La NBA apunta a España

El decenio que acaba de comenzar puede traer un hecho histórico para el baloncesto en nuestro país. Si los planes de la NBA se cumplen se podría ver el primer partido oficial de la mejor liga del mundo en suelo español. Así lo ha confirmado Adam Silver, comisionado de la competición, en un acto previo al partido que hoy se jugará en París entre los Charlotte Hornets y los Milwaukee Bucks. El máximo mandatario aprovechó para asegurar que la capital francesa repetirá en 2021 y puede que algún año más, pero que ya están pensando en buscar nuevas sedes a lo largo del Viejo Continente.

“Cualquier ciudad de Europa querría tener este partido”, afirmaba Silver, quien señalaba directamente a tres países: “Cuando piensas en ciudades de baloncesto piensas en España, Italia y Alemania, nuestros tres mercados más relevantes junto a Francia y Reino Unido”. Estas palabras, puestas en boca de Silver, se pueden considerar algo más que un indicativo de por donde van los tiros. Ralph Rivera, director general de NBA Europa y Oriente Medio, ya apuntaba a esta posibilidad en varias entrevistas concedidas en las últimas semanas: “No buscamos estar nueve años en el mismo lugar como ha pasado con Londres. La idea es llevar a cabo una rotación de ciudades”.

El primer partido de liga regular jugado en Europa fue en Londres en 2011. Desde entonces la capital británica repitió cada año hasta enero de 2019. La cita de este viernes de París es la primera fuera de Reino Unido, algo que también explicó Silver: “No hay una falta de popularidad en Londres, era el momento de moverse. Hubo un largo periodo en el que el pabellón de París estaba en renovación, por lo que después ha tenido que ir recuperando poco a poco su calendario de eventos. Esto provocó un overbooking que retrasó nuestra llegada varios años”. Es decir, que la idea de cambiar de sede viene de lejos. Pero, ¿por qué esperar a que el Bercy de París estuviese libre y no probar en otra ciudad europea?

Adam Silver ya ha contestado a preguntas similares cada vez que le sacan el tema de una posible expansión de la Liga con una Conferencia Europea. Uno de los mayores impedimentos que ve la NBA es el de los pabellones. Según ellos, sólo el O2 de Londres, el París-Bercy y el Mercedes-Benz Arena de Berlín tienen la capacidad de replicar al 100% un partido de NBA. Pero esas supuestas deficiencias se respondían más en el contexto de ser sedes de una franquicia que jugase los 82 partidos de temporada regular que en lo que se refiere a acoger un encuentro al año. Y por las recientes declaraciones de Silver y Rivera la Liga estadounidense puede estar dispuesta a abrir un poco la mano en cuanto a sus exigencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.