Luke Sikma: “En Berlín echo de menos la paella y el jamón”

Fue hace escasos días cuando el norteamericano Luke Sikma fue elegido MVP de la EuroCup 2018/19. A pesar de ello, le falta el broche final: hacerse con el título continental. El ala-pívot del Alba Berlin, hijo del siete veces All Star y campeón de la NBA Jack Sikma (con los SuperSonics en la temporada 1978/79), luchará este martes por ganar el primero de los partidos de la final de la competición europea. Y lo hará ante su exquipo, un Valencia Basket en el que jugó un papel fundamental hace dos temporadas, cuando los taronja se proclamaron campeones de la Liga tras imponerse por 3-1 en la final al Real Madrid.

Ese mismo año el Valencia, con Sikma en sus filas, consiguió pelear por los títulos de Copa del Rey y EuroCup, pero terminó cayendo en sendas finales ante Real Madrid y Unicaja respectivamente. Ahora el jugador tendrá la oportunidad de resarcirse de uno de esos tropiezos, pero lo buscará en el bando rival y con Aíto García Reneses como entrenador. Un hombre que, según el propio jugador, ha sacado su mejor versión y con el cual luchará por quitarse esa espina que aún tiene clavada. 

Usted fue uno de los hombres clave en el Valencia que fue campeón en 2017. ¿Cómo ve ahora a su exequipo?

Lo sigo viendo muy competitivo. Están sufriendo un poco en la liga ACB pero ha sido el mejor equipo de la temporada en la EuroCup. Tienen mucho talento y una plantilla muy amplia. Tengo un respeto enorme por ellos y no tengo dudas en que tendrán mucho éxito.

¿Qué recuerdo tiene de su etapa en España? ¿Qué echa de menos de aquí?

Lo primero el clima. A parte de Burgos, siempre he estado en sitios con playa y buen tiempo. Ahora en Berlín hace un poco más de frío. A parte de eso, echo de menos los amigos que hice en los seis años que estuve allí.

¿La comida y el idioma qué tal los lleva?

La comida también la echo de menos, aunque aquí en Berlín he encontrado un restaurante español al que suelo ir mucho. No es lo mismo que comer en un sitio de España pero tengo algunos de mis platos preferidos aquí. Se echa en falta la paella y el jamón bueno, que aquí es muy difícil de conseguir, pero si tienen secreto ibérico que también me gusta mucho.

¿Qué sintió cuando se enteró de que el Valencia Basket sería su rival en la final de la EuroCup?

Al principio de temporada sabía que la única manera de encontrarles sería en la final. Entonces me parecía un sueño y al final ha sido así. Estoy muy contento de poder jugar y competir contra ellos.

¿A quién ve favorito? ¿Cuáles pueden ser las claves del partido?

Creo que ellos son favoritos. Tienen el factor cancha que en una serie de tres partidos es clave y te da un duelo más para jugar frente a tu afición. Su juego interior con Dubi (Dubljevic) y Will (Thomas) es de los mejores de Europa y hasta el momento ha sido clave para ellos. Que un equipo tan ‘alto’ como el Valencia tenga tantas amenazas es un factor a tener en cuenta. Matt Thomas es un tirador puro que puede enchufarlas en cualquier momento y tienen jugadores con mucha experiencia como Antoine (Diot), Fernando (San Emeterio) o Rafa (Martínez). Tenemos que concentrarnos en lo que hacemos nosotros y no pensar tanto en ellos. Queremos hacer los mejores números posibles y encontrar nuestro juego. Si hacemos eso, podemos conseguir un buen resultado.

¿Qué le hizo tomar la decisión de irse al Alba pudiendo jugar la Euroliga con el Valencia?

Ha sido una decisión muy difícil. La verdad es que pensaba que iba a renovar con ellos pero por alguna razón no me lo han ofrecido y llegó Berlín con una oferta y un proyecto bastante ilusionante. Quería aprovechar la oportunidad de jugar con un entrenador como Aíto, cambiar un poco el escenario y competir en otra liga diferente.

¿Hay mucha diferencia entre la Bundesliga y la ACB? ¿Cómo ve el crecimiento del alemán en Europa?

Creo que la diferencia más grande es que los equipos de la tabla baja de la ACB son mucho mejores que los de la tabla baja aquí. Habrá muchos jugadores con gran talento que vayan a España cobrando menos por tener la oportunidad de jugar allí. Por eso en la ACB un equipo como el Madrid puede perder en cualquier pista y cualquier día. Aquí en Alemania es mucho más raro. A pesar de ello, el baloncesto alemán poco a poco está creciendo. Es una liga con gran cobertura en los medios, capaz de llenar pabellones y siempre pagan al día. En Alemania si algún equipo paga un poco tarde lo podrían echar de la liga.

Usted ha dejado buenos amigos en su etapa en España, ¿con quién se lleva mejor del vestuario?

Me llevo muy bien con todos. Tenemos un vestuario muy unido y con muy buena química. Eso se transmite a la pista. La mayoría de nosotros llevamos casi dos años juntos y conocemos el estilo al que quiere jugar Aíto, haciendo mucho hincapié en leer y saber lo que va a hacer tu compañero.

¿Cómo es entrenar bajo las órdenes de Aíto García Reneses? ¿Qué le diferencia del resto de entrenadores que ha tenido?

Personalmente siento que encajo muy bien en su juego. Él no nos impone un sistema rígido. Quiere que reaccionemos ante la defensa rival y que tomemos decisiones dependiendo del tipo de defensa o ataque que nos hagan. Yo soy un jugador que lee bien el juego y por eso creo que tengo tanto éxito en el Alba con Aíto.

¿Le ha dado algún consejo que le haya resultado clave para mejorar?

Cada día hay algo nuevo que aprender de Aíto. Desde el primer día el me dio la confianza para jugar a mi estilo: Soy un ala-pívot al que le gusta dirigir el juego. Él siempre me ha dado mucha libertad para encontrar a mis compañeros y me empuja a ser un líder dentro del equipo para llevarlo en la dirección correcta.

Su padre también fue jugador, ¿qué consejos le da de cara un partido tan importante como este?

Ahora no me da tantos ya que llevo jugando muchos como profesional. Sobre todo es un fan, un aficionado del Alba o cualquier equipo en el que esté jugando.

De ganar la EuroCup, ¿cuál sería su siguiente reto?

(Resopla)… La verdad es que no lo he pensado. Ahora mismo estoy pensando en el siguiente partido, pero si terminamos ganando la EuroCup, solo pensaría en disfrutarlo. Ya he perdido una final y sé lo difícil que es llegar hasta aquí.

¿Se ve en un futuro de vuelta en España?

La verdad es que no lo sé. El Valencia me ha metido en el tanteo antes de irme y eso depende de ellos pero ahora mismo estoy muy contento y muy feliz en Berlín. Por eso no pienso tanto en lo que voy a hacer en el futuro. Me quiero mantener en el momento y ahora mismo es muy dulce y quiero que siga así.

¿Y vistiendo de naranja?

No lo sé (risas). Como he dicho antes ellos me han metido en el tanteo. Cuando no me quisieron renovar hace dos años fue bastante difícil para mí pero todo ha salido muy bien viniéndome aquí y estoy intentando aprovecharlo al máximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.