Mirotic y Higgins colocan al Barça en la cima de la Euroliga

Pese a que Barça y Valencia sean respectivamente líder y último de Euroliga (5-0 para los azulgranas y 0-5 para los valencianistas) esas diferencias no se vieron en el parqué del Palau. El Valencia hizo un buen partido, sobre todo en defensa, y perdió sus opciones en las últimas jugadas del partido. El Barça, con un juego poco fluido durante buena parte del encuentro, estuvo más acertado en los momentos clave.

Durante el primer cuarto fueron mejores las defensas que los ataques, y de ahí que los diez primeros minutos acabaron con un tanteo bajo. También por los fallos de Valencia Basket, que erró varios tiros muy cómodos. Lloyd, que ya cuajó en el Palau un partidazo en liga, encestó un triple para el recuerdo mientras que Mirotic, muy superior por dentro, puso por delante al Barça. Bolmaro se entendió con Abrines y le sirvió dos asistencias para sendos triples, el único camino que encontraron para superar la defensa del Valencia.

Con Ndour y Colom en pista Valencia mejoró sus prestaciones defensivas lo que le permitió volver a igualar el partido a 25. No le bastó, sin embargo, para irse en el marcador pues los porcentajes de tiro, tanto de dos como de tres, fueron muy bajos. Similares a los del Barça, que le costó mucho anotar sin Abrines en pista. El partido, poco fluido entre errores y faltas, se aceleró en los últimos minutos de un segundo cuarto que acabó con una antideportiva de Lloyd. Al descanso, 44-41.

Dos triples de San Emeterio volvieron a empatar el partido a 49 y la insistencia y el trabajo de Ndour volvieron a poner a Valencia por delante. A partir de ahí ambos intercambiaron canastas y errores a partes iguales, en un partido cada vez más trabado. Dubljevic le ganó la partida a Tomic por dentro y Quino Colom se mostró cada vez más enchufado: acabó con el cuarto con un triple sobre la bocina (62-65).

El control del rebote defensivo permitió al Baça volver a ponerse por delante, y es que las ventajas, a ambos equipos, les duraron poco. Marinkovic recortó la azulgrana, pero Hanga la volvió a ampliar. El Palau, arengado por Mirotic, apretó en un último cuarto decisivo al que entró mejor el Barça con un parcial de 12-3. Pero Valencia logró parar el golpe, en gran medida, por los fallos en los tiros del Barça.

Pero fueron los últimos tres minutos, en los que se decidió el partido, donde aparecieron los nervios. Sobre todo en ataque y en el Barça, cuando un triple de Lloyd dejó a Valencia a un punto (76-75) y con posesión para ponerse por delante. Así se entró en el último minuto, donde Davies anotó dos tiros libres para situar al Barça tres arriba (78-75) a 40 segundos del final. Y un triple de Higgins, a menos de veinte segundos, mató el partido. Al final, 83-77.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.