Willy sigue sin jugar en unos Hornets que se complican la vida

Los Hornets siguen montados en su montaña rusa particular. Tras subir a la cima, con su última victoria en Brooklyn, les tocó bajar de nuevo y el impulso se lo dieron unos Blazers que sentenciaron el encuentro en un brillante último cuarto. El duelo, en el que no participó Willy Hernángomez, tuvo dos grandes protagonistas. Bajo los aros volvía a destacar Jusuf Nurkic, que acabó con un doble-doble (26+15), pero el arma secreta de los Blazers fue un decisivo Rodney Hood, que consiguió su récord anotador de la temporada con 27 puntos (9 de 14 en tiros de campo), 21 de ellos en el último asalto.

Los de Oregón comenzaron el partido a buen ritmo. Su poderío en el rebote (acabó con 48 por 35 de Hornets) se potenció con un fallón Kemba Walker, que a pesar de acabar con 18 puntos, firmó un desastroso 5 de 21 en tiros. El segundo cuarto (25-32) y transcurrió en igualdad. Jeremy Lamb seguía tirando en ataque pero los Blazers no bajaban el nivel y seguían por delante al descanso (50-56).

Fue tras él cuando Walker mejoró de cara al aro opuesto, al igual que Frank Kaminsky, para recortar a la mínima diferencia antes de jugar los doce minutos finales (80-81). Pero la reacción de los Hornets se esfumó con el recital ofensivo de Rodney Hood. Hasta ese momento sumaba 6 puntos, pero a partir de ahí se convirtió en la última pesadilla de los de Charlotte, firmando 21 puntos más en un cuarto arrollador (28-37) que puso la sentencia.

Con esta derrota, los de Carolina del Norte se mantienen en novena posición en el Este y empiezan a complicarse la vida de cara a los playoffs. Pistons y Magic, séptimo y octavo respectivamente, han sido capaces de superar a los de Charlotte tras un balance impecable en sus últimos diez duelos (8-2). El contrapunto de este trio lo forma la franquicia de Michael Jordan, cuya mejor racha en toda la temporada ha sido de tres victorias consecutivas y que llevan más de un mes sin conseguir dos triunfos seguidos. Ahora reciben a Heat y Thunder en su enésimo intento por recobrar la buena senda que les pueda acercar a su gran objetivo.

Los Blazers, por su parte, mantienen un balance para enmarcar lejos del Moda Center (5 victorias en 6 partidos). El séptimo y último partido de esta gira lo jugará en Memphis. Tras él, Suns y Thunder visitaran al equipo de Oregón, que en silencio y a buen ritmo, sigue trabajando para tener la oportunidad de redimirse de su mala experiencia en los últimos playoffs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.