliar sus déficits físicos. Algo incómodo en partidos cerrados, los problemas físicos y la vuelta de LLull pueden condicionar su rol. Con un papel casi testimonial durante casi la temporada, la recuperación de Llull deja en bastante improbable la presencia de Chasson Randleen el grueso de los minutos que se disputen en Belgrado. De notable 1x1 y vocación ofensiva, el ex del Nymburk ha tratado de adaptarse a su rol menor encontrando dificultades para conjugar su estilo con lo que se le pedía.



Condicionado desde hace tiempo por sus ya sempiternos problemas de espalda, Rudy Fernándezllegaba el año pasado a la cita de Estambul inmerso en un bache de juego que muy probablemente trasciendara lo físico y tuviera más que ver con lo mental, un aspecto que este año parece afrontar con mucha mejor disposición. Lejos, obviamente, del eléctrico escolta que un día fue, Rudy llega este año firmando su mejor porcentaje triplista en euroliga desde que está en el Real Madrid a medio camino entre un mejor estado y una mayor selección de tiro y una ligera mejoría en la respuesta física. Fundamental en defensa y mucho más que un parche frente a treses físicos, su actividad, sus largas ayudas e incluso su presencia en el rebote elevan la solvencia defensiva de los de Laso varios grados y son el termómetro de la mejor versión de los blancos en ese aspecto. Dando por segura su contribución en el aspecto defensivo y en la generación de juego de la capacidad de Rudy para subir un punto de agresividad en esa faceta y aparecer en con continuidad en la anotación puede depender parte de la suerte blanca. Fundamental en la serie ante el Panathinaikos, Jaycee Carrollsigue esquivando la inevitable decadencia física y llega a Belgrado firmando sus mejores números en anotación y porcentaje de triples de los últimos cuatro años en euroliga. Espectacular triplista, el ex jugador de Teramo arma el brazo con una velocidad pasmosa y en las más diversas circunstancias. Discreto manejador de balón y con tacto en los tiros cortos, Carroll muestra además facilidad para conducir el contraataque. Defensivamente correcto (aunque penalizado por lo físico) y con rapidez de manos, la capacidad de generar juego y la dureza mental cuando se enfrenta a defensas cara a cara y de contacto siguen siendo sus asignaturas pendientes, aunque a cambio su capacidad para entrar en ebullición desde la nada le convierten en un peligro de máxima magnitud. Con los de Laso un punto menos desatados en el tiro que en años anteriores, sus rachas pueden ser oxígeno puro para el equipo. Con cierta pérdida de peso en la rotación durante la serie ante el Panathinaikos, Fabien Causeurbusca recuperar sensaciones tras un año en líneas generales bastante bueno. Perfecto conocedor de su rol y con puntuales apariciones ofensivas de magnitud, el escolta francés ha hecho gala de un rendimiento regular, estable y eficaz. Buen defensor y con capacidad de aportar en la circulación de balón, con espacios su zurda es peligrosa desde el triple y rara vez reincide en sus errores. Un punto mayo de osadía podría marcar la relevancia que tenga en Belgrado. En su tercer año en el Real Madrid, Jeffery Taylorse ha asentado definitivamente como una pieza relevante del perímetro pasando a ser uno de los jugadores más utilizados por Pablo Laso. Con algo más de peso ofensivo, Taylor muestra, pese a su falta de regularidad, un punto más de confianza en su tiro en especial desde las esquinas y de vez en cuando deja muestras de su gran capacidad atlética. Con todo, es su nivel defensivo el que le ha llevado a un mayor protagonismo. Polivalente y capaz de actuar por momentos incluso como falso cuatro, el ex de Vanderbilt actúa como secante de las referencias rivales y no es raro incluso verle ocuparse del base rival. En ocasiones incomprendido, es muy probable que, Doncic, al margen el sueco haya sido el exterior más fiable y regular este año en el Real Madrid. De regreso al club blanco tras su cesión en el Obradoiro, Santi Yustaha aprovechado el reguero de lesiones para tener cierto peso en algunas fases de la acb e incluso arañar minutos en varios partido de euroliga. Físicamente cada vez más consolidado, su pobre tiro exterior sigue apareciendo como su principal freno. Con alguna oportunidad menos que Yusta,Dino Radoncictambién se ha asomado en algunos partidos en la euroliga aunque no parece probable que vaya a disponer de minutos en Belgrado. Zurdo, con capacidad de tiro y buena visión de juego, el jugador montenegrino, que ya disputó el eurobasket senior con los de Tanjevic, necesita crecer sin balón y manejar las pausas en su juego.



