Sigue el milagro de Morant y sus Grizzlies: siete seguidas ya

Sigue la temporada de ensueño de Memphis Grizzlies, un equipo que se reconstruye de la mejor manera posible: divirtiéndose, compitiendo cada noche... y ganando mucho más de lo previsto. Después de estar 6-16 tras los primeros 22 partidos, tienen ya cerca el 50% de victorias (20-22), la mejor racha abierta de la liga (siete seguidas: increíble) y el octavo puesto del Oeste, ahora mismo en puestos de playoffs por delante de Blazers, Spurs, Kings...

Una ventaja de dos partidos que es minúscula con todo lo que queda por delante pero que ha puesto a los Grizzlies en todas las conversaciones, una de las grandes historias de la temporada. Tras los años del grit and grind (Mike Conley, Tony Allen, Zach Randolph, Marc Gasol...) llega una nueva ola cuyos protagonistas empiezan a ser conocidos hasta por los aficionados más circunstanciales: Dillon Brooks, Jaren Jackson Jr, Brandon Clarke... y Ja Morant, claro. El base, que tiene casi, casi amarrado ya el premio de Rookie del Año, lució su número 2 frente al 5, otro base, Darius Garland. Y terminó con 16 puntos, 5 rebotes y 8 asistencias por el mucho menor 11+6 asistencias del de los Cavs, que en todo caso ha mostrado brotes verdes ya tras un mal inicio de carrera NBA.

Esa séptima victoria seguida llegó ante los Cavaliers (113-109) en un partido más interesante de lo previsto, en el que los Grizzlies (ante más de 17.000 personas en el FedExForum pese a la visita de un rival muy menor, excelente noticia) se enredaron en el primer tiempo, donde llegaron a perder por nueve, se escaparon en el tercer cuarto (38-20 de parcial) y tuvieron 21 puntos de ventaja (97-76) en el inicio del último, que cerraron con más de dos minutos sin anotar (desde el 113-101) que casi les pega un susto. A base de coger rebotes y defender los triples de Kevin Love, evitaron el sobresalto final y volvieron a ganar, esta vez gracias a ese estirón tras el descanso, que comenzó con buenas asistencias de Morant y siguió con los puntos de Brooks (26). Valanciunas, una roca, acabó con solo 8 puntos pero con 18 rebotes, 4 asistencias y 4 tapones. Clarke sumó 15 puntos y Jaren Jackson, un asunto en el que tiene que ir mejorando cuanto antes, volvió a cargarse muy rápido de faltas.

Con Tristan Thompson expulsado, Kevin Love sumó 19 puntos y 9 rebotes para los Cavs, liderados por Collin Sexton (28 puntos, 6 asistencias). El equipo de Beilein, cansado en gira por el Oeste) cumplió al menos con un buen nivel competitivo en la primera parte y una reacción orgullosa en los últimos minutos, cuando parecía que podía ser barrido. Pero a día de hoy está muy por detrás de unos Grizzlies también en reconstrucción pero que dieron en el clavo en el último draft con Clarke y el extraordinario Morant. Y así dan zancadas hacia el futuro y por ahora, y veremos hasta cuándo, hacia los próximos playoffs. Si no se desfondan y sacan el billete, sería una de las grandes sorpresa de la temporada. En eso están.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.