Los Warriors caen otra vez en Florida pese al acierto de Curry

Los Warriors no se han tomado bien la parte de la gira que ha pasado por el estado de Florida. Después de caer ante los Heat con el gran triple de Wade en el último segundo, les ha tocado caer también con los vecinos. Los Magic se aprovecharon de otro partido en el que el equipo campeón se confió en exceso para hacer el camino contrario que el que se proyectó en Miami: remontar para terminar por delante.

Empezaron bien los Magic, con alguna nimia ventaja respecto a su oponente gracias a las acciones de Aaron Gordon. La estabilidad fue la tónica en la primera parte hasta que Golden State se puso las pilas, más o menos como en el partido del día anterior. Pero la durabilidad fue mucho menor. DeMarcus Cousins era el que ponía a su equipo a correr y él se ponía a anotar. Consiguieron ponerse diez puntos por encima (66-76, minuto 34) y con hasta trece en el inicio del último periodo, pero la salida desde el banquillo de Terrence Ross dio a los Magic el impulso definitivo.

La buena dirección de D.J. Augustin eclipsó un partido acertado de Stephen Curry, que movió bien a los suyos y estuvo bien de cara al aro (33 puntos, aunque con 12/33 en los lanzamientos). También destacó otro base, Isaiah Briscoe, que supo jugar con sus compañeros por encima del aro para ir reduciendo la ventaja. Al final entraron todos al ajo: Vucevic, Gordon, Isaac... A los Warriors, que no contaban con Kevin Durant para este partido, se les hizo cuesta arriba.

El partido murió con un 14-2 de parcial del equipo local debido al apagón, que también se entiende dado que estaban en un 'back-to-back', del equipo visitante.

Los Warriors logran sobrevivir al frente de la clasificación de la Conferencia Oeste pero no por su mérito, sino por la derrota de los Nuggets en casa ante los Jazz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.