Tras colgarse la medalla de oro en el pasado eurobasket con Eslovenia,Anthony Randolphestá viviendo una segunda temporada en el Real Madrid un tanto irregular. Inconstante y con cierta sensación de desidia en otros, el ex del Lokomotiv no está fino en el tiro exterior y ha funcionado en muchas ocasiones a tirones. Trasun par de cursos en Krasnodar donde oficiaba mucho más frecuentemente como cinco, su paso al puesto de cuatro parecía más fluido el año anterior que el presente. Grande para el puesto, felino y elegante, el ex del Lokomotiv destila clase en su deambular por la pista y goza de un repertorio ofensivo de primer nivel al que este año ha añadido una mayor continuidad en el tiro exterior. Rápido para su talla, Randolph destaca por un manejo de balón impropio de su altura y una pasmosa facilidad para generarse tiros tanto en la media como en la larga distancia. Defensivamente, sufre ante postes físicos o ante cuatros muy abiertos, pero su envergadura, su timming de salto y su inteligencia para reservarse le permiten ser importante así como un excelente taponador. Necesitado en ocasiones de estímulos para rendir de manera continuada, su frialdad y el impacto la final four parece un escenario perfecto para recuperar galones. Limitado el curso pasado a jugar casi solo en Europa por el límite de extracomunitarios en la Acb, Trey Thompkinsvive este año una temporada mucho más estable. Adaptado perfectamente al puesto de cuatro tras una etapa en el Nizhny Novgorod donde era habitual verle alternar en ambas posiciones interiores, Thompkins ha incrementado su peso ofensivo y su regularidad. Algo despistado en ocasiones a nivel defensivo, Thompkins ha mostrado en cambio progresos significativos en esa faceta. Con todo, es en el apartado ofensivo donde reside su importancia. Capaz de rendir en rotaciones cortas, su buena mano exterior y su clase en el poste bajo y medio pueden ser una garantía ofensiva, en especial con su frialdad en los momentos calientes de partido. Ya en su tercera temporada en el club, al igual que en el caso de Taylor, el buen momento del estadounidense es un aval del proyecto madridista ya que tras un primer año gris, la continuidad del año pasado ha dado frutos este. Tras una temporada anterior donde, especialmente en euroliga, parecía anunciar su inexorable declive Felipe Reyesha recuperado parte del rol perdido cumplidos ya los 38 años. Más liviano y de nuevo interiorizado, el irregular curso de Randolph y su habitual pundonor han vuelto a devolver cierto protagonismo al cordobés, hasta el punto de ser clave en la trascendental victoria en Atenas en el segundo partido de los cuartos de final. Ofensivamente más entusiasta que fino, Felipe mantiene la capacidad para generarse alguna canasta y aún puede ser una rotación clave en forma de activación tanto como cuatro como cinco incluso, destacando, como siempre, su papel en el rebote ofensivo.



De nuevo el jugador más relevante del juego interior blanco, Gustavo Ayonllega a Belgrado en  buen momento de forma y con una mejor coordinación con los cuatros del equipo a la mostrada el año pasado (algo menos con Randolph). Intenso, competitivo y presente en el rebote en ambos lados, el mexicano genera actividad defensiva y es un excelente definidor tras pick n roll o atacando el aro. Duro y eficaz en los bloqueos, Ayon es, además, un muy buen pasador, no especialmente creativo y vistoso pero si intuitivo y de velocidad en la ejecución. Mejorado en los tiros libres donde ha pasado del pobre 48% del año pasado a un más aceptable 64 este, Ayon debe cuidar su paciencia en el poste y su tendencia a acelerarse en algunos momentos. Llegado para suplir la baja para todo el curso de Ognjen Kuzmic,Walter Tavaresha alternado partidos de enorme presencia en el juego con otros en los que le ha costado ser relevante. De menor calidad que el serbio, Tavares tiene no obstante argumentos para ser un especialista más reputado. Grande de talla y de envergadura, el caboverdiano es un excelente taponador y un enorme intimidador aunque en ocasiones fía demasiado su impacto defensivo a ese aspecto. Coordinado y capaz de saltar a las ayudas, sufre ante pivots móviles y debe mejorar sus impulsos en las ayudas. Tremendo en la finalización, su talla y su capacidad de repetir esfuerzos le permiten ser una garantía en el rebote ofensivo. Un tanto de todo o nada por su particular físico, Tavares puede ser uno de los termómetros blancos.



                      EL ENTRENADOR


Resultado de imagen de pablo laso real madrid
Verano de 2014, durante varias semanas veraniegas, la imagen de Pablo Lasosaliendo del Palau en silla de ruedas entre aspavientos parecía que iba a una suerte de bizarro testamento a una trayectoria hasta entonces notable. Con las primeras dudas en cuanto a estilo o propuesta, división de opiniones en lo táctico y la sensación de pérdida de control del vestuario, el técnico vitoriano veía cuestionada su autoridad en la configuración de la plantilla e incluso en su cuerpo técnico pero finalmente sobrevivía para afrontar, en ese momento, una cuarta temporada en el club blanco. Con una apuesta un punto menos rutilante en lo ofensivo y un punto más conservadora en lo ofensivo, el Madrid llegaba a su punto de inflexión con los dos primeros títulos locales ganados en una sensación ambivalente de trabajo cumplido pero aroma insuficiente para un público que parece intuir uno de esos ahora o nunca que rara vez suelen ser tales. Llegado Mayo, el título de la euroliga, la primera en 20 años, cerraba cualquier atisbo de duda, de tal manera que ni siquiera la decepción europea del año siguiente o el actual año natural en blanco hacen mella en un Laso que sigue dibujando una trayectoria absolutamente histórica.



