Los Washington Wizards despiden a su General Manager

Tras una temporada en la que no se cumplieron las expectativas, los Wizards intentaban reaccionar el pasado verano y traían a Dwight Howard a la franquicia. El pívot venía de cuajar una gran temporada en los Hornets, donde había recuperado parcialmente su nivel de antaño, y formaría junto a Bradley Beal y John Wall un buen tridente además de fortalecer la defensa del equipo y reforzarlo en una Conferencia Este que se presentaba muy interesante tras la marcha de LeBron.

Sin embargo, las cosas no han ido como se pensaba. Dwight Howard se lesionó tras jugar solo 9 partidos y John Wall hacía lo propio cuando apenas había disputado 32 choques coincidiendo además con el fichaje de Trevor Ariza, que prometía mucho y tras la lesión de la estrella quedó en nada. Este cúmulo de despropósitos ha provocados que los Wizards se queden sin playoffs, y el primer damnificado ha sido el General Manager Ernie Grunfeld, que ha sido despedido tras 16 temporadas en el equipo.

Los malos resultados de la presente campaña no son el único motivo de su despido. Los Wizards no funcionan desde hace tiempo. En 2014 alcanzaron por primera vez los playoffs después de cinco temporadas, y al año siguiente, con Paul Pierce en el equipo, repitieron Semifinales de Conferencia. No jugaron la fase final en 2016, pero al año siguiente llegaron de nuevo a la segunda ronda con un Wall estelar y llevando a los Celtics al séptimo partido.

Ahí se estancó el proyecto. El año pasado llegaron a la post temporada 'in extremis' y cayeron en primera ronda ante los Raptors. Este año se han acumulado los despropósitos y se han puesto en evidencia las carencias del equipo. Falta de regularidad, poca solidez defensiva y momentos del año en los que se juega mejor sin un Wall cada vez más cuestionado para liderar un proyecto ganador. 

De momento, Scott Brooks seguirá en el equipo de la capital y veremos que movimientos deciden hacer en verano para convertirse en competitivos. Lejos han quedado los tiempos en los que Durant sonaba como posible fichaje 'wizard' y van a tener complicado atraer agente libres. Veremos si apuestan un año más por la dupla Wall-Beal y si Howard y Ariza se mantienen en el equipo para que veamos el verdadero potencial que tiene este equipo cuando todos ellos jueguen juntos. Aun así, le quedan pocas balas al proyecto. O empiezan pronto a ser competitivos, o les tocará construir. De momento, los recientes fracasos ya se han cobrado sus primeras víctimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.