Sospechosos habituales: sexto acto

Por Aris Barkas/ barkas@eurohoops.net

La tasa de criminalidad en las canchas del viejo continente sigue creciendo impetuosamente, las esperanzas de los equipos locales de ganar sus partidos fueron destrozadas debido a unos estallidos de criminales reconocidos, mientras que personas inocentes sólo pudieron presenciar desquiciados lo ocurrido. La afición local se quedó desesperada, mientras que unos ladrones despiadados andan sueltos, listos para golpear de nuevo en cualquier momento dado. Ten cuidado y esté preparado, porque tu equipo puede ser la próxima víctima.

Bobby Dixon: También conocido como Muhammad Ali y recientemente apodado como el estrangulador de Múnich. Anotó 16 de sus 25 puntos en el primer cuarto ayudando al Fenerbahce Estambul a conseguir una victoria fácil a domicilio sobre el FC Bayern de Múnich. Su actuación fue la clave para un primer cuarto de ensueño (30-10) lo que resultó más que suficiente para escabullirse con la victoria. Además, recogió 4 rebotes, repartió 5 asistencias, hizo 2 robo y 1 pérdida de balón – y sólo tardó 27 minutos en conseguirlo…

Ioannis Papapetrou: No dejes que su cara de niño te engañe. Es joven, pero letal, que hace sus pinitos como un criminal potencial, cambiando constantemente de identidad. Hijo de un pívot, Argiris, que jugó incluso en la selección nacional griega, es un prototipo de un alero pequeño. Sin embargo, en Zagreb jugó exclusivamente de cuatro, reemplazando a Giorgos Printezis. El resultado fue 16 puntos y 8 rebotes, ayudando a una plantilla cortada del Olympiacos a vencer al Cedevita Zagreb. Cuando lo veas, aléjate de él con paciencia ya que nunca se sabe qué esperar de él.

Luke Harangody: un expatriado estadounidense que residía en el inframundo de Boston. En la misma ciudad se conoció con el ejecutor turco Semih Erden, y posteriormente adquirió el gusto por Europa. Ahora ambos son parte de la misma pandilla. Visto por última vez en la Isla de Cerdeña, que robó el banco local haciendo su mejor partido en la Euroliga (26 puntos, 13 rebotes y 3 asistencias en la victoria del Darussafaka Dogus Estambul sobre el Dinamo Banco di Sardegna Sassari). Según fuentes policiales, a las autoridades les preocupa que su siguiente golpe podría ser aún mayor.

Malcolm Delaney: Uno de los sicarios más peligrosos de Europa. Su base de operaciones es el Mar Negro y más particular la ciudad de Krasnodar, pero se busca por un ataque en Atenas, Grecia. Según varios testigos oculares hizo algo impensable. ¡Anotó 20 puntos en tan sólo 5 minutos! Era un crescendo penal imprevisto, nadie tenía tiempo para reaccionar y luego simplemente se huyó con una victoria en cancha ajena del Lokomotiv Kuban Krasnodar sobre el Panathinaikos Atenas.

 Tyrese Rice: Se hizo famoso tras el atraco en la final de la Final Four 2014 en Milán. Sus tarjetas de visita son su estatura engañosa combinada con su rapidez. Aunque las desgracias así no suelen repetirse, resulta que sí que suelen. Esta vez el norteamericano lideró al Khimki Región de Moscú a una victoria a domicilio sobre el vigente campeón Real Madrid sumando 18 puntos y 8 asistencias. Tras un año de ausencia, debido a su decisión de permanecer en el radar de la Eurocup, ya está de vuelta y listo para más cosas. Así que sé extremadamente cuidadoso con él y con su nueva pandilla.

* Material gráfico: JPsportart

The post Sospechosos habituales: sexto acto appeared first on Eurohoops.