Con todo, echando la vista atrás y siguiendo lo que bien podría considerarse ya un proceso clásico (Luyk, Plaza tras Maljkovic…) el Real Madrid parece haber vuelto a encontrar la estabilidad tras la salida de un técnico de primer nivel y la llegada de un hombre de un perfil a priori más modesto. En esas coordenadas, el fichaje en su día de Pablo Laso por la casa blanca era recibido con escepticismo por una buena parte del entorno. Seis años y medio después, la permanencia del vitoriano en el cargo es la primera prueba de éxito de la empresa, incluso por encima de los títulos logrados. Apostando por la naturalidad y la confianza en la posición natural de los jugadores, no cabe duda que el vitoriano ha logrado estabilizar al Madrid en la élite continental, recuperar el pulso mediático y devolver un aspecto saludable a las gradas del Palacio. Más camaleónico de lo que aparenta, el desequilibrio hacia el exterior, la gestión de algunos jugadores y su falta de reflejos para cambiar algunas situaciones se colocan en el otro lado de la balanza para un tipo valiente y que empieza a desprender un halo de superviviente nato.



                 TRAYECTORIA:



Criado en un ambiente puramente baloncestistico, Pablo Laso es hijo de Pepe Laso, el actual entrenador madridista da sus primeros pasos como jugador en el colegio San Viator de Vitoria desde donde rápidamente pasa a las filas del Baskonia (por entonces llamado Caja Alava) debutando ya en la acb en la temporada 84/85. Parte fundamental en el crecimiento del club, Laso se destapa ya desde los inicios como un base eléctrico, rápido de manos y que frente a cierta irregularidad en el tiro muestra una facilidad pasmosa para el pase. Dentro de ese crecimiento a nivel de club, Laso llega a liderar hasta en 5 temporadas la clasificación de asistencias a la par que llegan los primeros éxitos con el subcampeonato de copa del 94 y de las recopas de ese mismo año (derrota ante el Olimpija de Sagadin, Horvat y Hauptman) y de la temporada siguiente (ante la Benetton de D´Antoni, Naumoski o Wooldridge). Precisamente en esa temporada 94/95 llega el primer gran título de los baskonistas al imponerse en la final de copa al Amway Zaragoza por 88-80 con 11 puntos y 7 asistencias de un Laso que es elegido Mvp de la cita. Tras una sorprendente eliminación en los cuartos de final ligueros ante el Tdk Manresa, el base pone fin a su etapa vitoriana firmando por un Real Madrid que trata de rehacerse tras la salida de Arvydas Sabonis. A las órdenes de Zeljko Obradovic, Laso goza de minutos disputando la final four de 1996 y logrando, en su tercer intento, al año siguiente el título en la segunda competición continental al derrotar al Verona de Iuzzolino. Tras la salida del técnico serbio, los problemas con Miguel Ángel Martín provocan la salida del jugador rumbo a Cáceres, para a continuación dar el salto, de la mano de un Trieste en el que coincide con Teoman Alibegovic,a una lega en la que solo disputa 18 partidos, aunque eso si con tiempo para ser protagonista en uno de los más largos de la historia del torneo (5 prorrogas) http://195.56.77.208/game/?id=58539. Tras ser cortado y sustituido por Srdjan Jovanovic, Laso termina la temporada en Unicaja, para el verano siguiente abrir en Girona la que a la postre sería su segunda mayor estancia en un club al permanecer tres años y medio. Finalmente en Valladolid, en plena 02/03, Laso dejaba el baloncesto activo como máximo pasador de la historia de la acb, a la par que figuraba en la clasificación de históricos en los apartados de robos y minutos.



Al margen de su etapa en clubes, Laso pasaba por las distintas categorías inferiores de la selección española formando parte del cuadro que disputa el eurobasket junior de Austria en 1986 y en el que la selección hispana se veía fuera de las semifinales tras una ajustada derrota (78-76) ante la Alemania de Harnisch, quien a su vez caería en la penúltima ronda ante la todopoderosa Yugoslavia dirigida por Pesic y en la que figuraban Kukoc, Radja, Divac, Dobras, Djordjevic, Alibegovic o Ilic. Presente en los juegos mediterráneos del 87 celebrados en la hoy tristemente célebre Aleppo, el mayor éxito en esa época llega con la medalla de oro en aquella suerte de mundial sub 22 celebrado en España en 1989. A nivel absoluto, Laso disputará el mundobasket de 1994 y los eurobasket de 1989 y 1995, siendo especialmente relevante en este último en el que partiría como titular en todos los encuentros de la primera fase así como en la eliminatoria de cuartos de final.



