El club de ‘los 9’: Los invictos en la NCAA

Y sólo quedaron nueve. Con el calendario de conferencia asomándose en el horizonte, el club de los invictos es cada vez más exclusivo. Trayectorias y rivales dispares con el denominador común de no haber conocido aún la derrota. Desde el sufrimiento de Kansas a la irrupción de Buffalo, pasando por la placidez de St. John’s o la sorpresa de Furman. Analicemos cada uno de ellos.

La odisea de los Jayhawks

De Kansas tan pronto podríamos estar hablando de bajón como de un currículum impoluto. Y si lo podemos hacer de lo segundo, es por culpa de Dedric Lawson y Lagerald Vick. El número 1 del país de los Jayhawks se explica desde victorias in extremis y actuaciones individuales de escándalo. Cuatro de las últimas cinco victorias se han producido por cinco puntos o menos, y dos de ellos han necesitado la prórroga. El margen entre estar 9-0 y 5-4 está en sus dos protagonistas:

  • El pasado 22 de noviembre los Jayhawks llegaron a ir 12 puntos por debajo frente a Marquette, hasta entonces imbatido. Lagerald Vick y Dedric Lawson se combinaron para 42 puntos y 14 rebotes y darle la vuelta a un partido que acabaría 77-68. 
  • Un día después, ante Tennesseee, tuvieron que disputar la prórroga. Enfrente tenían a una de las sensaciones de la temporada, que además, había llevado la batuta del encuentro y tuvo varias oportunidades para ganar antes del tiempo extra. Los 24 puntos, 13 rebotes y 5 asistencias de Lawson marcaron la diferencia.
  • El 1 de diciembre Stanford les tuvo contra las cuerdas, hasta que Vick salió a la palestra con 27 puntos, una exhibición desde el perímetro y un triple extraordinario para forzar la prórroga. El buen hacer de Lawson desde la personal hizo el resto. 
  • La semana pasada sufrieron para superar a la New Mexico State de Iván Aurrecoechea, teniendo que cerrar la victoria en el último minuto. Igualdad a la que se vieron también sometidos ante Villanova, que venía de firmar su peor arranque del último lustro. Pero una vez más, ahí estuvo el mejor dúo del baloncesto universitario. 28 puntos, 12 rebotes para Lawson y 29 puntos, 7 rebotes para Vick. Diferenciales para compensar el mal momento de Quentin Grimes, y sobre todo, la baja de Udoka Azubuike. Los Jayhawks han aprendido a sufrir. 

La redención constante de Michigan

Pocos podían esperar que tras la marcha de Moritz Wagner o Abdur-Rahkman, los Wolverines iban a erigirse como favoritos de una Big Ten al alza. Michigan ha superado cualquier expectativa desde la primera semana. Sus victorias de mayor valor, Villanova, North Carolina y Purdue, se han producido por una ventaja de 17 puntos o más. Una superioridad cimentada en una de las mejores defensas del país, pero también en el paso adelante de varios escuderos. Jordan Poole, Charles Matthews o Jon Teske han afianzado su progresión, pero no puede entenderse el inicio de los Wolverines sin Ignas Brazdeikis. El freshman canadiense lo ha cambiado todo en ambos lados de la pista, siendo el pulmón y pegamento de un equipo aspirante a repetir billete a la Final Four.

La revolución de Buffalo

CJ Massinburg - Syracuse

El upset en West Virginia no fue una casualidad. Los Bulls han pasado de sensación a realidad con uno de los mejores ataques del baloncesto universitario. Dinamismo y atractivo traducido en victorias y una declaración de intenciones. Buffalo, que llegaba en el mejor momento de la historia del programa, se presentó en el Carrier Dome en un esperado derbi neoyorquino. Los chicos de Nate Oats no tuvieron piedad del díficil momento de Syracuse y firmaron un triunfo que los consolida en el Top 25 de la nación. CJ Massinburg y Jeremy Harris son un parque de atracciones.

Los Cougars no hacen ruido

Como diría Jon Rothstein, Houston es el mejor equipo del que no has oído hablar. Apoyados en una de las defensas más exigentes del país, los Cougars han ido acumulando victorias de valor gracias a su firmeza en casa (7-0). Primero fue BYU, solventada sin sufrimiento, después Oregon, a la que fue superior durante casi todo el encuentro, y después fue LSU, frente a la que dieron buena cuenta de su pluralidad en ataque. Armoni Brooks por dentro y Corey Davis Jr. por fuera lideran una Houston que ya ha presentado su candidatura a conquistar la AAC.

