Los Celtics remontan 17 puntos con triple-doble de Kyrie Irving

Que los Celtics están mejor que hace unas semanas es un hecho que queda demostrado por su recuperada capacidad para ganar partidos imperfectos, para firmar remontadas que antes eran marca de la casa Stevens y que en esta temporada, tan fea en sus primeros dos tercios, parecían cosa del pasado. Contra los Kings (126-120) levantaron 17 puntos y seguían en dobles dígitos de desventaja hacia el final del tercer cuarto, cuando consumaron el vuelco a base de triples. En 42-27, siguen a partido y medio de los Sixers y a dos de los Pacers. Quintos del Este, ahora mismo sin ventaja de campo en primera ronda, visitan Philadelphia la próxima semana. Uno de los duelos más importantes de lo que queda de regular season.

Para los Kings, por el contrario, se están acabando los partidos importantes y seguirán siendo el equipo, tras la proeza de los Wolves 2017-18, sin más temporadas en playoffs: la última vez, en 2006. Ahora en 33-34 (estuvieron 30-26), han perdido ocho de sus últimos diez partidos y 13 de sus últimas 17 salidas. Y están a cinco ya del octavo puesto con solo 15 por jugar. Es decir, dependen de un milagro a pesar de su excelente primera mitad de temporada, de un año óptimo en lo referente a lesiones, de la llegada de Harrison Barnes en febrero y de lo que se ha ido rebajando el precio de los últimos puestos de playoffs del Oeste. Finalmente, un cierto sabor a decepción en una temporada, en todo caso, en la que se ha visto en Sacramento la primera cocción esperanzadora en mucho tiempo. Simplemente, no ha bastado.

Los Celtics acabaron siendo mejores y vieron el segundo triple-doble (31+10+12) de Kyrie Irving en toda su carrera y el primero en más de cinco años (desde febrero de 2014). La intendencia de Horford, la solidez de Morris (21+13) y un buen partido de Tatum y Brown (37 puntos entre los dos con buenos porcentajes) enseñaron una muy buena versión de los Celtics en los minutos decisivos y después de un inicio horrible que les puso el partido totalmente cuesta arriba. En los Kings Fox se fue a 19+7+9 y Hield a 34+4+7 con 20 puntos de Barnes y 14+6, con muy buenos minutos en la primera parte, de un Bagley que volvía tras su lesión de rodilla. Pero no fue suficiente para ganar en el Garden y echar un último vistazo a unos playoffs que, otra vez, se alejan sin remedio de Sacramento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.