Ya como entrenador da sus primeros pasos en Castellón desde donde es reclamado por el Valencia basket pagando, ahí si, su inexperiencia. Tras un buen paso por el Cantabria, en la temporada 07/08 se hace cargo del Bruesa GBC ascendiendo a la acb. Ya en la máxima categoría, Laso permanece en el cargo durante tres temporadas antes de abrir su actual etapa al frente del Real Madrid.



APUNTE HISTÓRICO



Quien no conoce su historia, está condenado a repetirla”, frase terriblemente incrustada en la memoria de Europa y que bien podría atribuírsele hasta hace bien poco al Real Madrid… pero a la inversa, y es que durante tres lustros el palmarés blanco ha resultó más una losa que un estímulo, algo que la recientes clasificaciones para la final four han dejado atrás.



Tratar de glosar la historia del Real Madrid en solo unas líneas es una tarea poco menos que imposible ya que la misma es una de las más prolijas de todo el continente. Fundado como sección independiente del club de fútbol en 1932, su mecenazgo provino de Ángel Cabrera, todo un histórico que ya llevaba varios años intentando promocionar el baloncesto en Castilla. Al año siguiente el club se proclamaría ya subcampeón de copa, estableciendo una relación tortuosa con la competición que se cerraría con el primer título en 1951.
Una vez creada la liga nacional, el Real Madrid se convierte en el gran dominador de la competición siendo además el pionero en la contratación de extranjeros. Con la creación de la Copa de Europa, los horizontes blancos pronto virarían hacia Europa, logrando los subcampeonatos de 1962 y 63, antes de que, al fin, 1964 llega el anhelado cetro continental.



Con Pedro Ferrandiz al mando, el Madrid pronto se convertía en el club más laureado no solo en España, 12 títulos de 13 posibles racha solo quebrada por la histórica canasta de Emilio Segura, sino a nivel europeo donde se sumaban 4 copas de Europa de la mano de los Emiliano, Luyk, Sevillano, Burgess, Brabender, Ramos o Cabrera. En la década siguiente, y pese a la tiránica presencia en todas las finales del Varese, los blancos aun logran dos nuevos galardones (74 y 78) amén de dos subcampeonatos.



En 1980, y tras una exhibición de Rullán ante el propio Maccabi, el Real Madrid logra su séptimo título, cerrando una época gloriosa antes de comenzar a sufrir para mantener su hegemonía doméstica. De manera esporádica al principio, e incuestionable al final de la década, el Barcelona consigue desbancar al club de Concha Espina quien solo acierta a llegar a la final del 85 topándose en Atenas con un Drazen Petrovic imparable. Tras la mayor sequía liguera de su historia (del 86 al 93) la llegada de Arvydas Sabonis devuelve al Madrid al primer plano y tras caer en la final four del 93, un par de años después el equipo logra su octavo entorchado europeo. Tras repetir presencia en la final four de la temporada siguiente, el Real Madrid emprendería una nueva travesía del desierto europea que le mantendría apartado de su presencia entre los 4 mejores equipos del continente hasta 2011. Alejados a su vez del título copero hasta la llegada de Pablo Laso, el Real Madrid iba engordando su palmarés con tres ligas y un par de trofeos europeos (prueba de su jerarquía continental, siempre que el Real Madrid ha disputado una competición europea inferior a la euroliga ha sido al menos finalista). Cinco final four en seis años, un título, dos subcampeonatos, tres ligas, cinco copas...superado parece que de manera definitiva el desierto quizás sea el momento de poner en perspectiva los fracasos recientes, siquiera como cura contra el exceso de autocomplacencia.



¿Pero qué es lo que sucedió en esos años? Las causas aparecen diversas desde la desorganización a la falta de interés por una sección en la que los más prestigiosos técnicos han salido escaldados. Los datos son fríos pero pueden resultar esclarecedores:



- En ese lapso de tiempo de 23 euroligas entre Obradovic, Maljkovic y Messina ganan 15...los tres pasan por el Madrid y solo el primero logra entrar en la final four, siendo incapaz de sumar ningún título nacional en tres años y de hecho jugando solo una final sobre seis posibles entre acb y copa.



- Hasta la presencia en Barcelona 2011, el Madrid no llegaba a la final four desde l996, en ese tiempo, al margen de los grandes dominadores (Maccabi, Barcelona, Panathinaikos o Cska), llegaron equipos como Siena (3), Efes (2), Fortitudo (2), Partizan (2), Zalgiris, Villeurbanne, Olimpija Ljubljana,Unicaja, Aek...



- De los 32 títulos organizados por la Acb desde 2001 y hasta la llegada de Laso (12 ligas, 13 copas y 9 supercopas) el Real Madrid solo gana tres …por 16 del Barcelona y 11 del Baskonia.



- El Real Madrid se llevó 21 de las primeras 25 ediciones ligueras…de las siguientes 26 tan solo 5.



Con unos números que parecen confirmar las declaraciones en su día de Ettore Messina tras su salida, quizás sea el momento, ahora que parece superado el trauma, de recordar las últimas eliminaciones europeas blancas, que puestas en perspectiva realzan el papel del conjunto merengue en esta temporada.

