Los Lakers le regalan su mejor inicio a LeBron… de milagro

Los Lakers volvieron a ganar, segundo partido en back to back fuera de casa y una de esas noches con trazas de derrota de calendario, de las que no toca. Cansancio, carretera y, esta vez, como extra jolgorio y concierto fuera del FedExForum, al que se asomaba el hotel de los angelinos, como parte de la animación de una jornada de baloncesto de College a la que siguió un 108-109 casi milagroso para los Lakers ante unos Grizzlies con camisetas y pista retro que homenajeaban a sus años en Vancouver ahora que la franquicia cumple un cuarto de siglo.

Hay dos forma de verlo: es lógico pensar que las derrotas van a llegar para los angelinos pronto si juegan igual de mal que en Memphis. El lunes visitan a unos Spurs necesitados de alegrías y el miércoles, en víspera de Acción de Gracias, terminan mini gira a domicilio con el primer partido de Anthony Davis e Nueva Orleans. De sus últimas cinco victorias, cuatro han llegado por un +11 total. Por los pelos y con un calendario amable en el que, eso sí, están funcionando como un martillo: 10-0 contra equipos con balance por debajo del 50%. La otra forma de verlo, claro, es que este equipo ha aprendido a ganar muy pronto y lo hace por inercia, incluso en noches nefastas y en los clásicos back to back a domicilio que tanto se acusan en los balances de victorias. Contra unos Grizzlies jóvenes y motivados, que tienen en el armario a ese Andre Iguodala por el que ellos suspiran, los Lakers acumularon razones para perder. Jugaron un pésimo primer tiempo en el que estuvieron a punto de irse del partido (40-25, 53-39...). Su defensa exterior fue una caricatura con muchos minutos de Rondo y sin Avery Bradley (cuya ausencia se está notando mucho) y un Alex Caruso que tampoco jugó esta vez. Cogieron menos rebotes, repartireron nueve asistencias menos, anotaron menos en la pintura y en transición, sacaron menos partido a las pérdidas del rival... e incluso así ganaron. Y lo hicieron a pesar de encajar un 11-0 en el último cuarto, cuando parecía que habían domado el choque: de 87-94 a 98-94. Con 105-100 y menos de tres minutos por jugar, Ja Morant, el número 2 del último draft, falló un triple que pudo coronar su gran partido (26 puntos, 6 asistencias, 5 robos). Y los Lakers enlazaron un 0-9 (105-109) con una canasta de LeBron y cinco puntos de Anthony Davis (triple y rebote de ataque decisivo tras fallo del propio LeBron). Los Grizzlies ya no pudieron hacer nada, aunque una pérdida tonta de Kuzma y otro fallo de LeBron les dejaron alguna opción final. Nada.

Derrota de juventud para unos Grizzlies con buena pinta pero, claro, mucho camino por recorrer. Morant y Jaren Jackson Jr (20 puntos, 7 rebotes, 4 triples), son una excelente pareja fundacional, y Brandon Clarke (8 puntos, 11 rebotes) y Dillon Brooks (12 puntos), buenos complementos. Un proyecto en pañales pero con mucho vuelo que no pudo darse una alegría de sábado noche ante unos Lakers bajo mínimos pero con un incuestionable ánimo ganador. Davis apareció al final (22 puntos, 3/6 en triples), con puntos decisivos y otra actuación defensiva extraordinaria (3 robos, 5 tapones). LeBron jugó casi 40 minutos, no fue a la línea de tiros libres y falló mucho (2/9 en triples) para acabar en 30+6+4. Caldwell-Pope sumó 12 puntos y fue importante para reenganchar a un equipo que se caía a pedazos, y Dwight Howard volvió a dejarse notar con trabajo sucio de resultado obvio en los minutos decisivos. Y así, con una defensa que echó de menos a Bradley y Caruso y un ataque resacoso, también ganaron unos Lakers que están 14-2, son el mejor equipo de la NBA y han igualado el segundo mejor inicio de su historia tras 16 partidos, solo por detrás del 13-1 de la temporada 2001-02. Y le han brindado a LeBron su mejor arranque, por delante ya del 13-3 de los Cavaliers que defenian anillo en la 2016-17. Enlazan siete victorias por segunda vez ya en la temporada y miran al futuro con mucho optimismo. Aunque, con un domingo de descanso que más les vale aprovechar, tendrán que jugar mejor en San Antonio mañana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.