Triples: un enorme Joe Harris le estropea la fiesta a Stephen Curry

Fue un magnífico concurso de triples. Realmente lo fue. En Charlotte, donde Craig Hodges (tres veces campeón) anotó 19 tiros seguidos en 1991. Y donde hizo carrera Dell Curry, el padre de Stephen y Seth. Fue un gran concurso, con puntuaciones muy altas (el máximo es 34 y no 30 desde que hay un carro completo con balones de puntuación doble), rachas que pusieron al público en pie... y triunfo de Joe Harris, el alero de los Nets (45% desde el triple esta temporada), que enfrió un poco al Spectrum cuando todo estaba preparado para el baño de gloria de Stephen.

Curry, en la ciudad en la que se crió cuando su padre jugaba en los Hornets (entonces en el enorme Coliseum), se quedó a las puertas del título aunque logró la mejor puntuación de la primera ronda: 27, la misma con la que fue campeón en 2015 y a un punto de los 28 de Devin Booker, que hizo récord el año pasado en L.A. En la final tiró el último, después de 26 puntos de Harris y 19 de Buddy Hield, que se había clasificado con otros 26. Curry, que metió los últimos diez triples de la primera fase arrancó la definitiva con nueve sin fallo y la grada en pie... pero se enfrió en la zona central y en el último carro, el de los balones de valor doble, se quedó a uno de empatar a Harris: 24 puntos totales. Algo anticlimático, sin quitarle ningún mérito a un ganador que hizo dos rondas sensacionales (25 y 26).

El concurso había comenzado con los Curry -Dell, Seth y Stephen- en el centro de la pista y el patriarca haciendo un carro de concurso con ayuda ilustre: Mark Price, Ray Allen y Glenn Rice. Una idea muy bonita pero con resultado discreto porque a los cuatro se les vio oxidados, con un raro 0/5 de Allen, el jugador que más triples ha anotado en la historia (2.973)... hasta que Stephen Curry le supere.

En la primera ronda fueron cayendo participantes, con un corte muy alto para los tres que pasaron a la final sobre diez totales: 27 puntos Curry, 26 Hield y 25 Harris. Se quedaron por el camino el local Kemba Walker, un Khris Middleton que hizo la peor puntuación (11), Seth Curry, Damian Lillard, Danny Green, el defensor del título Devin Booker (llegó a 23)... y el enorme Dirk Nowitzki, ganador en 2006 de un evento en el que participó por primera vez en 2000. Con 40 años y después de amenazar con pedir un puñado de segundos extra a Adam Silver, acabó con un par de air balls pero unos dignos 17 puntos.

Joe Harris, muy buen jugador de unos Nets que están siendo una de las grandes historias de la temporada, añade su nombre al palmarés de un evento que es cosa seria en la iconografía NBA. Lo merece, aunque un Spectrum en pie se quedó a un par de tiros de Stephen Curry del desenlace preferido por todos. No fue así pero en todo caso fue un gran concurso, eso seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.