Resultado de imagen de attruia real madrid


La historia completa de mis fracasos sexuales”



Género realmente interesante, “la política ficción” ,ha ido haciendo acto de presencia en la literatura universal de muy distintos modos, desde la alternativa real a la más pura inventiva dejando en los anales obras del más diverso tipo: Platon y su república, la utopía de Tomas Moro, el Cándido de Voltaire, Orwell, Kafka, Conrad… y así hasta un sinfín de obras entre las que, de las más recientes, habría que destacar “El hombre del castillo” y la maravillosa “El sindicato de policía yiddish” de un Mlichael Chabon que alcanzó la fama por su, llevado al cine, “Jóvenes prodigiosos” y por su magnífico pastiche holmesiano “La solución final”.



Con el claro antecedente de “La guerra de los mundos” radiofónica, el falso documental pasa por ser uno de los géneros cinematográficos más creativos y peculiares a la par que se le podría emparentar con alguna de las ramas de la “política ficción”, al menos de aquellas obras que juegan con una realidad paralela o alternativa haciéndola pasar como real.



Desde la visión de Elmyr de Hory dada por Orson Welles en “Fraude”, al camaleónico y brillante “Zelig” de Woody Allen, pasando por el descubrimiento de la relevancia neozelandesa en la verdadera historia del cine, la lista de joyas adscritas a las difusas barreras del falso documental raya lo innumerable con ejemplos musicales (this is Spinal Tap) de humor negro/istmo (Ocurrió cerca de su casa), bélicos (la obra de Watkins) o incluso nacionales (el notable Cravan vs Cravan), que cautivan por su originalidad o quizás por ser más coherentes que muchas de las realidades que nos rodean. En esas coordenadas, Chris Waitt presentaba hace unos años “La historia completa de mis fracasos sexuales”, comedia sobre sus innumerables fracasos sentimentales a medio camino entre el patetismo y la subversión. Pese a su condición de obra menor, hay que reconocer la potencialidad de su título que bien pudiera servir para hacer un ligero repaso a las últimas ausencias madridistas en la gran cita del basket europeo. :



1996: El Real Madrid llega por última vez, hasta esta temporada, a una final four. En la cita parisina, un Barcelona que le tiene tomada la medida sigue la tónica general de la temporada, remontando el encuentro y propiciando la primera derrota como entrenador de Zeljko Obradovic en una final four. El varapalo, no obstante, llega en los cuartos de final de la Acb donde el Caja San Fernando, a la postre finalista tras vencer a domicilio en el 5º encuentro de semifinales al Tdk, elimina al conjunto blanco dejándolo fuera de la siguiente edición de la liga europea.



1998: El Real Madrid, llega a la última jornada de la segunda liguilla empatado en el cuarto puesto (último que da acceso a los cuartos de final) con el Estudiantes. Pese a que ambos se han vencido como locales, el average permite a los blancos depender de sí mismos…pero en un gran duelo entre Stojakovic (24 puntos) y Bodiroga (26) la partida cae del lado del Paok de Salónica, dejando el destino merengue en manos de un Estudiantes que, pese a los desaforados gritos en la retransmisión de Nacho Calvo, cumple venciendo al Limoges de Jose Montero por 68-62 en una excelente segunda parte de Chandler Thompson y Nacho Azofra.



1999: En esta ocasión el Real Madrid accede a los octavos de final como tercer clasificado del grupo H por detrás del Olimpija de Ljubljana y el Asvel de Villaurbane. Ya en ellos, el Madrid asalta de la mano de un gran Tanoka la pista del Fenerbahce (81-89 pese a los 34 tantos de Kutlay) y no falla como local (85-74) colándose en la ronda previa a la final four. La eliminatoria no tiene mucha historia pues el Madrid cae ante la Fortitudo por 2-0, con paliza en Bolonia 90-63 (23 tantos de Mulaomerovic para los italianos) y mala imagen final en Madrid (65-76 con 22 de Jaric y un gran trabajo de Karnisovas y Myers)



2000:El Madrid vuelve a superar la liguilla como tercero por detrás del potente Panathinaikos y de un Olimpija de Ljubljana que antecede a los blancos por segundo año consecutivo. El rival de los blancos resulta ser el Asvel Villeurbanne con dos futuros madridistas en sus filas (Sonko y Larrañaga) que contribuyen a un 2-0 galo sin mayores agobios (72-59 en el primer partido y 73-85 en el segundo).



2001: La nueva euroliga estrena formato de play-off, y el Madrid alcanza los cuartos de final tras quedar segundo de su grupo igualado a triunfos con el primer y tercer clasificados (Olympiacos y Olimpija). En octavos los de Sergio Scariolo se deshacen del Buducnost. En los cuartos de final el rival vuelve a ser la Fortitudo de Bolonia y si bien en esta ocasión la serie llega al tercer acto (claro 88-57 como local del Madrid) en él, los italianos no fallan y sellan su pase a semifinales con un claro 88-70 en el que Carlton Myers anota 41 puntos y se va hasta los 45 de valoración.



