Anteto y los Bucks sigue a los suyo: paliza y mejor récord de la NBA

La noche y el día. Es lo que se vio la pasada madrugada el Milwaukee. Los Bucks consiguieron su 12ª victoria consecutiva, la 18ª de la temporada y el mejor récord de la NBA por encima de los Lakers. Los Knicks por su parte suman su séptima derrota seguida, se hunden en lo más bajo de la clasificación y solo han ganado 21 de los últimos 103 partidos disputados. Una cifra ignominiosa que demuestra la deriva que lleva una franquicia que se quedó sin agentes libres importantes en verano y que navega sin rumbo por una Liga en la que hace mucho que no compiten.

Antetokoumpo puede ser, en estos momentos, el máximo candidato al MVP de la temporada. Por nivel individual y por récord del equipo. Está luchando por su segundo galardón consecutivo con LeBron James, su homólogo en el Oeste. Y con Luka Doncic y James Harden, otros dos jugadores que están cuajando actuaciones memorables pero cuyos récords están todavía lejos del de los Bucks. El griego, líder absoluto de los suyos, se está superando prácticamente en todas las categorías estadísticas respecto al año pasado y está en 30 puntos, 15 rebotes y 6 asistencias de promedio con más de un robo y un tapón por noche. Está tirando más (20 lanzamientos por noche por los 17 que hacía el año pasado) y con un espectacular 56% en tiros, mientras ha mejorado en triples (del 25 al 28%) un arma en la que todavía tiene que mejorar si quiere convertirse en una verdadera amenaza desde el exterior.

Ante los Knicks, más de lo mismo: 29 puntos con 15 rebotes y 3 asistencias (solo 2 pérdidas). Anotó 10 de 14 en tiros de campo (por encima del 70%) y 3 de 4 en triples, una cifra excelente para él. Y +25 con él en pista. Y todo eso en apenas 22 minutos. Nadie conseguía números así desde Len Chappell en 1967.  El póster que le hizo a Julius Randle en el primer periodo dio buena muestra de lo que estaba por venir. Un partido sin historia que los locales manejaron de principio a fin. En el periodo inicial el marcador ya reflejaba una superioridad aplastante (33-15) y la tónica no varió en el resto del partido, en el que los locales fueron ampliando su ventaja sin oposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.