El Barça se conjura para ganar el segundo partido en Estambul

El Barça Lassa no quiere volver de vacío del Sinan Erdem de Estambul donde ayer miércoles cayó  ante el Anadolu Efes en el primer encuentro de cuartos de final de la Euroliga (75-68). Y lo hizo jugando una buena defensa, siendo superior en el rebote ofensivo (10 capturas por 6), pero fallando en el tiro exterior con un pobre acierto de 6 de 23 en triples (26%).

 Aún así, el equipo azulgrana tuvo opciones para lograr un mejor resultado y la plantilla está convencida de que, "podemos competir y ganar el segundo partido".

Para el entrenador azulgrana Svetislav Pesic está claro que no pueden volver a empezar con un primer cuarto tan desastroso (26-15) porque "no paramos sus penetraciones, no hicimos faltas y en un 'playoff' se debe hacer una defensa física con faltas. Tuve la sensación de que teníamos miedo a hacer faltas y tenemos que aprender mucho de esos diez primeros minutos".

Además, en ataque Singleton, Hanga, Heurtel, Kuric y Oriola no tuvieron su día en el tiro exterior (2 de 14 en triples entre los cinco) y ese fue un factor desequilibrante ante el 12 de 34 del Efes.

Sea como sea, los azulgrana llegaron a los dos últimos minutos con 71-66 en el marcador, pero en ese momento cedieron dos rebotes ofensivos que permitieron nuevas opciones al equipo turco y cuando ellos las tuvieron, Blazic y Hanga fallaron triples en dos ataques seguidos.

El técnico azulgrana ha sido claro al respecto porque, "si queremos ganar mañana debemos ser más físicos, tomar mas responsabilidades en el 'uno contra uno' y no tener miedo de tomar decisiones, a veces con riesgos".

"Más o menos controlamos el rebote defensivo y estuvimos al nivel que necesitábamos, tanto en ese partido como en el de mañana. Se tiene que jugar al contraataque sin tener dudas porque tenemos jugadores que pueden correr y queremos hacerlo aquí", ha advertido.

Heurtel y Pangos, aunque con intermitencias jugaron un buen encuentro (24 puntos y 6 asistencias entre los dos), pero sus pares Vasilije Micic y Shane Larkin, (entre ambos sumaron 33 puntos y 9 asistencias) fueron, de nuevo junto a Moerman y Bryant Dunston en defensa, fueron catalizadores del juego otomano y frenarles debe ser imperativos para mañana.

"Hubo muchos momentos que jugamos un gran baloncesto en defensa y en contraataque. Tomamos decisiones acertadas en el segundo y el último cuarto y pensé que podíamos ganar porque ellos sintieron presión en los momentos donde nosotros mostramos nuestro carácter", apuntó Pesic.

El equipo entrena hoy de nuevo en el Sinan Erdem y Kevin Séraphin también lo hará. Se le realizará alguna prueba para ver como responde su rodilla, aunque si se resiente no va a jugar. Pau Ribas está sin problemas físicos y ayer Pesic optó por dar entrada a Kyle Kuric. Mañana podría variar el sistema.

El técnico ha comentado a este respecto que, "pensé que Kuric era el que debía jugar porque necesitábamos tiros y pensaba que el podía mejorar nuestro tiro exterior. En el juego interior Tomic estuvo bien pero necesitábamos tiros de tres puntos". Ese debe ser uno de los puntos clave a mejorar mañana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.