Respiran los Lakers: Davis no tiene nada y viajará a Dallas

Faltaban 2:45 para acabar el tercer cuarto y el Staples Center contuvo la respiración. Anthony Davis se quedaba en el suelo retorciéndose de dolor tras su caída en un intento de taponar a Julius Randle. Cayó con todo el peso de su cuerpo sobre la zona del coxis y tuvieron que atenderle durante unos minutos para acabar llevándoselo con claros síntoma de dolor. La posibilidad de una rotura en algún hueso simplemente helaba la sangre a los aficionados angelinos. Perder a Davis durante un largo periodo sería letal para las ambiciones de su equipo.

Por suerte todo parece haber quedado en un susto. De momento le han hecho una radiografía y se ha descartado que haya rotura en el coxis, donde sí se le puede observar un gran moratón, según explicaba después Frank Vogel. El jugador ahora mismo está dolorido aunque parece haber evitado males mayores. Algo que se ha confirmado a través de Shams Charania, que ha revelado que las pruebas no muestran nada grave. 

Tras conocer los resultados, los Lakers han rectificado, cambiando la decisión inicial de que el ala-pívot no dispute los dos próximos partidos: Davis viajará tanto a Dallas como a Oklahoma, por lo que podría enfrentarse a Luka Doncic en el que será el cuarto enfrentamiento de los angelinos como los Mavericks en la presente campaña (2-1 para LA). También irá a los Thunder, donde, si el equipo lo decide, podrá ayudar a los suyos ante una de las franquicias más en forma de la competición (10 victorias en los últimos 12 partidos). En cualquier caso, los Lakers tienen margen de error, con una ventaja de 4,5 partidos con el segundo clasificado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.