2002: El Real Madrid alcanza el top 16, pero pierde todos sus encuentros como local: 88-95 ante el Ural Great (30 puntos de Liadelis) , 58-86 ante el Kinder (24 de Smodis y 21 de Jaric) y 92-109 ante el Efes Pilsen (24 de Marcus Brown) haciendo estéril su buen rendimiento foráneo.



2003: Fuera en la última jornada de la fase de grupos (retomo lo explicado en el post del Siena) .Por aquel entonces la primera fase de la euroliga se componía de tres grupos de 8 equipos de los cuales los 5 mejores de cada grupo y el mejor 6º de los 3 accedía al TOP 16. Llegada la última jornada la única opción de los toscanos, que debían jugar el jueves, pasaba solo por ser el mejor sexto y el primer resultado de la jornada del Miércoles les daba alas, pues el Pau Orthez caía en casa y se quedaba en 6 victorias, las mismas que el Siena tendría si ganaba el día siguiente y con un average más beneficioso. Pero paralelamente, otro resultado daba al traste con las ilusiones del Mens sana, que contemplaba estupefacto como el Real Madrid perdía en casa ante el Villeurbanne, quien liderado por un enorme Guylas (en todos los sentidos) se colaba como quinto y dejaba a los blancos como sextos, obligando al Siena a obtener una victoria clara. El resultado de ese partido lo dice todo: 112-49 ante un Buducnost (Milojevic, Koljevic, Pavlovic, Cabarkapa…) totalmente desbordado.
Con todo, lo peor para los blancos llega en la liga donde el equipo de Imbroda finaliza décimo, quedando fuera de los play-off y de las competiciones europeas (aunque luego recibiría una invitación de la ULEB.



2005: Eliminados, junto al Barcelona, en un top 16 donde blancos y cules se ven superados por el intratable Cska y el sorprendente Scavolini. Los de Pesaro, que la temporada anterior, aún con Djordjevic en la pista, habían sido subcampeones coperos y semifinalistas ligueros en Italia, se erigían en la gran sorpresa del año en Europa con un juego alegre de la mano de Scoonie Penn, Charles Smith y viejos conocidos como Ress, Archibald o Milic.



2006: Una derrota en la última jornada del top 16 en la pista de la Fortitudo, despojaba al Real Madrid de la ventaja de pista en una serie de cuartos de final donde acabarían cayendo por 2-1 ante el Barcelona, en una de las innumerables ocasiones en que Dusko Ivanovic ha superado a Boza Maljkovic en un partido decisivo. El propio Barcelona, eliminaba a los blancos en los cuartos de final de la Acb dejando de nuevo al club de concha Espina fuera de la euroliga.



2008: Con la sede de la final four fijada en Madrid, el equipo de Joan Plaza recibe en la penúltima jornada del top 16 al Maccabi sabiendo que si vence es primero y gozara de ventaja en la serie de cuartos. Tras dominar buena parte del partido, un triple de Halperim en los instantes finales envía el partido donde el Madrid sucumbe por 100-103…por si fuera poco la derrota obliga a los blancos a jugarse el pase en Atenas ante un Olympiacos que no falla y vence por 72-63.



2009:El average decide el duelo con el Barcelona en el top 16 enviando a los blancos a jugar una eliminatoria con el factor pista en contra ante un Olympiacos que vence por 3-1



2010: Gran serie de cuartos, arrancando un triunfo en el palau…antes de caer en los dos partidos de Vistalegre.



2012: Tras comenzar el top 16 con una canasta ganadora de Mirotic en Málaga y un sólido triunfo ante el Bilbao Basket, las debacles ante Siena y el propio equipo de Katsikaris dejaban a los de Laso fuera de los cuartos de final.









                   ATAQUE



RITMO: Aunque el Real Madrid no es hoy el equipo exuberante de hace tres o cuatro temporadas, sigue siendo un equipo eminentemente ofensivo y cuya principal premisa es mantener un ritmo de juego alto y directo. Segundo máximo anotador del torneo, tras el Cska por cuarto año consecutivo, el conjunto blanco anota casi cuatro puntos más por partido que el año pasado. Con todo el equipo de Laso ha demostrado saber mezclar su estilo en partidos como el segundo de Atenas.



TIRO EXTERIOR: Termómetro evidente de un equipo claramente decantado hacia el exterior y con múltiples amenazas. Necesario para los de Laso, el abuso o la precipitación pueden ser enemigos clave. Más allá de eso, el tiro exterior blanco suele funcionar mejor a mayor ritmo de partido y ser, a su vez, un termómetro del estado del equipo. Volumen si, pero sensación mucho más. Segundo equipo en intentos pero solo octavo en porcentaje, el conjunto blanco ha perdido punch respecto a años anteriores pero aún sigue viviendo sus mejores momentos cuando esto fluye.