La firmeza de Virginia

Los Cavaliers no necesitan focos para, año tras año, confirmar su solidez. Los de Tony Bennett no han tenido un calendario non-conference exigente, pero con ellos no es tanto el qué sino el cómo. Sus triunfos ante Wisconsin y Maryland reivindican a Virginia como uno de los claros favoritos a llevarse la ACC, una vez más, con la defensa por bandera y la progresión de un De’Andre Hunter que huele a All-American. 

El freno de los Red Raiders

Resultado de imagen de jarrett culver

¿Falta talento ofensivo por las bajas? Chris Beard moldea la mejor defensa, con permiso de Virginia, de la NCAA. Apenas 51 puntos por partido reciben los Red Raiders, que pese a no haberse encontrado con rivales de alta alcurnia, han superado todos los exámenes con nota. Secaron toda la pólvora que presentaban equipos como USC o Nebraska para reivindicar su sitio en la Big 12, con especial protagonismo para un Jarrett Culver al que se le está poniendo cara de NBA. Hasta seis jugadores de Texas Tech superan los 7 puntos por partido. Duke les espera. 

La sorpresa de Furman

El nombre de los Paladins irrumpió en el panorama nacional tras vencer a Loyola-Chicago y a Villanova en apenas una semana. Y desde entonces, no se han bajado del Top 25 de la Associated Press. Con un ataque vertiginoso y Jordan Lyons a los mandos de la nave, Furman amenaza con disputarle el título de la Southern a la UNC Greensboro de Francis Alonso. La SoCon promete ser una de las mid-majors más interesantes de la temporada.

Nevada sigue a lo suyo

Los Wolfpack ya no necesitan de presentaciones. Junto a Gonzaga, la mid-major más temida de todo el país y sólida candidata a estar en la Final Four el próximo mes de marzo. Eric Musselmann ha estado a la altura de las expectativas en este arranque, exprimiendo la versatilidad ofensiva de su equipo, desde la polivalencia de los gemelos Martin al dominio de Jordan Caroline. Ni BYU, ni Loyola-Chicago ni USC tuvieron opciones de sorprender. Sólo una Arizona State en racha pareció capaz y acabó muriendo en la orilla. Pocos equipos mejores en apretados que los Wolfpack. 

St. John’s recupera sensaciones

Resultado de imagen de shamorie ponds mustapha heron

Con Chris Mullins jugándose el puesto, los Red Storm se han refugiado en un calendario tranquilo para recomponerse y recuperar sensaciones de cara a la competición de la Big East. Bajo el mando de Shamorie Ponds, entre los mejores del país, St. John’s ha solventado, no sin sufrir, todos sus compromisos. Los neoyorquinos se han hecho fuertes en el clutch time, superando en los últimos instantes a California, VCU y Georgia Tech. Las incorporaciones de LJ Figueroa y Mustapha Heron han aportado una bocanada de aire fresco a un equipo con mucho que demostrar.

KANSAS JAYHAWKS: Con todo el boom que traía Gonzaga las últimas semanas, parece que todos nos habíamos olvidado de que los chicos de Bill Self existen y no solo eso, posiblemente son el mejor y más completo equipo del país. Sin haber estrenado aún su casillero de derrotas, los Jayhawks siguen cuajando una temporada excelente, demostrando que su mezcla de juventud y experiencia es una amalgama tremenda capaz de llevarles a lo más alto de la NCAA cuando marzo llegue. Sorpresiva es la capacidad de los mismos para cerrar los partidos con marcadores apretados ya que sus dos últimas victorias ante NMST y Villanova se han decido por 3 puntos en ambos casos, una madurez en escenarios adversos que seguro que les sirve a final de temporada. 

GONZAGA BULLDOGS: Parece ser que los Bulldogs están atravesando unas pequeñas turbulencias en las últimas semanas, la victoria ante Tennessee es totalmente justificable pero fue ante UNC donde el aspecto de Gonzaga fue más preocupante. Los Tar Heels destruyeron la defensa de los Zags a placer y dejaron a UNC llevar el partido a un ritmo en el que la multitud de armas de los de Roy Williams fue demasiado para pararles. ¿Hora de preocuparse?

