Tecnyconta se acerca a la salvación y mira el ‘playoff’

El Tecnyconta Zaragoza logró este sábado una trabajada victoria sobre el Cafés Candelas Breogán de Lugo (83-69), que sumó su cuarta derrota consecutiva, y se acerca a su objetivo de la salvación mirando de reojo a una empresa mayor como las eliminatorias por el título de la Liga Endesa. El equipo aragonés se impuso tras una primera parte de las peores que ha disputado en su pista esta temporada, pero teniendo la virtud de saber sobreponerse tras el descanso, poniendo la intensidad que había faltado hasta entonces.

El Tecnyconta Zaragoza pareció salir al parqué excesivamente relajado y se dio de bruces con la realidad de que cuando no pones todo en la balanza del esfuerzo es difícil superar a los rivales, algo de lo que se aprovechó el equipo de Natxo Lezcano.

Sin embargo, el descanso sirvió muy probablemente para que Porfirio Fisac pusiera orden, como evidenció la salida 'rojilla' en la segunda mitad en la que fue un vendaval, y que mantuvo, aunque de forma irregular, hasta el final ante un oponente que no se rindió y de ahí que el último cuarto no pareciera definido hasta bien avanzado aunque la victoria local fue clara finalmente. La buena defensa del conjunto gallego al inicio del encuentro propició los errores constantes en el equipo local que estuvo muy desacertado en sus acciones de tiro, tanto en juego como en los libres.

Esto permitió al Cafés Candelas Breogán, más acertado en ataque que los propietarios del terreno, llegar a tener hasta 9 puntos de renta mediado el primer cuarto del encuentro (8-17) y alcanzar los diez (15-25) al inicio del segundo parcial. La situación varió en el inicio de éste más por los deméritos visitantes que por los las buenas acciones del conjunto aragonés que poco a poco se fue animando y cambiando las sensaciones y el panorama del partido.

La efectividad del equipo lucense bajó notablemente y esto permitió a los propietarios del terreno recortar distancias en un juego de muy escasa calidad, con muchos errores y en el que, por momentos, parecía que los dos equipos eran rivales por hacerlo peor que su oponente. De hecho, el equipo maño llegó al descanso con un increíble, por lo nefasto, 38 % de acierto en tiros libres. Aún así, con algo más de intensidad en defensa en los minutos que precedieron al descanso, un mate de Fran Vázquez, un triple de Stan Okoye y dos de Marc Martí, el Tecnyconta consiguió ponerse por delante al llegar al descanso.

Tras este las cosas cambiaron como de la noche al día pues el Tecnyconta Zaragoza, reconvenido posiblemente por su técnico, salió como un vendaval para, en tres minutos, firmar un parcial de 14-2 y colocar 13 puntos de renta (51-38). Sin embargo, los visitantes no tiraron la toalla y liderados por un Emir Sulejmnovic que anotó 9 puntos en el tercer cuarto, se mantuvieron en el partido, conscientes de la importancia de lo que había en juego ante un equipo maño irregular que tan pronto encadenaba varias acciones brillantes como otras con errores infantiles.

El Cafés Candelas Breogán, aprovechando esos fallos llegó a colocarse a solo dos puntos (63-61) en el minuto 32 pero el conjunto local, con una buena defensa y más corazón que buen juego fue capaz de ir abriendo brecha progresivamente para acabar con un victoria trabajada pero cómoda en los minutos finales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.