Los Sixers brillan y los Heat le remontan 21 puntos a los Bucks

En una jornada de sábado muy activa en la Conferencia Este, y al margen del triunfo brillante de los Celtics en Nueva York y de la exhibición de Trae Young ante los Magic, se jugaron estos otros partidos, rematados por la ajustada derrota de los Wizards en pista de unos Spurs que, aunque con apuros, han solventado sus dos primeros partidos, ambos como locales:

MILWAUKEE BUCKS 126-MIAMI HEAT 131

Después de remontar ante los Rockets, los Bucks se dejaron remontar por unos Heat que nunca se rinden y que han impresionado en este arranque de curso, todavía sin un Jimmy Butler que no ha debutado con su nuevo equipo ya que está ausente por paternidad. En un triunfo que concentró todos los valores que suele tener el equipo de Spoelstra, los de Florida remontaron 21 puntos en la segunda parte (74-32 ya en el tercer cuarto) ante unos Bucks que anotaron 14 triples en el primer tiempo y solo tres en el resto del partido, incluida una prórrga que forzó Antekokounmpo enviando al aro un air ball de Khris Middleton antes de que la bola cayera al suelo. El griego terminó con 29 puntos, 17 rebotes y 9 asistencias... pero también con un 0/5 en triples, ocho pérdidas y seis faltas. Ha sido eliminado en los dos partidos que ha jugado su equipo, que todavía no tiene a su mejor nivel a Middleton y Brook Lopez y que está sacando más de veteranos como Matthews, Korver e Ilyasova que de jóvenes como Brown, Wilson y DiVincenzo. 1-1 para ellos por el 2-0 de unos prometedores Heat que jugaron la segunda parte en avalancha, con un Dragic decisivo en la prórroga (6 de sus 25 puntos), un partidazo de un Adebayo que va camino de explotar esta temporada (19+13+8) y el trabajo integral de jugadores como Winslow (10+13+7), Olynyk, Jones, el rookie Tyler Herro y Kendrick Nunn (18 puntos, 5 rebotes), un guard no drafteado en 2018, que se pasó la pasada temporada en la G-League con el afiliado de los Warriors y al que, como a tantos otros, puede haberle cambiado la carrera deportiva con la llegada al equipo de Spoelstra, experto en sacar lo máximo de los jugadores dispuestos a dejarse la piel en pista. Los Heat tienen muy buena pinta... y todavía tienen que sumar a Jimmy Butler.

DETROIT PISTONS 111-PHILADELPHIA 76ERS 117

Estos son los partidos que pueden asentar a los Sixers como uno de los mejores equipos de la NBA (deberían serlo). Sin Joel Embiid, con problemas en un tobillo, colocaron a Al Horford como pívot, el lujo que no tenían la temporada pasada, cuando notaban muchísimo cualquier ausencia del camerunés. Y el dominicano terminó con 23 puntos, 9 rebotes y 5 asistencias, para sumar a los 29+7 de Tobias Harris y los 17 puntos desde el banquillo de Mike Scott en un sudado triunfo en Detroit, donde los Pistons les recibieron todavía sin Blake Griffin y con la baja añadida de Reggie Jackson. Incluso así, y con Derrick Rose (31 puntos) y Luke Kennard (16) sumando desde el banquillo, los locales tenían 13 puntos de ventaja antes de que Andre Drummond cometiera la cuarta falta demasiado pronto. Las pérdidas (23 para 31 puntos del rival) y los tiros libres fallados (15, un horror en un partido igualado hasta el final), demasiado lastre contra el músculo de los Sixers, que son un equipo tremendo cuando les entran los triples y que ahora, con Horford, pueden sacar adelante muchas noches sin Joel Embiid. 2-0 para ellos y 1-2 para los Pistons, que han perdido los dos partidos que han jugado en su pista.

CLEVELAND CAVALIERS 110-INDIANA PACERS 99

Dos derrotas en dos partidos y malas sensaciones para unos Pacers que en Cleveland no tuvieron a Jeremy Lamb y que fueron zarandeados por los Cavaliers en un segundo cuarto en el que encajaron un parcial de 26-4 y un marcador total de 39-20 (65-48 al descanso). Malos síntomas para un equipo que tiene que ser competitivo para no descolgarse hasta que regrese Oladipo y en el que brilló Brogdon (30 puntos, 10 asistencias, muy pocos errores) pero no, otra vez, la pareja interior Sabonis-Turner, un quebradero de cabeza para un McMillan que prefería al lituano saliendo desde el banquillo y al pívot acompañado con un cuatro de perfil más abierto. Los Cavs se estrenaron en su primer partido en casa (1-1) y dieron su primera victoria NBA a John Beilein, un entrenador rookie de 66 años. Brillaron los que fueron campeones en 2016: 21+13+9 de Kevin Love y 25+13 de Tristan Thompson, que anotó un triple. Correctos los jóvenes: 18+5+3 Collin Sexton y 12 puntos y 4 asistencias del rookie Darius Garland.

CHICAGO BULLS 84-TORONTO RAPTORS 108

Tras su patinazo en Boston, buen triunfo de los Raptors en Chicago, donde se impusieron con rotundidad a partir del tercer cuarto ante unos Bulls a los que se les atragantó la defensa de los de Nick Nurse (1-2 para ellos, 2-1 para el actual campeón). Coby White firmó el peor partido de su deslumbrante inicio de carrera NBA (8 puntos, 3/14 en tiros) y también fallaron demasiado Markkanen y LaVine. En los Raptors, liderazgo de Siakam (19+6+4) y VanVleet (14+4+6), buenas sensaciones de Anunoby (17+6) y 23 minutos de Marc Gasol con 5 puntos y 10 rebotes. Mejor estuvo una vez más un Ibaka que ha empezado muy bien la temporada (18+7, 8/12 en tiros).

SAN ANTONIO SPURS 124-WASHINGTON WIZARDS 122

Los Wizards llevan sin ganar en San Antonio desde 1999. Y así seguirán, pero estuvieron a punto de lograrlo en un partido milimétrico en el que se les escapó la segunda victoria de un curso en el que están siendo por ahora más competitivos de lo previsto (1-2 sin haber jugado todavía en su cancha). DeMar DeRozan anotó un canastón en penetración a falta de cinco segundos que acabó siendo decisivo porque Bradley Beal falló el intento de forzar la prórroga, taponado (seguramente con falta no señalada) por Derrick White. Los Spurs están 2-0 después de sufrir mucho en su pista contra Knicks y Wizards. DeRozan acabó con 16 puntos, Aldridge con 27 y 9 rebotes, Dejounte Murray con 19, 10 y 4 asistencias y Forbes con 16 puntos y 4 triples. En los Wizards, 25 puntos y 11 asistencias de Beal con un 8/25 en tiros, 19 puntos de Ish Smith, 16+8 del rookie japonés Rui Hachimura, 16 de Isaiah Thomas y 23 con un 5/5 en triples de Bertans, que volvía a San Antonio tras ser traspasado este verano por unos Spurs que querían abrir espacio salarial para fichar a un Marcus Morris... que acabó en los Knicks en uno de los movimientos más extraños del pasado mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.