69 millones por 95 partidos: la terrible etapa de Parsons en los Grizzlies ha llegado a su final

Los Grizzlies se han movido doblemente. No sólo se llevan a Josh Jackson y De'Anthony Melton, dos jóvenes con ganas de mejorar, sino que logran quitarse el lastre que suponía ya Chandler Parsons. El alero no contaba para el anterior entrenador y tampoco parecía que lo fuera a hacer para el nuevo, Taylor Jenkins. Y los gerentes se han movido para que salga del equipo. 

Se va a los Hawks en un traspaso en el que por el otro lado entran Miles Plumlee y Solomon Hill. Para los Grizzlies es más fácil así quitarse de encima ese salario comprometido, con dos contratos más pequeños que con uno grande como el de Parsons. Para los Hawks supone liberar un puesto en plantilla que les puede servir.

Adrian Wojnarowski y Tim MacMahon han informado en ESPN sobre el traspaso.

La historia de Chandler Parsons no sólo se reduce a las lesiones, sino a poco que ha hecho cuando ya estaba sano. Su poca implicación le ha llevado a jugar 95 partidos en tres años con los Grizzlies, en los que -en plena reconstrucción de la franquicia- se ha llevado 69 millones de dólares. Aquel negocio saliendo de los Rockets fue una ruina y el tiempo lo ha demostrado. Y le quedan 25,1 millones de dólares por cobrar el año que viene de ese contrato firmado en 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.