El calvario de un número 4 del draft: a la G-League sin motivos

Josh Jackson ha sido relegado a la G-League por los Memphis Grizzlies para el inicio del curso baloncestístico 2019-20. Tal y como ha informado Shams Charania, el alero, elegido en el número 4 del draft del 2017 por los Phoenix Suns, ha llegado a un acuerdo con la franquicia para no acudir al training camp y empezar la temporada en la Liga de Desarrollo. 

No es habitual ver a un número 4 del draft relegada a las cloacas de la G-League. De hecho es una anomalía en la mejor Liga del mundo. Y más aún dos años después de llegar a la NBA, después de haber firmado dos temporadas aceptables... y sin motivo aparente. Parece que la decisión se basa en un acuerdo entre jugador y equipo, ya que la franquicia no ha informado de ninguna lesión y el alero no se encuentra en fase de recuperación, habiendo finalizado sano la pasada campaña.

Jackson llegó a la NBA en el draft de 2017 elegido por los Suns. Pertenece a la misma generación que Lonzo Ball, D'Aaron Fox, Markelle Fultz... En su primera campaña promedió 13,5 y en la segunda 11,5, teniendo además buenos finales de temporada en ambos años.

En la 2017-18 el alero se fue hasta los 21,8 puntos, 5,8 rebotes y 2,8 asistencias en los últimos 12 partidos. El año pasado logró 17,5+7,3+3,2 en los últimos 6. Concretamente por estos últimos seis encuentros choca tanto que el baloncestista haya sido apartado de su actual equipo para el inicio de la presente temporada. 

Este verano Jackson ha sido traspasado a los Memphis Grizzlies y jugará con los Memphis Huistle, el equipo afiliado de la franquicia en la G-League. Bajó sus prestaciones en su segunda campaña respecto a la primera pero solo tiene 22 años y tiene mucho margen de mejora. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.