El fortín del OAKA pone a prueba a un Barcelona en racha

Un Barcelona en racha, con cinco victorias consecutivas en Euroliga, afronta mañana en el OAKA de Atenas, una de las pistas más complicadas del continene y frente al Panathinaikos de Xavi Pascual, un nuevo reto para seguir en su línea ascendente que le consolide entre los ocho mejores de la competición.

 Y es el primero de los tres desafíos que la escuadra de Svetilav Pesic afrontará en esta semana. Mañana en Atenas, el viernes en el Palau frente al Olimpia Milán, también en Euroliga, y el domingo, de nuevo en el Palau Blaugrana, en el primer clásico de la temporada frente al Real Madrid con el liderato de la liga Endesa en juego.

Pesic está satisfecho por el juego de sus jugadores, pero les ha llamado la atención por algunos momentos de falta de concentración y exceso de pérdidas en el rebote en su zona, tras ceder once en Kaunas el viernes y 19 el domingo ante Estudiantes.

Aún así, sigue con sus rotaciones y si ante el Zalgiris dio descanso a Pau Ribas, el domingo jugó 28 minutos ante Estudiantes y el descartado fue Kyle Kuric, con Thomas Heurtel y Tomic en su línea,con Jaka Blazic en franco ascenso de juego.

Para una pieza clave de los azulgrana, el alero Chris Singleton, el encuentro será especial ya que volverá al OAKA por vez primera como rival tras dos temporadas en el Panathinaikos.

También será un pulso para los bases azulgrana Thomas Heurtel (cuarto en asistencias de la Euroliga, con 5,8 de media, y Kevin Pangos (4 de media) frente a Nick Calathes (líder de la competición con 8,6).

Líder e invicto, junto al Peristeri, tras seis jornadas en la liga griega, después de vencer el domingo al Olympiacos (79-70), el equipo de Xavi Pascual afronta el encuentro con el objetivo de alcanzar a los azulgrana en la tabla y dejar atrás la última derrota europa en la pista del Efes (78-67).

Hasta ahora los 'verdes' solo han cedido en el OAKA ante el Zalgiris (83-87) tras una prórroga. Son séptimos de la tabla (4 victorias y 3 derrotas), una victoria menos que el Barcelona que es sexto, de ahí que los griegos hayan dado gran importancia al choque.

Pascual ha optado esta temporada por un equipo experto. Dos de sus fichajes, el escolta estadounidense Keith Langford tiene 35 años y el ala-pívot gabonés Stephane Lasme, también 35. Además, ha incorporado al alero ex azulgrana Deshaun Thomas y al ala pívot griego Ioannis Papapetrou, llegado del Olympiakos.

Pero la columna vertebral del equipo sigue siendo el base greco-estadounidense Nick Calathes (11,1 puntos y 8 asistencias de media), el ala pívot James Gist (7,9 puntos y 3,6 rebotes), sin olvidar a Matt Lojeski, el ala pívot Thanasis Antetokoumpo o el escolta Nikos Pappas, autor el domingo pasado de 24 puntos ante Olympiacos; un bloque de alto nivel.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.