Sergio Scariolo deja el trabajo con la cantera

Sergio Scariolo, seleccionador nacional, ha traspasado los poderes que hasta el momento tenía en el baloncesto de formación de la FEB. Es una transición tranquila y no afecta en nada a su puesto como seleccionador, cargo para el que tiene contrato hasta los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020. La Federación Española de Baloncesto podría hacer el anuncio en los próximos días, pero la renuncia del italiano, hasta el momento director técnico de la FEB, se ha hecho cumpliendo una rutina continuista. Los nuevos equipos técnicos de trabajo están elegidos en perfecta sintonía entre Garbajosa y Scariolo; los manuales de trabajo están redactados y será la FEB quien haga públicos los cambios. Hasta la renuncia de Scariolo a continuar con el trabajo de cantera, él era el jefe. José Ignacio Hernández mantendrá su posición de director deportivo y habrá que ver cómo queda organizada la tricefalia que hasta ahora formaban Dani Sainz, David Soria y Alberto Lorenzo.

Los compromisos de Sergio Scariolo como asistente de los Raptors y como seleccionador español crecen, más en vísperas de los Juegos Olímpicos. Y el seleccionador más laureado de la historia de España (un Mundial, tres oros en Eurobaskets y dos medallas olímpicas) ha decidido dar un paso a un lado. El de Brescia le ha dedicado horas y horas a la cantera de la FEB, hasta convertirla en la niña de sus ojos, pero ha terminado exhausto y sin horas para su familia. Además, cree que queda en buenas manos. Aunque su contrato termine después de los Juegos de 2020 ("como Cenicienta, mi permiso caduca en Tokio", dijo en su última entrevista a AS después de ser campeón del mundo en Pekín), no hay que ver esta decisión como un primer paso para abandonar la Selección. A los Juegos acudirá con toda seguridad y con toda la ilusión del mundo después de las medallas que ya obtuvo en Londres y Río de Janeiro y la hazaña del Mundial de China.

Continuidad en la Selección

Eso sí, pese a que la relación entre Garbajosa y Scariolo es inmejorable, la continuidad del entrenador de Brescia no es sencilla. A sus 58 años, tendrá que hacer pesar muchas variables antes de tomar una decisión. La FEB quiere que continúe, pero él le dará mucha importancia a la opinión de su familia a la hora de decidir. Ya después de los Juegos de Londres, en 2012, decidió dejar el cargo de seleccionador para centrarse en su trabajo en el Armani Milán y hacerle un hueco a su entorno familiar. Garbajosa confía, no obstante, en sus dotes de persuasión. Ya salió triunfador cuando, después del lío en la Selección de fútbol con la marcha de Lopetegui, decidió que Scariolo compatibilizase su trabajo en la FEB con los Raptors. El resultado ha sido nada menos que un campeonato del mundo.

La decisión de Scariolo llega después de un verano mágico para la base, con el oro de la Sub-16 de Daniel Miret en Udine; el oro de la ­Sub-18 de Garuba y, sobre todo, Aldama como gran sensación; y la plata de la ­Sub-20 de Alocén y Sergi Martínez en Israel. Más que los resultados, que pueden llegar o no, la directriz en la FEB es que no se caiga una sola hoja del libro de estilo que Scariolo había implementado en 2017. Desde su cargo de seleccionador le seguirán pidiendo consejo.

El libro de estilo de la FEB

Antes de irse, Scariolo se ha asegurado de que los relevos garanticen la continuidad de un nuevo libro de estilo de la FEB que unifica metodología: organización, entrenamientos y principios de juego armónicos que, con la flexibilidad que exige cada cambio de categoría, vertebran el sentimiento de pertenencia de la "familia".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.