Los Kings vuelan hacia playoffs ante unos Thunder agotados

No hay ningún equipo que lleve tanto tiempo sin jugar los playoffs como Sacramento Kings. Tras el billete sellado por los Timberwolves la pasada primavera, no hay peor racha que la de los californianos, que jugaron su última eliminatoria en 2006 contra los Spurs (primera ronda). Tampoco hay muchos que lo merezcan ahora tanto como ellos, ni desde luego los hay mucho más divertidos de ver, noche tras noche. Su triunfo en OKC (116-119) premió un esfuerzo que no merecía volver a Sacramento 0-3 después de una gira terrible en la que rozaron la victoria en Denver (-2) y Oakland (-2). Les queda pasar por Minnesota antes de volver para jugar cinco partidos en su pista, pero están ahora 31-28, con dos partidos otra vez de ventaja sobre los Lakers y a uno y medio de Clippers y Spurs. Entre esos cuatro equipos, parece, se resolverán dos plazas. Insisto: los Kings merecen una.Y están dando zancadas hacia ella.

Los Thunder, un guiño del calendario a los de un Joerger que está haciendo un trabajo espectacular, jugaban en back to back después de su tremendo duelo de dos prórrogas contra los Jazz. Y se notó: ante un equipo que va siempre a máxima velocidad, los locales marcharon cortos de fuelle y estuvieron a punto de perder el tren (49-63 al descanso, 74-90 después) ante el goteo de puntos de Hield (ex de la Universidad de Oklahoma, precisamente: metió 34), Fox y Bagley (19 cada uno). Ese núcleo, con Cauley-Stein poniendo trabajo y Bogdanovic cerebro, respondió a cada intento rabioso de unos Thunder en manos de Westbrook, que ni un partido así deja correr sin intentarlo hasta el final. El base sacó unas fuerzas imposibles (41 puntos) para llevar al partido a un 116-116 tras el que llegaron dos tiros libres de Fox, una personal en ataque suya por carga a Cauley-Stein que anuló la canasta del empate, un tiro libre de Barnes y un triple muy forzado de Paul George que se fue al limbo. Después de 50 minutos una noche antes, PG se exprimió en otros 38 pero no tuvo piernas para seguir su propio ritmo (de MVP) de las últimas semanas: 14 puntos, 4/19 en tiros.

Si los Kings rompen su maldición y regresan a playoffs, lo harán gracias a triunfos como este, pero sobre todo a su esfuerzo de toda una temporada en la que son ya más que una simple revelación. Los Thunder, por su parte, quedan en 38-21, a dos partidos y medio de unos Nuggets a los que visitan el martes... ahí se juegan buena parte de sus opciones de aspirar todavía al top 2 del Oeste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.