195 segundos de clínic defensivo

Fueron 195 segundos de tormenta defensiva perfecta. A 4.20 del final, Danilo Gallinari burló a Juancho en un bloqueo bien puesto por Biligha y lanzó un triple sin aparentar apenas esfuerzo. Sacchetti apretó los puños. Un 52-56 en un partido de tanteo corto era algo más que un resultado peligroso. Scariolo, sabiendo que se le podía escapar el tren de los cuartos, pidió tiempo muerto. Y pese a que Juancho había sido el mejor en ataque del partido, tuvo claro que el partido estaba en la defensa ("llegará el momento en el que sea referente y juegue también estos minutos claves", dijo después del choque). Así que decidió sentar al menor de los Hernangómez y se la jugó al quinteto de los supervivientes del Eurobasket de 2009: Ricky, Llull, Rudy, Claver y Marc Gasol. Las manos rápidas de Ricky, el corazón de Llull (que subiría el balón para dar descanso a los esfuerzos defensivos del base de El Masnou), la perfecta lectura del juego de Rudy, el físico imponente de Claver y la intimidación (en la cancha se observó mucho mejor) de Marc.

195 segundos después del tiempo muerto de Scariolo, España le había metido un parcial de 10-0 a Italia. Una carga defensiva brutal, un KO en toda regla. No es que Italia estuviese mal en el tiro, es que casi ni llegó a la canasta. Belinelli tiró tres pedradas, Claver le begó los tiros a Gallinari. El plan era dejarle la bola a Hackett. Funcionó. Ricky robó un balón, Rudy otro, España provocó un salto entre dos que la flecha de ataque le concedía... A Italia se le había hecho de noche en el Wuhan Sports Center.

"Es difícil decir que ha sido la mejor defensa de la Selección, pero con la estructura física del equipo y nuestra estructura física, estaría claramente en un Top-3", dijo Scariolo al final muy satisfecho también del trabajo defensivo de la segunda unidad al final del primer cuarto. Ese quinteto Ribas, Llull, Juancho, Oriola y Willy equilibró el partido (18-18) después de una mala salida de titulares (5-15), que tuvieron tiempo de entender en el resto del partido dónde estaba la llave de los cuartos y se marcaron 205 segundos de un recital defensivo que quedará en la colección de mejores estampas del Mundial de China.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.