El mejor Hayward (30+9+8) en los Celtics vale una victoria en Minny

Los Celtics sacaron una gran victoria de Mineápolis al vencer a los Timberwolves por 109-118. El equipo de Brad Stevens se puso por delante en la primera parte y luego supo resistir en la segunda mitad los arreones de los locales, espoleados por su mejora en defensa y por otra gran actuación saliendo desde el banquillo de Derrick Rose (26 puntos).

Precisamente como suplente también actuó Gordon Hayward, el gran protagonista del encuentro. El alero de los Celtics cuajó su mejor partido con la camiseta verde, olvidando ya los fantasmas de la grave lesión que sufrió hace un año y mejorando su punto de forma cada día más. Se fue hasta los 30 puntos, 9 rebotes y 8 asistencias. Desde que lo hiciera Kevin McHale en 1990 nadie había logrado 30+5+5 entrando desde el banco con la camiseta del equipo de Boston.

Los Wolves achacaron a errores puntuales, y probablemente esta vez sí tengan razón, la derrota. El equipo local ha visto una mejora desde la salida de Jimmy Butler. En la segunda mitad del encuentro intentaron dar el callo, y de hecho lo hicieron, pero no fue suficiente para llegar a la altura de su rival.

Los de Thibodeau caen por debajo del 50% (11-12), mientras que los Celtics se despegan un poco de ese -para ellos- lastre y se colocan con 13-10 en el Este.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.