El Real Madrid, el equipo con más estadounidenses de la Liga

Las dos primeras jornadas de la Liga Endesa 2019-2020, a falta del partido aplazado entre el San Pablo Burgos y el BAXI Manresa que se disputará este miércoles, han dejado ver el estado de forma de los equipos, y quién de los favoritos está mejor. El Real Madrid y el Barça encabezan la clasificación en cuanto a resultados se refiere, pero también encabezan varias listas de datos. El Real Madrid es el equipo con más estadounidenses en su plantilla, cinco, y tiene en su plantilla el jugador más bajo de la competición, Facundo Campazzo (1,78 m.), y el segundo más alto, Walter Tavares (2,20 m.), así como la mayor media de edad de la Liga, 29,4 años. El Barça, por su parte, es uno de los cinco equipos, junto al Real Madrid, el Baskonia, el Joventut y el Estudiantes, que ha jugado en la ACB desde su fundación en 1983.

Los jugadores del Real Madrid Randolph, Carroll, Mickey y Thompkins nacieron en Estados Unidos, mientras que Jeffery Taylor nació en Suecia de padres estadounidenses y tiene la doble nacionalidad. Solamente Mickey y Thompkins tienen ficha de extracomunitarios. El UCAM Murcia, por su lado, tiene a Townes, Eddie, Hunt, Rojas y Booker, aunque Townes y Rojas son internacionales con República Dominicana y Hunt, con Jamaica. Paradójicamente, ambos equipos tienen más jugadores de Estados Unidos que de España. El equipo de Laso tiene cuatro españoles, Felipe Reyes, Rudy Fernández, Sergio Llull y el joven Usman Garuba, y en el caso de los murcianos el desequilibrio es mayor, con un jugador español, Edu Durán, y un brasileño nacionalizado, Rafa Luz. En el resto de los equipos, hay por lo menos un jugador estadounidense. En el otro extremo se sitúan el Iberostar Tenerife, con seis españoles, y el Montakit Fuenlabrada y el Valencia Basket, con cinco.

El jugador más alto de la Liga es el francés del Baskonia Youssoupha Fall, con 2,21 metros. Un centímetro más abajo se sitúa Walter Tavares, el caboverdiano del Real Madrid. El tercero más alto es el checo Ondrej Balvin, del Bilbao Basket, con 2,17 metros. Por su parte, los jugadores más bajos son los bases Facundo Campazzo, argentino del Real Madrid, con 1,78 metros; Clevin Hannah, con nacionalidad senegalesa, del MoraBanc Andorra, con 1,79 metros; y Manu Lecomte, belga del UCAM Murcia, y Phil Pressey, estadounidense del Movistar Estudiantes, con 1,80 metros.

24 años entre el jugador más joven y el más viejo

El pívot del Real Madrid Usman Garuba es, con 17 años, el jugador más joven de la Liga. Casi un cuarto de siglo le separa del decano de la competición, Albert Oliver, jugador del Real Betis, que tiene 41 años. El base del Casademont Zaragoza Carlos Alocén, con 18 años, es el segundo más joven, y otros seis jugadores, Ehigiator, del Montakit Fuenlabrada; Parra y Zagars, del Joventut; Balcerowski, del Gran Canaria; Arroyo, Giedraitis y Sola, del Movistar Estudiantes; y Stilma, del Unicaja, tienen 19 años. Por su lado, Felipe Reyes, con 39 años, y Sergi Vidal, con 37, acompañan a Oliver como los más veteranos. La media de edad de los equipos de la Liga Endesa se sitúa entre los 26 y los 28 años en todos los casos, pero hay extremos. El Joventut de Badalona, con una media de edad de 24,8 años, es la escuadra más joven, mientras que el Real Madrid, con una media de 29,4, es la más vieja. El Barça le sigue de cerca, con una media de 28,9.

Los entrenadores, por su parte, no llevan más de dos años en el cargo. Hay algunas excepciones. Moncho Fernández entrena al Monbus Obradoiro desde 2010, y Pablo Laso empieza su novena temporada en el banquillo del Real Madrid. Asimismo, otros entrenadores, como Svetislav Pesic, Velimir Perasovic o Jota Cuspinera ya dirigieron a sus respectivos equipos en otra etapa.

Finalmente, en lo relativo a los pabellones, los más nuevos son el Gran Canaria Arena, Miribilla y el WiZink Center, que abrieron sus puertas entre 2005 y 2001. El Coliseum de Burgos, abierto en 1967, y el Palau Blaugrana, en 1971, son los más antiguos. Precisamente el coliseo barcelonista, que desaparecerá en 2024 para dar paso a un nuevo Palau, es uno de los que menos aforo tiene, ya que puede acoger a 7.585 espectadores. La lista la lidera el Fernando Buesa Arena de Vitoria, con más del doble, 15.716 espectadores, seguido de lejos por el Palau Olímpic de Badalona, con 12.760, y el WiZink Center, con 12.000.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.