Los Nuggets dudan de Thomas y le dejan fuera de la rotación

Casi 29 puntos y 6 asistencias. Eso fue lo que promedió Isaiah Thomas en la 2016/17, cuando alcanzó el culmen de su carrera. En esa temporada el jugador lideró a los Boston Celtics a las Finales de la Conferencia Este por primera vez desde 2012 con un choque de 53 puntos incluido en segunda ronda de ese mismo año ante los Wizards. Una barbaridad de temporada en la que acabó siendo All-Star, quinto en la votación para el MVP y segundo mejor quinteto de la NBA.

Desde entonces nada. La lesión de, precisamente esa Final de Conferencia (de la que se perdió los tres últimos partidos) la siguió arrastrando en la temporada siguiente, cuando fichó por lo Cavaliers de LeBron James (que habían eliminado a Boston el año anterior) en un equipo que se las prometía (Derrick Rose, Dwayne Wade) pero que acabó en un auténtico fiasco. El base, que apenas jugó 15 partidos tras reaparecer de sus lesiones, firmó menos de 15 punto por partido (la mitad que en la 2016/17) con unos pírricos porcentajes  y fue uno de los damnificados que acabó siendo traspasado.

La segunda mitad de la temporada en Lakers no fue mucho mejor. Partió de suplente en todos los partidos menos en uno, y aunque mejoró ligeramente sus números, siguió tirando muy mal y acabó disputando tan solo 17 partidos antes de volver a lesionarse, esta vez de la cadera y para más tiempo.

En la revolución angelina de la presente temporada no había cabida para el base, que puso rumbo a Denver firmando por el mínimo de veterano a pesar de que por entonces tenía 29 años (acaba de cumplir los 30). Sin embargo, los pronósticos de su regreso se fueron retrasando y el baloncestista no pudo volver a la pista hasta el pasado 13 de febrero, cuando hacía su debut en la victoria ante Sacramento (8 puntos). 

Thomas debutaba en una plantilla competida y que había funcionado muy bien sin él. Los Nuggets habían ocupado la primera plaza de la Conferencia Oeste durante buena parte de la temporada y ahora se sitúan en la segunda. Conseguir acoplar a una plantilla que está empezando a recoger sus frutos tras unos últimos años a la deriva y que estaba funcionado muy bien sin un jugador que ha tenido fama de problemático y que asumo mucho juego en la cancha no iba a ser sencillo, y Mike Malone lo sabía.

Y parece que, al contrario que con la lesión de cadera, esta vez los pronósticos sí se han cumplido y los problemas no han tardado en llegar. Según ha informado Nick Kosmider, periodista que cubre a los Nuggets, el técnico del equipo habría tenido una charla con el ex de los Celtics en la que habría decidido apartarle de la rotación.

Aunque se desconoce el contenido de la charla, que se mantendrá en privado, Malone ha declarado que la decisión no ha sido sencilla pero que es lo que tiene que hacer en su posición, y parece ser que de momento el equipo se mantendrá de esta manera, que es por otra parte como ha estado la mayor parte de la regular season.

A un mes de los playoffs, esta decisión podría deberse a la adaptación de Thomas dentro o fuera de la pista, y está por ver si se termina contando con él para una fase final que promete ser interesante. En los solo 9 partido que ha disputado este año (ninguno de titular), el base estaba en 8,6 puntos por choque con menos de 16 minutos disputados de media.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.