Ricky Rubio hereda el puesto destinado a Luka Doncic

Ricky Rubio a los Suns. Era uno de los grandes misterios para los jugadores españoles y se ha resuelto nada más comenzar el mercado de fichajes. Los Jazz no quisieron hacer esfuerzos para mantener al español y se hicieron con los servicios de Mike Conley, por lo que el internacional tenía que buscar nuevos horizontes... y los ha encontrado en Arizona.

En un principio parecía que el ex de los Wolves iba a recalar en los Pacers, pero al final las tornas han cambiado y ha acabado recalando en otro equipo. En Indiana no consiguieron retener a Bogdanovic, y parece que han preferido inclinarse por los servicios de Malcolm Brogdon antes que por el español.

En Phoenix, Ricky vivirá su tercera gran aventura en la NBA después de pasar por los Timberwolves y los Jazz. En los Suns, el base compartirá equipo con Devin Booker y Deandre Ayton. Este último precisamente fue elegido en el primer puesto del draft de 2018, por delante de Marvin Bagley III... y Luka Doncic. Curiosidades del destino, el playmaker acabará en la franquicia que rechazó al esloveno para elegir un center cuando más necesitaba de un armador. Una decisión cuestionada, sobre todo cuando el reciente Rookie del Año anotó 30 puntos a los de Arizona el pasado mes de enero por sólo 6 de Ayton, algo que fue muy comentado por aquel entonces.

La NBA está llena de casos parecidos y de malas decisiones que marcaron el futuro de muchas franquicias. Lo que está claro es que Ricky va a jugar en los Suns, el equipo destinado a Doncic. Además, parece poco probable que el español hubiera llegado al equipo en caso de que el esloveno estuviera en él.

Lo que se va a encontrar Ricky en los Suns

En su nuevo equipo, el español se encontrará a una plantilla joven en la que puede encajar muy bien. Ha conseguido un contrato de 3 años por 51 millones y, con 28 años, puede seguir alcanzando su madurez como jugador al mismo tiempo que Ayton y Booker. Es un buen equipo para el estilo de Ricky. El escolta es un gran anotador y lanza muy bien de tres, mientras que el pívot puede ser más efectivo que Gobert en el pick and roll y puede meter muchos puntos gracias a las asistencias de su nuevo compañero. Y seguirá siendo titular, algo que ha mantenido en las 8 temporadas que lleva en la Liga norteamericana.

Lo que parece poco probable es que los Suns vayan a jugar los playoffs. Siguen siendo un equipo en construcción al que le faltan piezas para convertirse en aspirante. No pisan la fase final desde 2010, cuando Nash y compañía cayeron en las finales de Conferencia ante los Lakers de Kobe y Pau. fue la última vez que el canadiense estuvo cerca del anillo. Desde entonces, nada para él ni para el que fuera su equipo, que no ha dado con la tecla en todos estos años. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.