FOCOS: Probablemente uno de los grandes “pecados” del año pasado en el Real Madrid fue la excesiva dependencia de Sergio Llull en muchos momentos de la temporada. Con Doncic sosteniendo este al equipo durante la baja del balear, la recuperación de este, la recuperación de sensaciones en el tiro de Rudy y un juego interior más largo amén de las posibles rachas de Carroll dotan a los blancos de muchas más posibilidades que en años anteriores.



                                 DEFENSA



AGRESIVIDAD: Fundamental en los mejores momentos del curso, el Madrid vive sus mejores momentos cuando ataca las líneas de pase,a hoga espacios y saca de ritmo a su rival. La capacidad de intimidación de Tavares y las posibilidades que da Randolph al cuatro, clave para sumar otra vuelta más.



REBOTE: Fundamental para poder correr, el Madrid aparece como el equipo más reboteador de los cuatro que disputarán la final four.



ESPECIALISTAS: Tavares en la pintura y Taylor en el perímetro aparecen como especialistas de primer nivel. Junto a ellos la sobriedad de Causeur y el factor Rudy aparecen como fundamentales. El balear se mantiene intuitivo en el robo y su contagiosa actividad y sus ayudas kilométricas son claves para que el Madrid encuentre su mejor cara.



ALTERNATIVAS: A veces más efectistas que efectivas, el Real Madrid ha probado a cambiar ritmos de partido a través de distintas defensas zonales o en su defecto con emparejamientos “anti natura”.



DATOS, CLAVES, CURIOSIDADES...

Resultado de imagen de kyle hines real madrid


LA EXPERIENCIA ES UN GRADO (PARTICIPACIONES EN FINAL FOUR)



                 CSKA



Dmitry Kulagin: 2 final four ( campeón 2016 y sf 17 con Cska)
Sergio Rodríguez:  4 final four (campeón 2015, finalista 13 y 14 y sf 2011 con Real Madrid)
Vitaly Fridzon: 4 final four (Sf 2014 ,15 Y 17  y campeón 16 con Cska)
Nando De Colo: 3 final four (Sf 2015 y 17 y campeón 16 Cska)
Cory Higgins: 2 final four ( campeón 2016 y sf 17 con Cska)
Viktor Khryapa: 11  final four (campeón 2008 y 16, subcampeón 09 y 12 y sf 2003, 04, 10, 13 ,14 y 17 con Cska).
Nikita Kurbanov: 4 final four (finalista 2007 , sf 2010 y 17 con y campeón 16 con Cska)
Andrei Vorontsevich: 7 final four (Subcampeón 2012 y sf 2010, 13 ,14 ,15 y 17con CSKA y campeón 16)**
Semen Antonov: 1 final four (Sf 2017 con Cska)
Kyle Hines: 6  final four (Campeón 2012 y 13 con Olympiacos y sf 2014 , 15  y 17 y campeón 16 con Cska)
Othello Hunter: 2 final four (Finalista 2015 con Olympiacos y sf 17 con Real Madrid)
Pavel Korobkov: 2 final four (Sf 2015 Cska y campeón 16)
Dimitris Itoudis: 3 final four (Sf 2015 y 17 Cska y campeón 16)



** Vorontsevich disputó varios partidos tanto en la 2007/08 (campeones) como en la 08/09 (subcampeones) pero en ninguna de esas temporadas llegó a estar inscrito en la final four. Korobkov estaba el año pasado en el Cska pero no jugaron en la final four



REAL MADRID:



Sergio Llull: 5(Sf 2011 Real Madrid y finalista 13 y 14 y campeón 15 Real Madrid )
Facundo Campazzo: 1 (campeón 2015 Real Madrid)
Luka Doncic: 1 (Sf Real Madrid 2017)
Jeffery Taylor: 1 (Sf Real Madrid 2017)
Fabien Causeur 1 (Sf Baskonia 2016)
Jaycee Carroll: 4 (finalista 2013 y 14 ,campeón 15  y sf 17 con Madrid)
Rudy Fernández: 4 (finalista 2013 y 14  campeón 15 y sf 17 con el Real Madrid )
Gustavo Ayón 2 ( campeón 2015 y sf 17 con Real Madrid)
Felipe Reyes: 5 (Sf 2010 y 17 Real Madrid y finalista 13 y 14 Real Madrid, campeón 15  )
Anthony Randolph 2 (Sf Lokomotiv 16 y Sf Madrid 17)
Trey Thompkins: 1 (Sf Real Madrid 2017)
Pablo Laso: 4 (finalista 2013 y 14 Real Madrid campeón 15  y sf 2017 con el Madrid)*



* Como jugador Laso participó en la final four de 1996 con el Real Madrid



MEDALLISTAS (Senior):



