Gobert maniata a los Bulls y sueña con volver a Chicago

Utah Jazz ganó esta madrugada en Chicago (98-102) y hundió un poquito más si cabe a los Bulls, que con Jim Boylen en el banquillo son un auténtico desastre. Con una plantilla de sobrado nivel para disputar los playoffs, la franquicia de Illinois se encuentra en la décima posición del Este a dos partidos y medio de Orlando Magic, octavos en la Conferencia. Ni las exhibiciones anotadoras de Zach LaVine (hoy, 26 puntos con un horrible 3 de 11 desde el triple) ni el despertar de Lauri Markkanen (18 tantos y 8 rebotes) ni la aparente progresión de Wendell Carter Jr (18 y 13) sirven para mantener un constante crecimiento este curso.

Los Bulls sumaron su segunda derrota seguida frente a unos Jazz que sí que están asentados en los puestos de lucha por el título. Son sextos con un balance de 22 triunfos y 12 derrotas y mucho margen de seguridad: Portland Trail Blazers, noveno, se encuentra a ocho partidos de distancia. Una estabilidad marcada por el trabajo de, entro otros, Rudy Gobert. El francés fue fundamental en Chicago. Acabó con 17 puntos y 12 rebotes y limitó a la ofensiva de los Bulls en la recta final del duelo. En los últimos 22 minutos, el pívot jugó un papel clave para que su rival solo acertara el 28,3% de sus lanzamientos. Además, también castigó el aro de United Center con cuatro mates tras el descanso.

Una habilidad que le ha permitido ser nombrado mejor defensor de la NBA las dos últimas temporadas de manera consecutiva… pero no para acudir al All Star Game, un objetivo que aún tiene entre ceja y ceja: “Lo es, por supuesto, pero el principal es seguir ganando y mejorando”, dijo a la ESPN. El pasado año se quedó fuera (se sintió “desairado” como el mismo confesó) y, por el momento, los aficionados no parecen darle su apoyo: no está entre los diez primeros frontcourts del Oeste. El francés confía en compañeros y periodistas para regresar a Illinois a mitad de febrero. Si no lo logra continuará en la trágica lista de mejores defensores de la Liga sin presencia en el Partido de las Estrellas junto a Marcus Camby y Michael Cooper.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.