El Iberostar Tenerife, a la caza de su segunda Champions FIBA

El más difícil todavía. Pero no hay quien pueda con el Iberostar Tenerife en una competición, la Champions FIBA, hecha a su imagen y semejanza. Si en el primer partido de la Final Four derrotó con solvencia al Telenet Giants Amberes, anfitrión de la cita, en la final le espera el Virtus Bolonia, equipo histórico donde los haya en el continente europeo. Dirigido desde marzo por un icono del baloncesto continental como Sasha Djordjevic, la formación italiana se presenta como el último escollo aurinegro antes de recuperar el trofeo de este torneo, que ya consiguiera hace dos años, en su primera edición. "Será un encuentro muy difícil y complicado, pero no puede ser de otra manera: es una final. Será un partidazo", dijo Txus Vidorreta, que ya dirigió a los canarios cuando se alzaron con el título en 2017, el primero de su historia.

Si el Iberostar pudo con el anfitrión, el Virtus hizo lo propio con el Brose Basket. Duelo de alcurnia el de esta noche en territorio belga. Los de La Laguna se plantaron en la final gracias a la fiabilidad de Beirán, las punzadas de Gillet y Brussino y la intensidad de Niang. Enfrente, Kevin Punter pasa por ser uno de los principales peligros italianos, campeón y MVP de la Champions el curso pasado con el AEK Atenas. Asimismo, se espera mucho del base norteamericano Mario Chalmers, doble campeón de la NBA al calor de Lebron James y del sol de Miami.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.