Simmons: “El año pasado dejé de disfrutar con el baloncesto”

Con 23 años, casi todo en la carrera profesional de Ben Simmons han sido éxitos. El australiano fue número 1 del draft en 2016, se estrenó como all star la pasada temporada y firmó una ampliación de cinco años y 170 millones de dólares que dejó claro el compromiso de los Sixers con las dos joyas jóvenes de un proyecto (el Proceso) que quiere romper este año el techo de las semifinales de Conferencia: él y Joel Embiid.

Un base con cuerpo de ala-pívot, Simmons es un gran defensor y un extraordinario pasador que es incapaz de anotar en cuando se aleja del aro, un fallo que explotan sus rivales sobre todo cuando llegan los playoffs. El propio Charles Barkley reconoció hace unos días que si fuera capaz de desarrollar un buen tiro exterior (básicamente fiable), Simmons podía convertirse en uno de los mejores jugadores de la historia. Y este verano, en el que renunció a jugar el Mundial con Australia después de firmar su nuevo contrato, Simmons ha aparecido en varios vídeos en las redes sociales lanzando y anotando suspensiones. En su carrera en la NBA ha tirado 17 triples en 160 partidos de Regular Season. Todavía no ha anotado ninguno.

Él mismo ha asegurado, en palabras que recoge AP, que esos vídeos no es un entretenimiento veraniego y que su progreso con el tiro se verá a partir de la semana próxima, cuando comience el training camp de los Sixers: “Siento que este verano me he vuelto a enamorar del baloncesto. Fue como volver al pasado, a los tiempos en los que disfrutaba jugando, simplemente. Creo que la temporada pasada dejé de disfrutar en la pista... por eso este verano ha sido tan importante. Todo el trabajo que he hecho... he vuelto a disfrutar con los entrenamientos, he estado todos los días trabajando y tengo muchas ganas de que comience la temporada”.

En sus dos temporadas Simmons ha logrado, ahí sí es tremendo, 80 dobles-dobles 22 triples-dobles. Y la pasada promedió 16,4 puntos, 8,5 rebotes y 7,9 asistencias. Con él, los Sixers están 101-58 en Regular Season. Pero sabe que lo que se mirará con lupa será su evolución como tirador: “Estoy listo para seguir avanzando, mejorando y trabajando. Es un proceso, lleva tiempo. La gente quiere ver resultados inmediatos pero las cosas no son así. A veces te centras demasiado en lo que otros dicen de ti y ese no es el mejor camino. Hay mucha negatividad a nuestro alrededor. Cuando eso deja de importarte, eres mucho más libre. Da igual si fallas un tiro porque todo el mundo falla tiros y esa es una de las cosas en las que me he centrado durante el verano: volver a ser el jugador que fui”.

El entrenador de los Sixers, Ben Simmons, también ha querido dejar claro que confiará más en la aportación de Ben Simmons como tirador a partir de la próxima temporada: “El tiempo que ha trabajado este verano lo ha aprovechado mejor que nunca. Es un jugador que tiene orgullo, sabe lo que tiene que hacer. En estas últimas semanas hemos visto que estaba orgulloso de su trabajo y quería demostrárnoslo. No quiero ponerle en los lugares en los que puede hacer un mate, quiero que abra la pista, quiero que se coloque en una esquina, que tire triples, vamos a animarle a hacerlo... No se trata de que se obsesione con tirarlos sino de que los lance cuando sean claros y tenga ocasión de hacerlo”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.