Un desastroso Barcelona tropieza y se complica la vida

En un encuentro para olvidar, frente a un rival netamente inferior, el Barça Lassa ha sumado su tercera derrota (67-64) en las cuatro últimas jornadas de la Euroliga. Y si en la pasada jornada se tocaba casi fondo con el 65-84 ante Fenerbahce en el Palau hoy, ante un rival muy inferior y penúltimo en la tabla, se ha caído todavía más bajo con solo 64 puntos anotados.

Podrían darse muchas explicaciones por la derrota, pero la más clara ha sido la incapacidad en el tiro exterior con 6 triples de 26 intentos (el 23%), personificada por jugadores clave como Kevin Pangos (7 puntos en una serie de 1 de 6 en triples), Chris Singleton (8, con 1 de 4) o Kyle Kuric (8 con 2 de 7). Solo Adam Hanga, como siempre, ha estado a la altura (12 puntos). Del resto que han jugado -hoy el descartado ha sido Pau Ribas y Smits y Pustovyi no han saltado a la pista- nadie ha superado los diez puntos.

Además de Edwin Jackson, que ha aparecido en el último minuto, destacó en los loacales al base serbio Nemaja Gordic (12 puntos), junto al ex NBA Earl Clark (12 y 5 rebotes) y el joven Danilo Nikolic (11), que no han permitido al Barça Lassa reaccionar a falta de 3:24 para el final (59-59), sentenciando con un parcial final de 8-5 y una sola canasta de los de Pesic en esa recta final hacia la conclusión.

Los primeros veinte minutos fueron un juego de despropósitos de ambos equipos. Ya en el primer cuarto el juego exterior fue desastroso con un balance de 0 de 7 en triples del Buducnost y 1 de 8 el Barça, para un ridículo 14-15. En el segundo las cosas mejoraron un poco, pero los de Pesic cayeron en uno de sus baches y del 19-21 se pasó a un amenazador 26-21 (m.15) que obligó al serbio a parar el partido y dar entrada a Singleton, Kuric (desastroso en el primer cuarto, con 1 de 4 en triples) y Claver, con Heurtel dirigiendo el juego azulgrana.

Dos triples de Heurtel y Hanga, mas otra canasta del base francés le daban la vuelta al marcador (28-31, m.18) tras un parcial de 2-10 para los catalanes, pero un triple de Coty Clarke empataba y la primera canasta de Singleton decantaba la balanza al descanso tras una primera parte para olvidar, con pólvora mojada en el lanzamiento exterior con 6 triples de 25 intentos entre ambos (3 de 14 para los montenegrinos y 3 de 11 para el Barça).

Pesic volvió a su cinco inicial tras el descanso y canastas de Hanga y Pangos daban la máxima ventaja para el Barça hasta entonces (31-37, m.23), pero la respuesta local, con tres triples seguidos fallados por los azulgrana, llegaba con triple de Earl Clark y dos tiros libres de Coty Clarke (36-37, m.25).

Pesic dio entrada a Heurtel y Claver por Pangos y Hanga y a Séraphin por Tomic. Solo un triple de Singleton, el primero de seis en este cuarto, dio aire a los visitantes (40-44, m.28). El Barça se colocó en zona Hanga y Oriola volvieron a pista, pero no lograron el despegue de su equipo y Clark empató de nuevo (46-46, m.30). Oriola, con un tapón, evitó que Buducnost se adelantara. Pangos volvió como base al inicio del último cuarto, pero un triple de Suad Sehovic y una canasta de Popovic dejaron el marcador con iniciativa para los locales (51-48, m.33), aunque llegó un triple (el segundo) de Kyle Kuric y dos canastas seguidas de Tomic para colocarse de nuevo arriba (51-55, m.35).

La zona azulgrana frenó el juego interior montenegrino y, poco a poco, la balanza del rebote, especialmente ofensivo, ya se decantaba del lado de los de Pesic. Además, el 'motor' del Buducnost, el ex azulgrana Edwin Jackson, no tenía fluidez. Un triple de Pangos abría brecha (54-59 m.37), pero Nemanja Gordic, otro de los hombres claves de Dzikic y casi inédito hasta ese momento, con dos triples y canasta adelantó de nuevo al Buducnost (62-59) a 2:53 del final.

Singleton falló un triple, Oriola recibió un tapón de Clark, Heurtel falló otra vez de tres y restaba solo 1:30 para la conclusión cuando la primera canasta en juego de Edwin Jackson establecía el 64-59 para los balcánicos con solo 1:15 para jugar. Al final, Hanga falló un triple muy forzado que hubiera llevado el partido a la prórroga y el Barça certificó una derrota de la que puede que se acuerde en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.