El quinteto de ‘seguridad’: +39 en el Mundial

Sólo dura dos semanas pero un Mundial, con su preparación adosada, es un camino larguísimo en el que se va componiendo, pieza pongo, pieza quito, un puzzle. Después de no enseñar absolutamente nada en los partidos contra Túnez, Puerto Rico e Irán, Scariolo descubrió en el partido contra Italia una de la que sería sus cartas en los últimos minutos de cada partido. Entonces, y pese que Juancho había jugado un partidazo y había mantenido en el partido a España en el tercer cuarto, se la jugó con el quinteto "de los 195 segundos". Ricky, Rudy, Llull, Claver y Marc volvieron a la cancha después de un tiempo muerto con 52-56. Tres minutos y quince segundos después, España ganaba 62-56 e Italia estaba liquidada. Desde entonces, Scariolo lo ha convertido en su quinteto de seguridad y la jugada le está saliendo redonda. Ese quinteto sólo ha coincidido 16 minutos y 15 segundos, los instantes decisivos de los partidos, en la pista según desvela en twitter la cuenta especializada @baskerouacball. El balance sobre la cancha, sin embargo, es arrollador: +39. Scariolo ha abrochado con ellos cinco los partidos ante Italia, Serbia y Polonia.

No obstante, el quinteto más utilizado por Scariolo es el que forman Ricky, Rudy, Juancho, Claver y Marc, que ha estado en la cancha casi 56 minutos de juego (55:57) y que también tiene balance positivo (+14), lo que confirma que el ala-pívot de los Nuggets también está jugando un Mundial espectacular con momentos memorables como el mencionado tercer cuarto ante Italia o el segundo este martes contra Polonia. Scariolo ha hablado ya de un futuro "jugador referente" de la Selección, pero sabe que la pasión aún mueve ciertos movimientos y considera más fiable la entrada de Llull, que está jugando su rol a la perfección y sabiendo qué tiene que hacer y qué no con una tremenda humildad.

Scariolo había anunciado rotaciones cortas en los partidos importantes y ha cumplido. Colom, Rabaseda y Beirán no entran en ellas (el italiano tuvo un buen detalle dándoles participación al final del partido de Polonia para que celebraran en la cancha el pase a semifinales) y Willy, Ribas y Oriola son los jugadores siete, ocho y nueve del equipo. Los tres, en lo suyo, también están siendo de importancia capital en este camino de éxito por el Mundial. Las cartas, eso sí, ya están encima de la mesa. Eso pondrá en guardia a futuros rivales. Pero ojo al italiano, que siempre se guarda la última carta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.