La carrera de Parsons, en peligro tras un duro accidente de tráfico

Chandler Parsons sufrió un accidente de coche el pasado miércoles. Volvía de entrenar y se cruzó en su camino un conductor bebido que se estrelló contra su vehículo (y el de otra persona más). El hombre fue detenido tras dar positivo en la prueba de alcoholemia, pero lo peor se ha conocido hoy. A pesar de que en un principio los Atlanta Hawks, el equipo de Parsons, informó de que sufría una conmoción cerebral y un latigazo cervical. Ahora sabemos que las consecuencias pueden ser mucho peores.

Morgan & Morgan, el bufete de abogados que ha contratado el jugador para presentarse como acusación en el caso, ha sacado un comunicado muy preocupante sobre el estado de salud del alero. "Chandler estaba en una condición física máxima en el momento del accidente. Ahora está trabajando con un equipo de médicos para recuperar su salud, y en este momento, su capacidad para volver a jugar no está clara. Nuestro enfoque en este momento es ayudarle a recuperarse por completo, mientras también trabajamos para que las partes responsables en este asunto sean juzgadas". Y añaden las dolencias que sufre exactamente: "Sufrió múltiples lesiones graves y permanentes, incluida un trauma cerebral, una hernia discal y una rotura en la zona del hombro".

En el comunicado, compartido en Twitter por el periodista de Yahoo Chris Haynes, se habla claramente de que "su carrera puede haber llegado a su fin". Sería un golpe durísimo para un jugador que no ha tenido precisamente buena suerte. Después de destacar en sus primeros años en la Liga, primero en Houston y después en Dallas, una lesión de menisco en 2016 no le ha dejado rendir nunca más al mismo nivel. En mitad de esa pesadilla logró firmar un lucrativo contrato con los Memphis Girzzlies de 94 millones por cuatro años que siempre ha estado muy lejos de convertir en rentable para sus equipos y que finaliza esta temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.