SYRACUSE ORANGEMEN: Temporada muy atípica en Nueva York, el equipo parecía recuperado y dispuesto a escalar tras las derrotas ante Uconn y Oregon, con un racha de victorias ganando el derbi ante Georgetown y con un inesperado upset ante OSU, la confianza parecía recuperada, pero solo parecía. Una derrota en casa contra Old Dominion deja muy fea ya la temporada y el at large cada día parece más complicado, aún más tras perder en casa ante Buffalo. 

 

 

Shamorie Ponds (St John’s): En esta casa somos mucho del buen juego de los Johnnies y pasarlo por alto sería una falta de respeto a uno de los (todavía) invictos de la nación. Ponds está rindiendo al nivel de los mejores de la nación, esta semana, un casi triple doble contra Wagner fortifica las afirmaciones de que St John’s es un equipo al que merece la pena ver.

Resultado de imagen de admiral schofield tennessee gonzaga

Admiral Schofield (Tennessee Vols): Los Volunteers son uno de los equipos más en forma de la nación y gran parte de la culpa es el gran estado de este Guard que junto a Grant Williams forman uno de los dúos más letales de la nación. Responsable de meter el triple que daría a su equipo la victoria ante Gonzaga tras endosarles 30 puntos, repitió su actuación contra Memphis Tigers con 29 tantos a los que sumó 11 rebotes. Uno de los jugadores más a tener en cuenta de toda la nación.

Cameron Johnson (North Carolina): Hasta ahora la temporada del alero había sido el reflejo de lo que le estaba ocurriendo a su equipo, una irregularidad criminal sumada a la desaparición en ciertos momentos que rozaba lo inentendible. Sin embargo, fue ante Gonzaga donde el ex-jugador de Pittsburgh despertó con 25 puntos para tumbar a los Zags. Kentucky será su próxima prueba de fuego.

Jared Harper (Auburn): En Auburn siguen completando una temporada que hace mucho tiempo que no habían sido capaces de vivir. El equipo no baja del top 10 de la nación y la única derrota que atesoran fue ante Duke, una piedra que ya queda lejos en el camino. Mientras tanto, Jared Harper sigue opositando para ser uno de los mejores jugadores de la nación y ratificando lo bueno de su decisión de permanecer en los Tigers un año más, ante UAB anotó 23 de los últimos 30 puntos de su equipo para sumar una nueva victoria en su casillero. Uno de los dúos más divertidos de la nación con Bryce Brown.

Yoeli Childs (BYU): Parece que esta campaña no nos vamos a encontrar a una BYU con demasiado poder competitivo más allá de la WCC, pero desde luego Childs está rindiendo como uno de los mejores jugadores de mid-major de la nación. El ala-pívot acumula dobles-dobles con una facilidad pasmosa, rozando además la cifra de 20+10 en todas las contiendas de los Cougars, esta semana 25+11 en la derrota ante UNLV, pero sus números siguen estando ahí. Candidato a ser llamado entre los 60 elegidos del próximo draft.

Semana tranquila para los nuestros al otro lado del charco, Francis Alonso tuvo uno de los encuentros más discretos en lo que va de año ante North Alabama aunque los Spartans consiguieron la victoria igualmente, el malagueño no estuvo tan acertado a como nos tiene acostumbrados, aun así 14 puntos y victoria para UNC Greensboro. Mismo se puede decir de Rubén Guerrero ya que el marbellí anotó poco en la también victoria de su equipo ante Houston Baptist, pese a ello, su trabajo en la zona sigue siendo impecable con 8 rebotes y 4 tapones en una decente actuación.

Ivan Aurrecoechea - KU - DM18 - 1

Iván Aurrecoechea fue el gran beneficiado en los últimos partidos de los Aggies de New Mexico State, el Junior sabe aprovechar hasta el máximo todos los minutos que dispone en cancha y si ya contra Kansas cuajaba una genial actuación hace apenas 10 días, fue ante Northern Colorado donde el madrileño deslumbró. La segunda vez que alcanza los 20 puntos en esta temporada (en 19 minutos) sumado a 10 rebotes en la victoria de los Aggies, esperemos que continúe así y poco a poco gane más minutos. El ex JuCo acumula dos dobles-dobles de 20 puntos y 10 rebotes ne los últimos tres partidos. Temporada sensacional sin hacer ruido. 

La mala noticia nos sigue llegando desde Maryland, donde Joshua Tomaic todavía sigue sin contar con minutos en la rotación de los Terrapins.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.