Comer con Shaquille, karts con Mayweather… así son las mejores fiestas del All Star

Charlotte espera 150.000 visitantes durante el All Star Weekend. De ellos, menos de 19.000 estarán en el Spectrum durante los eventos centrales del fin de semana: ese es el aforo del pabellón de los Hornets, que además se ve reducido en un 20% por necesidades de intendencia de la gran fiesta anual de la NBA. Conseguir una de esas entradas es, además de muy caro, misión casi imposible salvo que se tenga un buen contacto en la propia Liga. Así que es obvio que muchos de los visitantes que llegan a la ciudad lo hacen por todo lo que rodea a esta cita más allá de los partidos y los concursos.

El punto neurálgico para la afición es, casi al lado del Spectrum y en pleno uptown (en Charlotte no se usa el habitual downtown por la elevación de la zona central de la ciudad), el Epicentre, de por sí un punto clave en la vida social de la ciudad y que se convierte en el lugar de encuentro de todos los amantes del baloncesto durante este fin de semana. Eventos gratuitos (aunque requieren reserva por la avalancha de gente que se espera) con aparición de jugadores, venta de merchandising, exposiciones relacionadas con una NBA que, en sus propias palabras, crea en este escenario "la convergencia de la Liga con la cultura pop a través del arte, la cocina, la moda, la música, la tecnología y el entretenimiento".

Pero además, otro de los grandes reclamos son las fiestas que, una vez más, están en muchos casos al alcance de solo unos pocos. El boxeador Floyd Mayweather organiza hoy por la tarde una competición de karts para toda la familia. Los que quieran ir como espectadores tienen que pagar 40 dólares, el acceso a la competición y el contacto con los VIPs que van a participar cuesta hasta 100 dólares, fiesta posterior incluida. Las instalaciones del Victory Lane Indoor Karting se dividen en zonas, cada una con un estilo musical distinto. La continuación para todos los públicos de la fiesta que el propio Mayweather organizó ayer hasta las 3 de la mañana, en cuatro locales distintos y también con diferentes estilos de música y entradas de hasta 100 dólares.

El sábado costará entre 250 y 750 dólares, comida y bebida incluidas, alternar con Shaquille O'Neal en su 'Shaq Invasion', una (copiosa) cena con champán y vino que rivaliza con eventos de figuras del rap como Doug E. Fresh, Deniro Farrar, Young Jeezy y Snoop Dogg. Anthony Hamilton, estrella del rhythm and blues local que se encargará además de interpretar el himno en el All Star Game del domingo, ya ha tenido su celebración, llamada "bienvenidos a Charlotte", mientras que una leyenda como Allen Iverson tiene la suya hoy, con entradas VIP a 60 dólares.

El Harvey B. Gantt acoge el All-Star Sneaker Summit, una cita (25 dólares la entrada) esencial para los amantes de la cultura de las zapatillas de baloncesto. Y mientras que Julius Peppers, el mito recién retirado de Carolina Panthers, monta un baile benéfico con 250 dólares como precio de acceso, el Rookie USA Fashion Show 2019 se celebra también en Charlotte este fin de semana. Es un desfile privado de moda para niños en el que estarán en la pasarela los hijos de Jayson Tatum y Chris Paul junto a los de otros deportistas como Greg Olsen, Kyle Love, Tiki Barber o Victor Cruz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.