Sergio Rodríguez (Campeón del mundo 2006, Plata Olímpica 2012, plata eurobasket 2007, bronce eurobasket 2013 y 2017 y bronce olímpico 2016)
Nando De Colo: Plata eurobasket 2011 , oro eurobasket 2013 y bronce eurobasket 2015 con Francia
Vitaliy Fridzon: Bronce eurobasket 2011 y JJOO 2012 con Rusia
Viktor Khryapa: Oro eurobasket 2007, bronce 11 con Rusia y bronce JJOO 2012 con Rusia.
Andrei Vorontsevich: Bronce eurobasket 2011 con Rusia
Semen Antonov: Bronce eurobasket 2011 con Rusia
Sergio Llull: Oro eurobaskets 2009,  11 y 2015, plata JJOO 2012 , bronce JJOO 2016 y bronce eurobasket 2013
Rudy Fernández: Oro eurobaskets 2009, 11 y 15, Oro mundial 2006, Plata JJOO 2008 y 2012 y eurobasket 2007, bronce JJOO 2015 y bronce eurobasket 2013



Luka Doncic: Oro eurobasket 2017 con Eslovenia
Anthony Randolph: Oro eurobasket 2017 con Eslovenia
Facundo Campazzo: Plata torneo de las américas 2015 y 17 y bronce 2013 con Argentina
Felipe Reyes: Oro eurobaskets 2009, 11 y 15, Oro mundial 2006, Plata JJOO 2008 y 2012 y eurobasket 2003 y 07, bronce JJOO 2016 bronce eurobasket 2001 y 2013
Ioannis Bourousis: Oro eurobasket 2005 y bronce eurobasket 2009 con Grecia
Gustavo Ayón: Oro torneo de las américas 2013 y Oro Centrobasket 2014 con México



Otros títulos europeos



Rudy Fernández: Fiba cup en 2006 y Uleb en 2008 con Joventut
Felipe Reyes Uleb 2007 con Real Madrid
Vitaliy Fridzon: Eurocup 2012 con Khimki
Nando de Colo: Eurocup 2010 con Valencia



PUNTOS: Las cuatro últimas temporadas en la euroliga han tenido al Cska como el equipo más anotador. En las cuatro el Real Madrid firmó la segunda mejor marca.



JUEGO INTERIOR: Sobre el papel mayor profundidad para el Real Madrid pero a cambio la livianez de los moscovitas y el físico de la pareja Hines-Hunter son de complicado ajuste para los blancos.



RITMO: Sobre el papel ambas escuadras se manejan mejor con ritmos de partidos altos, aunque de cara a la fluidez quizás el Madrid necesita más dinamismo en la transición.



FÍSICO:El estado físico de Llull, De Colo, Hines...puede ser un factor decisivo en un partido que se antoja muy igualado.



CONCENTRACIÓN: En los dos precedentes de este curso, el equipo local salió fuerte (en especial el Cska) para marcar diferencias. La capacidad de concentración en el inicio de partido fundamental para un Madrid que en muchas fases del año ha tenido que remar a contracorriente.



DUREZA MENTAL: Fortaleza clásica en el Real Madrid y uno de los grandes muros que ha separado al Cska de mayores éxitos. Ojo a la gestión de una hipotética ventaja de los de Itoudis ya que a la mínima recuperación blanca puede pasarles.



ALTERNATIVAS: Ambos equipos pueden usar quintetos no academicos. Ojo al quinteto Sergio-Nando-Higgins-Clyburn-Hines. Con él el Cska ha tenido algunos problemas para cerrar el rebote, pero ahoga en defensa y en ataque ha firmado alguno de los momentos más espectaculares de la temporada.



HOGAR DULCE HOGAR: El Real Madrid nunca ha ganado una final four fuera de España.



BALANCE: De las 13 últimas ediciones de la final four, el equipo que llega con el mejor balance victorias derrotas del curso (este año es el Cska) solo ha pasado cuatro veces a la final. Además, en cuatro de los últimos seis años se ha impuesto el equipo con peor registro previo... este año el Zalgiris.



EL DUELO: Aunque se podrían buscar muchos emparejamientos interesantes, ninguno ofrece el interés del duelo entre los dos sergios. Compañeros durante años en el Madrid y en la selección (incluso en aquel junior de 2004 con el chacho de estrella y Llull de promesa) nunca se han enfrentado a este  nivel (su anterior cara a cara data de un Estudiantes-Manresa de la 05/06). Con la salida del moscovita a la nba y la permanencia del balear, este no solo renovó por una cantidad económica de primer nivel sino que se aseguró un rol preponderante lo que acabo de decidir al Madrid por no entrar en la puja por el canario este verano. Sin una relación especialmente cordial entre ellos y garantes de dos estilos casi antagónicos su duelo puede ser decisivo. El “chacho” podría ser el primer jugador nacido en España en ganar la euroliga con un equipo no acb.



DOBLETE: Kyle Hines ganó la euroliga en dos ocasiones con el Olympiacos y en 2016 repitió con el Cska. Si logra el triunfo este año, será el primer jugador que se lleva dos final four con dos equipos distintos. En toda la historia de la Copa de Europa solo un jugador ha logrado ganar más de una euroliga con dos equipos distintos: Dino Meneghin (5 con Varese y 2 con Milan).  



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.