Olympiacos silencia el Palau y desata la crisis del Barça

Desastroso encuentro azulgrana, uno más, en ataque y quinta derrota en Euroliga en las seis últimas jornadas. En esta ocasión cayó frente a un Olympiacos (60-69) que no ha permitido a los de Pesic jugar con fluidez, acabando con la peor anotación de la temporada.

Al equipo griego le ha bastado solo el pívot serbio Nikola Milutinov para ejecutar a los catalanes con 18 puntos, 14 rebotes (7 ofensivos) y 2 tapones, doblando a los tres pívots barcelonistas, Tomic, Pustovyi y Séraphin, que han totalizado 8 puntos y 6 rebotes entre los tres.

Los culés cedieron 17 rebotes ofensivos, con Heurtel y Pangos sumando 11 puntos y 3 asistencias. Enfrente tuvieron a un Vassilis Spanoulis que les han endosado 4 triples, para sumar 14 puntos y 3 asistencias en 22 minutos en pista, ante la inoperancia de Chris Singleton y Kyle Kuric. Dejaron solos en la pelea a Víctor Claver, con 13 puntos y 4 rebotes, y Pierre Oriola, con 10 puntos y 6 rebotes. No es de extrañar que un rival que acaba con 15 pérdidas sea capaz de ganar en el Palau.

Pesic tomó la decisión de colocar de inicio a Jaka Blazic, en la marca del estadounidense Nigel Williams-Goss, al que neutralizó. Ambos equipos jugaban con posesiones largas, errores en el tiro exterior y los azulgrana cediendo rebotes en su pintura (6 en el primer cuarto). El equipo no tenía ritmo y, además, los árbitros permitían los contactos en zona. Dos triples de Víctor Claver, que neutralizaban dos de Vassilis Spanoulis no impedían una ligera ventaja visitante (8-12, minuto 6).

Mientras el serbio Nicola Milutinov causaba estragos en la zona azulgrana, aunque su equipo no aprovechaba las segundas opciones tras los rebotes ofensivos. Pesic daba entrada a Artem Pustovyi por un gris Ante Tomic, que sigue con problemas físicos, y se mejoró en rebote ofensivo, igualando la contienda con dos canastas seguidas del ucraniano (14-14, minuto 9) y solo un triple de Williams-Goss daba ventaja a los griegos al final del primer cuarto.

Pesic colocaba a Kyle Kuric y Kevin Séraphin en el cinco inicial del segundo cuarto. Blatt, por su parte, había sentado a Spanoulis por faltas. Mediado el primer cuarto situaba a Strelnieks como marcador de Pangos. Pero fueron los triples de Adam Hanga y el propio Pangos los que avanzaban al Barça (26-25, minuto 15) después de que Singleton relevase a Seraphin. Spanoulis volvió también a pista, pero la segunda falta del base ateniense le devolvía al banco (26-30, minuto 17).

El técnico azulgrana pedía tiempo, devolvía a Tomic a la cancha y colocaba a dos bases en pista. A pesar de ello, los azulgrana solo lograban reducir la desventaja en dos puntos al descanso (30-32) tras ceder 12 rebotes ofensivos a su rival.

Olympiacos salió más rápido en el tercer cuarto y dos triples seguidos de Spanoulis y Kostas Papanikolaou abrían brecha (30-38, minuto 22). El Barça respondía con un triple, el tercero, de Claver, pero Milutinov destrozaba la zona azulgrana (33-43, minuto 24) y Pesic paraba el partido dando entrada a Hanga, Kuric y Pustovyi.

Zach LeDay daba una máxima ventaja hasta el momento a los de David Blatt (35-47, minuto 26), tras un parcial de 5-15. Solo Hanga y Heurtel reaccionaban (41-49, minuto 25), pero llegaba el cuarto triple de Spanoulis (41-52, minuto 27) y se iba al banco.

Pesic sentaba a Pustovyi y Singleton, totalmente nulo, y daba entraba a Oriola y Séraphin, aprovechando que Giorgios Bogris había dado el relevo a Milutinovic. Con 41-54 (minuto 28), como máxima ventaja visitante, el Barça reaccionó por medio de Heurtel y Oriola para irse al último cuarto con un esperanzador 48-55.

Spanoulis volvía a pista con 48-58 (minuto 32) y también Heurtel relevaba a Kuric, volviendo a jugar con dos bases. Pustovyi entró por Séraphin, que había cometido su cuarta falta y el omnipresente Milutinov llevaba de nuevo a Olympiacos a superar la barrera de los 10 puntos (52-63, minuto 34).

Singleton volvía a cancha por Pustovyi y el Barça jugaría sin un 'cinco' nato los últimos cinco minutos. Solo Oriola se mostraba efectivo en el aro rival, pero Milutinovic seguía mandando. Ya nada cambió hasta el final (60-69); el Barça sigue en caída libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.