Las Ventanas 2.0 son otro dolor de cabeza para la FEB

La aventura de las Ventanas no ha terminado. Es más, podría ponerse incluso más cuesta arriba. Además de la última del próximo mes de febrero en la que la Selección, que gracias a su buen trabajo ya está en China, no se jugará nada (otro cosa será cómo confeccionar la lista), en noviembre se iniciará la fase de clasificación para el Eurobasket 2021. 32 equipos divididos en ocho grupos de cuatro se jugarán en cuatro Ventanas (noviembre de 2019, febrero y noviembre de 2020 y febrero de 2021) la clasificación.

Más que un problema deportivo (los tres primeros de cada grupo estarán en el próximo Eurobasket), el problema será ‘político’ y económico. Si el escenario continúa como hasta hoy, el escenario no será fácil. Ya sin jugadores de NBA y Euroliga, la FEB puede encontrarse con las reticencias de algunos jugadores (los más veteranos o consolidados que ya han dado la cara en la fase de clasificación para el Mundial) y el rechazo de clubes ACB que consideran que, igual que no lo hacen los clubes Euroliga, ellos también pueden poner pegas a la llamada de los jugadores. Algunas voces consideran que la mejor idea será tirar de los más jóvenes.
Pero el problema también es económico. Las Ventanas están asfixiando la economía de las federaciones y pese a que la salud de la FEB en este momento es buena gracias al buen gobierno de Jorge Garbajosa y José Antonio Montero, las de clasificación para el Mundial le han costado a la FEB un millón de euros. Además, se han dejado de tener otros ingresos por patrocinios que, de haber un Eurobasket, sí se hubieran tenido. Cuatro o cinco millones de euros más podrían haber ido al limbo.

El escenario, pues, aconseja un cambio o, al menos, una vuelta al actual sistema de Ventanas, que podrían ser concentradas en un mes de competición. Pero en el entorno de la FEB no hay demasiado optimismo. La FIBA ha apostado mucho por el nuevo sistema y, en plena guerra con la Euroliga, considera que ahora no puede dar pasos atrás. El Board de FIBA de este fin de semana podría ser determinante para conocer el rumbo del baloncesto mundial. De momento, no obstante, las Ventanas 2.0 son una realidad y la FEB ya trabaja en ese escenario. El tiempo ha demostrado que aceptar esa realidad con la concentración de Benahavís le permitió anticiparse en el tiempo. Tal vez gracias a eso esté en el Mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.