Sarver confirma que los Suns no se mueven de Phoenix

Parece que el breve culebrón que hay entre Robert Sarver, propietario de los Suns, y la opción de llevarse la franquicia lejos de Phoenix llega a su fin. La incertidumbre inicial se generó cuando el Concejo de la ciudad no tenía claro si acceder a la petición del dueño del equipo. Pedía al Concejo destinar 230 millones de dólares para mejorar el Talking Stick Resort Arena, cancha donde juegan los Suns.

Finalmente, esta administración ha aprobado la petición y la franquicia seguirá manteniéndose en Arizona, tal y como ha reconocido el propio Sarver en Twitter: "Los Phoenix Suns no se van de Phoenix. Estoy 100% comprometido y he estado en los últimos cuatro años para encontrar una solución y mantenerlos en el centro de Phoenix, donde pertenecen".

El propietario lo afirmó el pasado jueves, un día después de aprobarse la decisión. Con ese montante pretende realizar varias mejoras, y no solo en su cancha, la más antigua de la NBA con casi 30 años. Sarver reconoció que busca construir un centro de entrenamientos de primer nivel.

Una vez aprobado por parte del Concejo, quedaría saber la opinión de los residentes de la ciudad. La votación de renovación será el próximo 23 de enero, fecha en la que se conocerá la resolución definitiva. Antes de ese día se celebrarán reuniones públicas en Phoenix para discutir el proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.