Los Wolves ganan en Oklahoma con el mejor Wiggins del año

Sorpresa en Oklahoma. Los Minnesota Timberwolves fueron capaces de llevarse la victoria ante uno de los mejores equipos de la liga. Y lo hicieron con el mejor Andrew Wiggins del año, que alcanzó por primera vez los 30 puntos, a los que añadió 6 rebotes y 5 asistencias. Suya fue una gran penetración dejando atrás por velocidad a Steven Adams en el último minuto que, sumada a un tiro libre posterior, dieron la victoria a los Wolves.

Lo cierto es que el partido fue un toma y daca entre ambos equipos con Paul George brillando por encima de todos. Ahora mismo no hay duda de que es él el verdadero líder de los Thunder. Anoche acabó con 31 puntos, 11 rebotes, 3 asistencias y 2 robos. En los últimos ocho partidos promedia 32,75 puntos, 8,8 rebotes, 4,5 asistencias y 2,2 robos. Ni siquiera Durant le discutió de esta manera a Westbrook el liderazgo del equipo. No hay discusión, está él y después  los demás. Entre otras cosas porque el base, que enlazó varios encuentros con unos porcentajes horribles, parece que se ha reciclado de repente. Hace tres partidos no tiró ni un triple y hoy sólo ha lanzado uno. Se le ve menos ansioso. Sigue logrando triples-dobles (23+11+10) pero ahora llegan de forma más natural, sin forzar tanto las situaciones.

Lo cierto es que los Thunder tuvieron dos triples para ganar. Primero uno de Abrines (7 puntos en 27 minutos) y en la jugada final uno muy forzado de George, que no acertó a coger de primeras el pase desde la banda del español, lo que le complicó muchísimo la jugada. Quien sí metió un triple clave segundos antes de los dos fallados por los de Oklahoma fue Robert Covington (13+5+3+2). El otro jugador destacado de los Wolves fue Towns, con 18 puntos (2/2 en triples), 5 rebotes y 6 asistencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.