Los Pistons (4-0) alargan la racha ante unos Cavs muertos (0-5)

Después de una victoria agónica ante los Sixers en la prórroga, los Pistons se tomaron el partido ante los Cavaliers con bastante más tranquilidad y hasta la segunda parte no apretaron el acelerador. Eso sí, una vez se pusieron en serio se vio que la diferencia entre un equipo y otro es abismal. Blake Griffin completó un partido normal si lo comparamos con el último (el de los 50 puntos). Pero sus números demuestras que el ala-pívot esta jugando a un nivel como pocas veces en su carrera. 26 puntos, 10 rebotes y 4/5 en triples fueron sus números ante los Pistons.

Para Andre Drummond hay que hacer un aparte. Después de ser injustamente expulsado ante los Sixers después de que Embiid fingiera una agresión y de ser duramente criticado por éste, tanto dentro como fuera de la cancha, hoy volvió a su habitual doble-doble (26+22). Es tan habitual que desde 2013, año en que debutó, es el jugador con más partidos de 20+ puntos y 20+ rebotes. Lleva 22. Los sigueintes son Cousins (13), Howard y Jordan (10).

Los Cavs, que no contaron con Kevin Love por primera vez en lo que va de temporada, siguen cuesta abajo y sin frenos y son el peor equipo de la liga por números (0-5) y por sensaciones. Los 15 puntos de George Hill fueron lo mejor en un equipo en el que ahora mismo hay poco a lo que agarrarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.