“La base de españoles es la clave del éxito del Valencia”

El Valencia Basket debuta este jueves en la Liga Endesa ante el Andorra (20:00 horas, Movistar Deportes) en lo que será el arranque en casa de la temporada más ilusionante, a la vez que complicada, de toda su historia. El equipo taronja jugará la Euroliga, además de la Supercopa ya celebrada, la Liga Endesa y, si se clasifica, la Copa del Rey. Y se ha puesto un objetivo muy exigente a la vez que motivante: disputar los playoff de la Euroliga con más nivel de los últimos años.

Para una campaña tan densa, en la que pueden jugar hasta 70 partidos, la directiva ha reforzado la plantilla de Ponsarnau con más hombres que nombres hasta alcanzar los 14 jugadores. Eso sí, la columna vertebral la siguen formando los jugadores españoles, un grupo al que este año se ha unido un campeón del Mundo, Quino Colom. El base, con la medalla de oro aún colgada del cuello, reivindica el papel del jugador nacional. "Aquí hay una base de españoles, eso es muy importante. Algunos clubes van sin ellos y me parece un error bastante grande. Las selecciones españolas siempre lo hacen muy bien y luego se le dan pocas oportunidades a los jóvenes. El Valencia sí que lo ha hecho y le está dando grandes éxitos en los últimos años".

No se equivoca el recién llegado. Un tercio de la ­Selección campeona del Mundo ha jugado en el Valencia en los últimos años (Claver, Pau Ribas, Oriola y el propio Colom); dos más (Abalde y Sastre) ayudaron en las Ventanas; Vives fue campeón de Europa; y San Emeterio ha sido un fijo en las convocatorias durante muchos años. "Me he sentido como uno más de ellos aunque no haya estado en la lista final", explica Sastre, que fue uno de los descartes de Sergio Scariolo.

Con esta filosofía, el Valencia Basket ha llenado su vitrina de títulos en la última década (una Liga Endesa, una Supercopa y tres Eurocups), ha disputado otras cinco finales y alcanzó una vez los cuartos de final de la Euroliga. Colom no lo dudó cuando Chechu Mulero, secretario técnico, le ofreció llegar a La Fonteta, una vez se cayó la primera opción, Sergio Rodríguez. "Todos me hablaron muy bien. Le pregunté a Van Rossom, a San Miguel, que estuvo aquí y es mi amigo, a los compañeros de la Selección... No tenía dudas, pero después de preguntar estas ya eran inexistentes", asegura el base.

Fernando San Emeterio es otro de los capos del vestuario, tras la salida de Rafa Martínez. Afronta su 19ª temporada (la misma que el dorsal que luce) como profesional y argumenta que la fuerza este año del Valencia está en el bloque: "Tenemos un equipo muy largo, muy equilibrado, sin grandes estrellas... Esa es la línea de identidad que tenemos que seguir, trabajar con la base del año pasado y competir cada partido como el último. Esa tiene que ser nuestra fuerza. Por ahí debe estar nuestra baza. Todos a trabajar al unísono para intentar suplir la carencia de jugadores con mayor nombre". Palabra de Saneme. El cántabro asume el reto y pone un ejemplo de cara a la Euroliga: "Nuestra meta es competir en la Liga Endesa. Después la Copa, y luego meternos en el playoff de la Euroliga. Esta competición premia a los equipos que hacen buen baloncesto, a los que juegan en equipo. Lo hemos visto, por ejemplo, con el Zalgiris".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.