Francia jugará su cuarta final europea consecutiva

Ha pasado una década desde que Francia, posiblemente el equipo con más potencial de Europa, no se sube a lo más alto del podio en un Eurobasket. Pero otra edición más, y van cuatro seguidas, estará en la final continental. Espera rival y con ambos (España o Serbia) tiene cuentas pendientes: la Selección le privó del oro en 2013 y 2017 y en la edición de 2015, fue la anfitriona de este torneo la que acabó alzando el título.

Gran Bretaña se presentaba en este Eurobasket sin complejos. Una de las cenicientas antes del inicio del campeonato, pero que se ha convertido en un gigante en estos diez días. Con la moral por las nubes en su debut en una semifinales, comenzó golpeando a Francia: 2-13 tras un triple de Handy.

En los cuartos, Sandrine Gruda había firmado la mejor anotación de una jugadora francesa en mucho tiempo, pero en éste le cedió el testigo a Johannes. La escolta del Bourges lideró la remontada y Miyem, en un grandísimo tercer cuarto (10 puntos), le tomó el relevo. Pero si por algo se caracteriza Gran Bretaña, es porque no se rinde. Volvió a meterse en el partido tras una canasta de Leedham (54-51), pero su reacción se quedó ahí (63-56). Francia vuelve a la final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.