Estados Unidos elimina a Brasil y se cita con Francia en cuartos

Estados Unidos ya está en cuartos de final del Mundial de China 2019. Sin brillar, sin convencer, y con más sufrimiento del esperado, el combinado norteamericano pasa invicto a la fase del torneo en el que comienza el todo o nada. Ahora ya solo vale ganar para seguir vivo. No hay segundas oportunidades. El equipo que dirige Gregg Popovich tendrá su primer gran examen del torneo ante Francia (el miércoles, a las 13:00 hora española) en un encuentro que promete ser uno de los mayores atractivos del campeonato.

El duelo ante Brasil fue otra muestra de lo que son los Estados Unidos en el Mundial. Un equipo por momentos errático en ataque, pero muy trabajado en defensa, que cuando consigue ajustar los fallos se impone al rival. No lo hace como antes, con un parcial demoledor que le daba una ventaja de 20 puntos sin que el rival se diera cuenta. Lo consigue paulatinamente: minuto a minuto, cuarto a cuarto, con trabajo, esfuerzo y siguiendo las órdenes de un maestro como Popovich en el banquillo.

El primer periodo empezó como tenía que empezar. Brasil apretaba de inicio y los norteamericanos reaccionaban para irse por delante, aunque por pocos puntos. El equipo dirigido por Petrovic, expulsado en el segundo cuarto por continuas protestas, necesitaba la victoria para meterse en cuartos. Eternos jugadores como Marcelinho Huertas, Anderson Varejao, o Leandrinho Barbosa se encargaban de apretar las tuercas e intentaban mantener a los suyos en el partido, misión que cumplieron en el primer periodo (21-18) y también al descanso (43-39) gracias en buena parte a la aportación de Vítor Benite, que anotó 15 tantos en la primera mitad (21 al final).

Al descanso, el USA Team ajustó atrás. Consiguió frenar la avalancha de rebotes ofensivos que los brasileños atraparon en los 20 minutos iniciales (6 en el primer cuarto) y abrir hueco poco a poco. Se fueron con 11 puntos de ventaja al final del tercer periodo (67-56) y con la sensación de que, sin brillar pero estando fuertes atrás se llevarían el partido.

Así fue. Con 69-58 y todavía 9 minutos para el final del encuentro, los árbitros le pitaban una falta en ataque a Barbosa cuando parecía que había sido un 2+1. La moral de los sudamericanos, que se mantuvo intacta cuando Petrovic fue expulsado, se derrumbó. En tres minutos, el resultado pasó de un 69-58 al 80-62 y sentenció el partido. Los minutos finales fueron un monólogo de los estadounidenses, que tuvieron a Myles Turner como jugador más destacado (16+8) a un Kemba Walker que lidera (16+5) y a Jaylen Brown, que se sigue aprovechando de la baja de Tatum (fuera por tercer partido consecutivo) para hacerse con un hueco cada vez más importante en la rotación.

Ahora empieza lo bueno. Estados Unidos, clasificado ya para los Juegos Olímpicos de Tokio junto a Argentina, tiene su primer gran examen: Francia, que ha caído ante Australia asegurando el cruce a priori más atractivo de los cuartos de final. A los norteamericanos ya solo les vale ganar. El equipo NBA más vulnerable se enfrenta a la temible selección francesa para buscar las semifinales del Mundial. Suman 24 victorias seguidas en estos torneos y 58 oficiales con jugadores de la mejor Liga del mundo. Empieza lo más difícil: el miércoles, Estados Unidos y Francia se citan en cuartos con el baloncesto y con la historia. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.