Sigue el descalabro de Kings y Blazers en la Conferencia Oeste

Se puede dar por hecho, salvo cataclismo con las lesiones o desgracia imprevista, y es mucho dar por hecho a la espera de ver qué deparan estas últimas semanas de mercado invernal (en las que se van a mover cosas, seguro), que Lakers, Nuggets, Clippers, Jazz, Rockets y Mavericks estarán en los playoffs del Oeste. Son seis plazas casi ocupadas ya, con otra que cada vez tiene más pinta de que será para los Thunder... con un asterisco importante porque el equipo de OKC es uno de los que puede meterse en movimientos de plantilla sísmicos.

Ahora mismo, los Thunder tienen cinco partidos y medio de ventaja sobre el noveno puesto, una zona en la que nadie parece además tener demasiadas ganas de pisar a fondo el acelerador. Lo más soprendente es que octavo y noveno son ahora Memphis Grizzlies y Phoenix Suns, dos invitados con los que pocos contaban pero que amenazan con colarse definitivamente en la fiesta si siguen sin estabilizarse los Spurs y si siguen hundiéndose Blazers, Wolves y Kings. Hasta los Pelicans, desde atrás pero al alza, podrían tener sus opciones por delante de alguno de estos citados... sobre todo, ahora mismo, Blazers y Kings.

Los primeros siguen siendo una opción porque tienen el talento: Damian Lillard, CJ McCollum... y en algún momento, porque en teoría volverá esta temporada, Jusuf Nurkic. Pero cada vez es menos descartable que el vigente finalista del Oeste esté metido en un annus horribilis que vaya a sacarle definitivamente de los playoffs. Tras perder contra los Mavericks, se estrelló también en OKC (119-106), dos partidos en los que podrían haber cambiado la tendencia de una temporada en la que están 18-26 con un 9-16 a domicilio. Claro que, en realidad, su situación era límite: con Lillard (34 puntos, 6 asistencias) enfermo, sin CJ McCollum por un esguince de tobillo, sin los traspasados Bazemore y Tolliver y también sin tener disponibles todavía a los recibidos en el trade (Trevor Ariza a la cabeza)... Con solo ocho jugadores disponibles, los Blazers no pudieron hurgar en la herida de unos Thunder que habían sufrido derrotas feas contra Raptors, Lakers y Heat.

Con dudas y sin Gallinari, a los Thunder les vino de maravilla recibir a un rival en situación tan precaria. Chris Paul (30 puntos, 7 asistencias, solo una pérdida) se encargó de que esta vez los Thunder no se descolgaran y dirigió el ataque de tres guards que tan bien está funcionando: Gilgeous-Alexander acabó con 22 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias y Schroder con 15+3+4. Los Thunder son, ahora mismo, un equipo mucho más fiable y compacto que unos Blazers sin impulso y con un Carmelo Anthony que esta vez se quedó en 9 puntos con un 4/13 en tiros. Gary Trent Jr anotó 30 y acompañó como pudo a Lillard, pero no fue suficiente.

Y si la situación de los Blazers es mala... la de los Kings es calamitosa, aplastados (123-101) por unos Jazz (29-13) que retomaron la senda de la victoria tras dejar en Nueva Orleans su racha de victorias en diez. En todo caso, han ganado 16 de 18 y recuperaron en este partido cómodo a Mike Conley, que se había perdido 19 de los 20 últimos y cuya integración es el gran reto del equipo de Quin Snyder, impulsado por su ataque ultra eficiente en un partido que dominó de cabo a rabo: 30 puntos con 6 triples de Bojan Bogdanovic, 28 con 15 rebotes de Rudy Gobert, 22 de Donovan Mitchell, 20 de Jordan Clarkson...

Los Kings se hunden: 15-27, 13 derrotas en 16 partidos y penúltimo puesto ya del Oeste, a cinco partidos del octavo. Salvo resurrección milagrosa, una distancia que empieza a parecer insalvable y que deja el equipo californiano al borde del fracaso estrepitoso en una temporada que comenzó con buenos presagios y la promesa de pelear por meterse en playoffs por primera vez desde 2006. Pero las cosas no marchan y Luke Walton no solo sigue sin encontrar un estilo para el equipo sino que parece a punto de perder al vestuario. Después de esta derrota contestó así a la pregunta sobre el bajo nivel de intensidad física de su equipo: "No sé, habrá que preguntar a los jugadores...". A la espera de recibir a Bazemore y Tolliver tras el trade con los Blazers, Fox anotó 21 puntos y Bagley 17 para unos Kings insípidos y desorganizados que siguen dando pasos firmes hacia el más absoluto de los desastres.

Los Warriors rompen su mala racha

En la Bahía, mientras y con menos drama, los Warriors dejaron en diez su racha de derrotas seguidas tras imponerse (109-95) a unos Magic que jugaron un partido nefasto en una gira por el Oeste en la que sorprendieron a los Lakers en el Staples Center. En una versión muy distinta de casi todos salvo Markelle Fultz (23 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias), los de Florida perdieron ante un rival que estaba en su peor racha de resultados en casi 18 años y que jugaba plagado de bajas, esta vez también sin Draymond Green. Pero que compitió con energía y sumó su décima victoria de la temporada (10-34).

Brilló D'Angelo Russell incluso en un mal día en el tiro (26 puntos, 12 asistencias) y brillaron los rookies, Eric Paschall (20 puntos, 9 rebotes) y Jordan Poole (21 puntos). En un año de transición en el que cada victoria cuesta un mundo, los Warriors saborearon a lo grande el fin de su mala racha a costa de unos Magic que saben ser un equipo competitivo pero que acaban teniendo, por desgracia, demasiadas noches como esta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.