1×1 de España: Llull lideró a España y Juancho dio el paso

Quino Colom. No jugó.

Rudy Fernández (suficiente, 12 de valoración). Llegaba tocado al partido y se notó. Los Gallinari, Belinelli e incluso Della Valle le hicieron sufrir en defensa y no estuvo acertado con los tiros, bien contestados por los mencionados.

Pau Ribas (notable, 8 de valoración). Labor oscura pero muy de alabar. En los mejores momentos de España estuvo y batalló para subir un poco la línea defensiva y complicar el ataque italiano. Estupendo escudero de Llull.

Ricky Rubio (bien, 6 de valoración). No estuvo tan brillante como en otros partidos, pero sostuvo los nervios en los momentos importantes y mejoró números con los tiros libres del final del encuentro. 

Víctor Claver (notable, 15 de valoración). Cometió dos faltas realmente innecesarias en la primera parte, pero fueron errores nimios si lo comparamos con cómo se fajó en defensa. Es uno de los que sabe incrementar la presión en el contrario y eso a la selección italiana se lo hizo a la perfección.

Marc Gasol (suficiente, 2 de valoración). Tuvo uno de sus partidos más grises en mucho tiempo, aunque se nota su experiencia y su mesura en los momentos calientes aunque no le salgan las cosas perfectas. En los próximos encuentros le deben encontrar más para que demuestre sus recursos, que no son pocos.

Willy Hernangómez (suficiente, 8 de valoración). Estuvo flojo ante Biligha, que no es uno de los pívots de referencia del campeonato. Tuvo un par de instantes de brillo saliendo de bloqueos en ataque, pero debe trabajar mejor la protección del rebote.

Pierre Oriola (bien, 2 de valoración). También estuvo bien en los mejores momentos de España en el segundo y tercer cuarto, Sus números no lucieron mucho, pero trabajó bien los intangibles para aportar lo que Sergio Scariolo le pidió. 

Xavi Rabaseda. No jugó.

Sergio Llull (sobresaliente, 9 de valoración). Soberbio partido del escolta de Mahón. Se puso las pilas, dolores al margen y a jugar. La remontada de la primera crisis fue toda suya y luego arrimó el hombro en defensa como pocas veces desde su grave lesión de rodilla se le han visto. El motor gracias al que España voló.  

Javi Beirán. No jugó.

Juancho Hernangómez (sobresaliente, 11 de valoración). Se pedía un paso adelante de los Hernangómez en algún momento importante, aunque ellos huyeran de ello. Pues aquí ha llegado. El alero de los Nuggets realizó un trabajo perfecto en ataque, teniendo agallas para lanzar tiros que otros no querían y acertando (6/10 en tiros). Fue el máximo anotador español con 16 puntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.